Puntos de control en las carreteras cubanas Foto © CiberCuba

Detienen a tres hombres en Cienfuegos que intentaban viajar a otra provincia para vender ajos y cebollas

Autoridades policiales cubanas detuvieron en Cienfuegos a tres personas que intentaron violar el cierre de las fronteras provinciales por el coronavirus para vender ajo y cebolla en Trinidad, Sancti Spíritus. 

Los hombres -un chofer y dos pasajeros- fueron detenidos en el municipio de Cruces y son acusados de ejercer actividad económica ilícita, según informó la jefatura del Ministerio del Interior al periódico oficialista 5 de Septiembre

También son imputados por otros cargos, entre ellos violación del cierre de las fronteras provinciales, "ejercer de modo ilegal como transportista, actividad por demás restringida en las actuales circunstancias, así como por la venta ilícita de los referidos alimentos", detalló la Policía. 

Los implicados intentaban llegar a Trinidad para comercializar ajo y cebolla. Como resultado del operativo policial, fue decomisada toda la mercancía que llevaban: 37 ristras y 20 'patas' de ajo, respectivamente; 82 ristras de cebolla colorada, 18 de cebolla blanca y una 'pata' de este mismo producto.

Las autoridades cienfuegueras indicaron que también están sancionando a los llamados “coleros”, personas que duermen en las tiendas y puntos de venta en divisas, para luego vender los turnos de la cola, una actividad rentable en los momentos de escasez que atraviesa Cuba.

En las últimas semanas se han aplicado 15 multas por el Decreto Ley 141 -1- k; y 11 por el 141-5-b a estas personas, aseguraron. 

Desde mediados del mes de abril las provincias cubanas cerraron sus fronteras para evitar la propagación del coronavirus, con lo que quedó prohibida la circulación interprovincial de vehículos y pasajeros, a excepción del transporte para actividades económicas. 

Las medidas comenzaron en las inmediaciones de zonas turísticas como Trinidad, donde se detectaron los primeros casos de coronavirus en Cuba, en tres turistas italianos. 

Sin embargo, la crisis económica que aqueja a todas las regiones de Cuba y la escasez ha obligado a ciudadanos cubanos a arriesgarse para vender productos -esencialmente agrícolas- y recaudar algún dinero.

En este contexto, los medios de la prensa oficialista cubana se hacen eco de arrestos y decomiso de mercancías a presuntos infractores, y aclaran que los productos incautados son destinados a alimentar a las personas que permanecen en los centros de aislamiento por el coronavirus.

Recientemente se publicó un operativo policial ejecutado en la provincia de Las Tunas, que resultó en el arresto de un chofer y su ayudante, y decomisos de mercancías agrícolas.  

Los presuntos autores principales de los hechos usaron un medio de transporte estatal para descargar ilegalmente los productos agrícolas en un domicilio particular en el centro de la ciudad de Las Tunas.

Otro reportaje mostró la confiscación de más de 70 libras de tomates y otros alimentos a un vendedor en Cienfuegos, que tenía en su poder 60 coles, 100 frutabombas, 20 libras de frijoles, 50 de arroz e igual cantidad de cebolla, 90 de boniato, 30 de ají cachucha, 25 de guayaba y más de 90 de pepino. 

El hombre también cargaba con 14 envases de jugo de limón, un porrón de cinco litros de ron, más de 50 cajas plásticas, 100 bolsas de nailon, 2 cuchillos y 2 pesas, una de ellas de las que destina el Ministerio de Salud Pública para pesar a los bebés en las consultas de pediatría.

De acuerdo con el MINSAP, este domingo la cifra de contagios por COVID-19 en la isla ascendió a 1.776, tras confirmarse otros 12 casos positivos. 

En La Habana se encuentra el mayor número de casos confirmados con un total de 8 pacientes. El resto de los diagnósticos corresponden a Bauta, Artemisa y a las cabeceras provinciales de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985