Aceite de maíz producido en Cuba Foto © ACN/Geidy Antón González

Producen por primera vez en Cuba aceite de maíz para cocinar

La Empresa Productora de Glucosa y Derivados del Maíz (GYDEMA) ha logrado extraer más de 200 litros de aceite de germen de maíz que, debidamente procesado y refinado, serviría para cocinar.

Rafael Moya Rodríguez, director de la entidad cienfueguera, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que el nuevo renglón “fue probado con éxitos para freír huevos y papas”.

Esta técnica es la primera vez que se realiza en Cuba y se encuentra en etapa de procesamiento. Se estima que “estará listo para su consumo a finales de junio y principio de julio”.

El ingeniero químico Femando Sarría Quesada -quien está al frente del proyecto de extracción y refinación de aceite de germen de maíz- precisó que a partir de las condiciones existentes en la fábrica, realizaron un primer acopio del material graso en la prensa del taller de maquinado, y comenzaron a fijar los parámetros.

Luego, en cooperación con la estación experimental de pastos y forrajes Indio Hatuey, de Matanzas, llevaron 160 kilogramos de germen de maíz, e hicieron una extracción que reportó un 33 % de rendimiento.

Sarría Quesada explicó que ya están "en el segundo proceso de refinación para lograr un producto comestible”.

Indicó que, con el volumen del grano que se muele en GYDEMA, se pueden alcanzar unas 221 toneladas de aceite crudo de germen, “que no resuelven un problema mayor, pero constituye una disponibilidad de ese renglón tan necesario”.

El aceite de germen de maíz también se utiliza en la cosmética, además de el germen extruido se puede utilizar en la formulación de pienso para la alimentación animal.

El proceso de refinación lleva cinco etapas, de las cuales afirman tener bien concebidas tres, y quedan dos fases por concluir, que prevén resolver este mes.

GYDEMA quiere montar una pequeña línea para procesar el aceite extraído in situ. Según estimados, el coste sería de 50 mil pesos en moneda nacional recurriendo a soluciones autóctonas, y sería una solución momentánea, porque los precios de las líneas industriales más baratas de refinación rondan los 180 mil dólares.

La extracción del producto se ha llevado a cabo en un proyecto llevado adelante por graduados de las universidades de Villa Clara y Cienfuegos.

Fundada en diciembre de 1979, GYDEMA es conocida popularmente como la Fábrica de Glucosa.

En medio de la dramática crisis alimentaria y de desabastecimiento que vive Cuba, el gobierno de la isla viene recurriendo a la innovación -como en este caso del aceite de maíz- o ha regresado a viejos conocidos, como el henequén, para solventar la escasez.

Recientemente fue noticia que una planta industrial cienfueguera comenzará a producir detergente a partir de las hojas de henequén, una iniciativa que remite a la crisis de los años 90, cuando en medio del Período Especial desaparecieron los productos de aseo en Cuba.

La Unidad Empresarial de Base Henequenera Francisco del Sol, ubicada en la comunidad costera de Juraguá, retomará la elaboración de un gel jabonoso para suplir el déficit de detergentes que se sufre en los hogares cubanos desde inicios de 2020.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985