Senado de EE.UU Foto © Wikipedia

Proyecto para segunda ronda de cheques por coronavirus en EE.UU. podría ser rechazado en el Senado

Un proyecto de ley por unos $3 billones de dólares presentado por representantes demócratas en Estados Unidos por la crisis del coronavirus podría desmoronarse ante un rechazo en el Senado, de mayoría republicana.

El plan anunciado en la Camara de Representantes contempla, principalmente, cerca de $1 billón para los gobiernos estatales y locales, una suma de $200,000 millones para los trabajadores esenciales que pueden haberse expuesto al contagio y una segunda ronda de 'cheques' de ayuda para algunas personas de hasta $6,000 por cada hogar.

También incluye un fondo de $175,000 millones para ayudas de viviendas y extender hasta enero los $600 adicionales que fueron aprobados en el paquete de estímulo por $2.2 billones a fines de marzo para las personas elegibles al subsidio por desempleo.

Con todo, la iniciativa se encuentra pendiente de voto el próximo viernes en la Cámara de Representantes, precisa un reporte del Washington Post.

Esto supone un choque con el criterio de elección, ya que el propio líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, catalogó la propuesta como “un enfoque errado”, mientras que las conversaciones bipartidistas se han visto estancadas, contrario a lo que sucediera con paquetes de ayuda aprobados anteriormente.

McConnell ha apostado por centrarse en ofrecer protecciones para los negocios, fabricantes de material protector esencial durante la inédita crisis de salud pública y proveedores de salud en el potencial escenario de que sean demandados por trabajadores.

Con una cifra de desempleo que sobrepasa los 30 millones de personas, el envío de un segundo 'cheque' ha resultado atractivo para las familias en el país en medio de la crisis sin precedentes expresada en el mercado laboral.

Solo en abril, la economía estadounidense perdió 20.5 millones de puestos de trabajo, algo que no se veía desde la Gran Depresión de 1929, hace poco menos de un siglo. La tasa de desempleo se disparó a casi un 15%, siendo los hispanos la población más afectada, pues para ellos ese porcentaje se empinó a un histórico 19%.

Tras varios días de discusiones entre republicanos y demócratas, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó a finales de abril pasado, una ley que proporcionaría un paquete de 484 mil millones de dólares en ayuda adicional contra la crisis por el coronavirus.

El mismo establecía $370 mil millones en fondos para ayudar a las pequeñas empresas a mantener a sus empleados en nómina mientras permanecen cerradas por la pandemia originada en la ciudad china de Wuhan. Ese programa agotó los $349 mil millones originalmente previstos la semana pasada.

“Se reservarán $ 30 mil millones para pequeñas instituciones financieras, incluidas aquellas que sirven a comunidades minoritarias y en dificultades, extendiendo un alivio vital a miles de propietarios de pequeñas empresas afroamericanas e hispanas y sus empleados”, explicó Trump.

“Bajo la ley de cuidados, estamos enviando pagos directos a millones de trabajadores estadounidenses, más de 80 millones de estadounidenses ya han recibido sus pagos: $ 3,400 para una familia típica de cuatro. El Departamento del Tesoro me está enviando una carta que incluirá el monto, el pago de impacto económico, cómo llegará, así como un mensaje a la nación que le permite a cada estadounidense que no estemos superando este desafío juntos como una familia estadounidense. Eso es lo que ha estado sucediendo. Todo el mundo nos está mirando”, afirmó el presidente.

Entretanto, los números de la COVID-19 siguen en aumento en Estados Unidos, que ya cuenta este martes 1.344.512 personas contagiadas con el nuevo coronavirus y más de 81.000 fallecidos, lo cual convierte a la nación norteamericana en el país más afectado por la pandemia a escala mundial

Washington ha insistido en responsabilizar a China por la debacle internacional que ha resultado de la propagación del brote. En particular, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha señalado a la administración del país asiático culpándola por los cientos de miles de muertes que se reportan globalmente.

"Lo sabían. China podría haber evitado la muerte de cientos de miles de personas en todo el mundo. China podría haberle ahorrado al mundo la caída en trastornos económicos", dijo Pompeo en una conferencia de prensa del Departamento de Estado el pasado 6 de mayo.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.