Donald Trump Foto © Wikimedia Commons

Prestigiosa revista científica acusa a Trump de anular el sistema de salud pública de EE.UU.

La revista científica británica The Lancet calificó de inconsistente la respuesta del presidente Donald Trump a la pandemia de coronavirus, acusándolo de haber anulado el sistema público de salud, en un editorial publicado este fin de semana.

The Lancet precisa que la cifra de casos en Estados Unidos se acerca a los 1,5 millones de pacientes y a los 86 mil fallecidos y que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), “la agencia insignia de la salud pública del país”, se han convertido en “un asesor ineficaz para contener la expansión del virus”.

“¿Cómo una agencia que fue el primer punto de contacto para muchas autoridades nacionales de salud que enfrentaban una amenaza de salud pública se volvió tan mal preparada para proteger la salud pública?”, se pregunta la revista.

La prestigiosa publicación médica recuerda que los CDC, fundados en 1946, fueron durante años un pilar nacional de salud pública y se ganaron el respeto a nivel mundial gracias a su aporte para descubrir nuevos virus y desarrollar pruebas para detectarlos, además de su labor de capacitación a epidemiólogos en el país y el extranjero.

“Sin embargo, el financiamiento a los CDC durante mucho tiempo ha estado sujeto a políticas conservadoras que han erosionado cada vez más la capacidad de la agencia para organizar respuestas de salud pública efectivas y basadas en evidencia”, recalca el texto.

The Lancet acusa a Trump de haber reducido la capacidad de los CDC para combatir las enfermedades infecciosas y cuestionado sus pautas de actuación.

“Estas acciones han socavado el liderazgo de los CDC y su trabajo durante la pandemia de COVID-19”, afirma.

El editorial plantea también que los CDC cometieron errores, sobre todo al inicio de la pandemia. “Estados Unidos aún no puede proporcionar la infraestructura básica de vigilancia o pruebas de laboratorio necesarias para combatir” el coronavirus.

“Pero castigar a la agencia”, no debe ser la solución, cuestiona.

“La administración está obsesionada con los remedios mágicos: vacunas, medicamentos nuevos o la esperanza de que el virus simplemente desaparezca. Pero solo una firme dependencia de los principios básicos de salud pública, como la prueba, el rastreo y el aislamiento, hará que la emergencia llegue a su fin, y esto requiere una agencia nacional de salud pública efectiva. Los CDC necesitan un director que pueda proporcionar liderazgo sin la amenaza de ser silenciado y que tenga la capacidad técnica para liderar el complicado esfuerzo de hoy”, subraya The Lancet.

“Se necesita un CDC fuerte para responder a las amenazas a la salud pública, tanto nacionales como internacionales, y para ayudar a prevenir la próxima pandemia inevitable. Los estadounidenses deben poner un presidente en la Casa Blanca en enero de 2021, que comprenda que la salud pública no debe guiarse por la política partidista”, concluye el texto.

La gestión de Donald Trump ante el coronavirus ha estado plagada de críticas y polémicas. El mandatario llegó incluso a sugerir que “inyectar desinfectante” o aplicar una “luz solar” en el cuerpo humano podrían ser efectivos para tratar el virus, una idea que puso en tensión a la comunidad médica.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985