Fiesta masiva en DeLand, Florida. Foto © Captura de vídeo

La Policía pone fin a una fiesta masiva en plena calle en Florida

La policía de DeLand, en el centro de Florida, puso fin a una masiva fiesta en que se congregaron más de 1.500 personas sin cumplir los protocolos de distanciamiento social establecidos para frenar la propagación del coronavirus.

Sin que los involucrados tampoco usaran máscaras, la fiesta aconteció en plena calle, bloqueando el tráfico. El incidente además terminó en hechos de violencia y arrestos, explicaron el lunes algunos medios locales.

En videos de la Oficina del Alguacil del Condado de Volusia se puede apreciar la multitud de personas festejando al lado de sus vehículos y la reacción que tuvieron cuando se presentó la policía al lugar, lanzándoles objetos y botellas de vidrio a los oficiales.

Las autoridades de Volusia, al norte de Orlando, calificaron a estas actividades de “peligrosas, sin sentido y vergonzosas” en medio de la pandemia del coronavirus. Asimismo, la policía de DeLand señaló que durante el fin de semana por lo menos 3.000 personas hicieron varias fiestas en honor a un afroamericano que fue asesinado hace diez años, indica una nota de la agencia EFE.

En esta que participaron 1500 personas fueron arrestados dos jóvenes de 27 y 37 años, por posesión de un arma de fuego y municiones, resistirse al arresto e incitar a disturbios, además de presentar antecedentes como convictos.

El alguacil del condado de Volusia, Mike Chitwood, dijo que la intervención de la policía no tuvo que ver con el color de la piel de los participantes, que en su gran mayoría eran afroamericanos.

“Se trata de la seguridad pública”, subrayó Chitwood.

El estado comenzó su fase 1 de la reapertura económica a inicios de mayo, anunciando que los negocios locales podrían abrir con una capacidad limitada al 25 % en el interior y manteniendo una distancia, en el caso de los restaurantes, de unos 6 pies o dos metros entre las mesas.

Desde días antes, las autoridades insistían en la necesidad de respetar las normas de distanciamiento social al interior de los establecimientos y en todo momento evitar las aglomeraciones, a fin de contener la expansión del brote.

En esta primera fase se comunicó que continuarían cerradas las escuelas, bares, gimnasios y servicios personales, según el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

“Recuperaremos a Florida utilizando un enfoque que sea seguro, inteligente y paso a paso. Tenemos que centrarnos en los hechos y no en el miedo”, apuntó entonces DeSantis.

El condado de Miami-Dade, el más afectado por la pandemia del coronavirus, con un acumulado de 15.942 casos confirmados y 578 muertes, puso en marcha la primera fase de reapertura el lunes, a excepción de las ciudades de Hialeah, Miami, Miami Beach y Miami Gardens, que lo harán escalonadamente.

Estas cuatro ciudades comenzarán a reabrir el comercio minorista en unos días, y los restaurantes recibirán los primeros clientes una semana después de que lo haga el resto del condado. Los bares, discotecas, cines, teatros y playas seguirán cerrados porque no forman parte de la reapertura de la Fase 1.

Propietarios y clientes de varios negocios en el sur de la Florida celebraban la reapertura bajo las normas de higiene y distanciamiento social marcadas por el estado. Sin embargo, la afluencia de visitantes a los lugares abiertos se mantuvo más bien discreta, algo en parte achacable a la lluvia por estos días.

"Si bien seguimos avanzando hacia una nueva normalidad para restaurar nuestra vibrante economía, siempre continuaremos haciendo de la seguridad y la salud la máxima prioridad para todos los 2.8 millones de residentes del condado de Miami-Dade", dijo el alcalde del condado, Carlos Giménez, en conferencia de prensa el lunes.

Según los datos del Departamento de Salud de Florida, el estado presenta un total de 46.944 contagios y 2.052 muertes, además de 8.494 hospitalizados.

Por amplio margen, Estados Unidos encabeza la lista, al presentar un acumulado de 1.523.534 casos confirmados y 91.570 fallecidos por el brote originado en la ciudad china de Wuhan. De estos, 28.339 se han registrado solo en el estado de Nueva York, epicentro hoy del nuevo coronavirus en el país norteamericano.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985