Sitio de pruebas de coronavirus en Broward, Florida. Foto © Twitter / Ron DeSantis

Florida supera las 2 mil muertes por coronavirus

El estado de Florida superó este miércoles las 2.000 muertes por coronavirus, mientras que las autoridades locales reportan un acumulado de 47.471 casos confirmados y 8.681 personas hospitalizadas.

En total, el estado registra 2.096 fallecidos por el brote cuyo origen se identificó en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019, a la vez que el territorio acomete sus primeros pasos para la reapertura económica en medio de la crisis sanitaria.

De acuerdo con los datos del Departamento de Salud de Florida, una suma de 772.669 personas ha sido sometida a pruebas para diagnosticar el Sars-Cov-2, de las cuales 723.877 han arrojado resultados negativos, es decir, un discreto 6,1 por ciento de los que han sido examinados se anotan como contagios.

Los condados de Miami-Dade y Broward son los que más infectados registran. El primero cuenta 16.034 casos y 589 fallecidos, mientras que Broward informa de 6.407 positivos y 285 muertes. A estos dos territorios, le sigue con las mayores cifras del estado, Palm Beach, que acumula 4.776 contagiados y 291 decesos.

Del total de casos confirmados en Florida, 22.739 son hombres y 23.411, mujeres. Asimismo, el promedio de edad de los contagiados es de 53 años. A grandes rasgos, Estados Unidos, el país con mayores cifras de coronavirus en el mundo, por amplia diferencia, suma 1.547.353 de contagios y 93.119 muertes.

La crisis del coronavirus ha provocado el desempleo de más de 30 millones de personas en la nación norteamericana, un número sin precedentes en la historia del país. En consecuencia, varios grupos conservadores han presionado a Washington para comenzar a levantar restricciones y reactive la economía estadounidense, una de las más importantes a nivel global.

Múltiples negocios de Florida comenzaron a reabrir sus puertas en una paulatina vuelta a la normalidad, por decisión de las autoridades locales, dejando, en un comienzo, a Miami-Dade y Broward quedaron fuera del plan, debido a sus altas cifras.

“Si bien seguimos avanzando hacia una nueva normalidad para restaurar nuestra vibrante economía, siempre continuaremos haciendo de la seguridad y la salud la máxima prioridad para todos los 2.8 millones de residentes del condado de Miami-Dade”, dijo el alcalde del condado, Carlos Giménez, en conferencia de prensa matutina este lunes.

Desde el lunes 18 de mayo los condados de Miami-Dade y Broward fueron autorizados para acoger la Fase 1 de reapertura. Las ciudades de Hialeah y Miami, se encuentran entre las cinco más afectadas por la pérdida de puestos de trabajo en Estados Unidos.

Hialeah ha visto crecer el desempleo en 145.91 por ciento, y Miami, también en el condado de Miami-Dade, tiene 137.25 por ciento de incremento en el desempleo.

Algunos negocios han percibido una tremenda afluencia de público después de su reapertura, al igual que sucedió con el Casino Miccosukee el domingo, que recibió a sus visitantes en tropel aun imponiendo una serie de limitaciones y sin funcionar con la cantidad de servicios que presentaba antes de la pandemia.  

La Fase 1 de la reapertura económica que arrancó a inicios de mayo en parte del estado, permite que los negocios locales podrían abran con una capacidad limitada al 25 % en el interior y manteniendo una distancia, en el caso de los restaurantes, de unos 6 pies o dos metros entre las mesas.

Otros eventos más desafortunados han ocurrido esta semana, como un incidente en DeLand, en el centro de Florida, donde hubo una fiesta masiva con más de 1 500 personas en plena calle, que debió finalizar con la intervención de la policía local, no sin que se produjeran hechos violentos entre los asistentes y las autoridades.

En videos de la Oficina del Alguacil del Condado de Volusia se puede apreciar la multitud de personas festejando al lado de sus vehículos y la reacción que tuvieron cuando se presentó la policía al lugar, lanzándoles objetos y botellas de vidrio a los oficiales.

Como consecuencia, fueron arrestados dos jóvenes de 27 y 37 años, por posesión de un arma de fuego y municiones, resistirse al arresto e incitar a disturbios, además de presentar antecedentes de prisión.

Las autoridades de Volusia, al norte de Orlando, calificaron a estas actividades de “peligrosas, sin sentido y vergonzosas” en medio de la pandemia del coronavirus. Asimismo, la policía de DeLand señaló que durante el fin de semana por lo menos 3.000 personas hicieron varias fiestas en honor a un afroamericano que fue asesinado hace diez años.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985