Acople de la cápsula Foto © Captura de video de YouTube

Cápsula de SpaceX y la NASA se acopla con éxito a la Estación Espacial Internacional

La nave espacial Dragon Endeavour de SpaceX acaba de acoplarse con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), tras un lanzamiento en órbita que ocurrió el pasado sábado según lo planeado.

La cápsula lanzada en un cohete Falcon-9 desde el Centro Espacial Kennedy de Florida ascendió durante 19 horas hasta quedar suspendida justo debajo de la estación, desde donde comenzó el acoplamiento.

La maniobra terminó cuando la nave se posó en un puerto de atraque de la sección de proa de la estación, sin que los astronautas de la NASA a bordo, Doug Hurley y Bob Behnken, tuvieran que intervenir.

La NASA ha transmitido en directo todo el procedimiento en sus redes sociales.

Se confirmó que Hurley y Behnken durmieron durante su viaje y estaban preparados para desembarcar este domingo y unirse a la tripulación rusos-estadounidense que se encuentra en la EEI.

Antes de eso cumplieron con la tradición de los aviadores espaciales norteamericanos de ponerle un nombre a su nave, a la cual bautizaron como Endeavour.

Hurley se comunicó por radio con sus compañeros en la Tierra y reveló: “Hemos elegido Endeavour por algunas razones: una, debido al increíble esfuerzo que la NASA, SpaceX y Estados Unidos han realizado desde el final del programa de transbordadores en 2011”.

“La otra razón es un poco más personal para Bob y para mí. Ambos realizamos nuestras primeras misiones a bordo del transbordador Endeavour y eso significó mucho para nosotros”, añadió.

El transbordador Endeavour al que hizo referencia Hurley fue retirado en 2011 de la flota de la NASA. Se llamaba así en honor al barco de investigación en el que el explorador británico viajó a Australia en el siglo XVIII.

Esta es la primera misión espacial con astronautas de la NASA desde Estados Unidos en los últimos nueve años y la primera vez que astronautas de ese país viajan al espacio en una nave desarrollada y operada por una firma privada -SpaceX pertenece al magnate y emprendedor Elon Musk- y no por la NASA.

Con esta operación se pone fin también al monopolio de Rusia de vuelos tripulados a la Estación Espacial Internacional.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985