Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho. Foto © ICE

EE.UU ofrece recompensa de 5 millones de dólares por información para procesar a funcionario del régimen de Maduro

Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares a quien brinde información que conduzca al arresto y condena de un funcionario del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, por presuntos delitos de lavado de dinero y evasión de sanciones.

Las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Nueva York, indicaron que de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho es acusado de tener vínculos políticos, sociales y económicos profundos con múltiples presuntos narcotraficantes, incluyendo Tareck EI Aissami, nombrado en abril nuevo ministro de Petróleo.

Ramírez Camacho fue agregado a la lista de los más buscados después de una investigación fue realizada por la Fuerza de Tarea de Delitos Financieros de El Dorado de HSI Nueva York, puntualiza un informe del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU.

En la actualidad, Ramírez “se desempeña como superintendente de criptomonedas de Venezuela y ha sido acusado en el Distrito Sur de Nueva York por violaciones de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, la Ley Kingpin y otras sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los EE. UU”, expone el sitio.

Establecido por el Congreso en 2013, el programa de recompensas por delitos organizados transnacionales se define como una herramienta para ayudar al gobierno norteamericano a identificar y llevar ante la justicia a miembros de importantes organizaciones criminales transnacionales que amenazan la seguridad nacional.

Los delitos que destacan son el tráfico de personas, el lavado de dinero, el tráfico de armas y otros tipos de contrabando.

“El Dorado es el principal grupo de trabajo de investigación y ejecución financiera en el mundo, responsable de detectar, interrumpir y desmantelar las redes financieras criminales transnacionales al evitar su acceso a los sistemas financieros de los EE. UU. Y detener el flujo de sus fondos ilícitos a través de acusaciones, arrestos e incautaciones”, revela el portal.

HSI es una herramienta de investigación del Departamento de Seguridad Nacional creada para “combatir las organizaciones criminales que explotan ilegalmente los sistemas de viajes, comercio, finanzas e inmigración de Estados Unidos. Investiga más de 400 violaciones de la ley federal, incluidos todos los tipos de actividades criminales transfronterizas que involucran explotación infantil, comercio, fraude, delitos financieros, violaciones de derechos humanos y contrabando de personas, amenazas de seguridad nacional y seguridad pública, terrorismo, narcóticos y armas contrabando y otros tipos de contrabando”.

Cuenta con más de 8,500 agentes especiales y analistas de inteligencia asignados a más de 200 ciudades en EE. UU., también dirige más de 80 oficinas en 53 países de todo el mundo y trabaja en muchos de sus casos junto con investigadores del FBI, Europol e Interpol.

En abril pasado, Estados Unidos recordó la recompensa de $10 millones de dólares por información que condujera al arresto del funcionario chavista Tareck El Aissami.

“Sancionado, Acusado y Buscado por tráfico de drogas. Con estas calificaciones, será más de la misma mala gestión y corrupción cuando lo que más necesitan los venezolanos es un sector petrolero que funcione”, dijo desde su cuenta de Twitter, Michael Kozak, jefe de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado.

El nombramiento de El Aissami como ministro del Petróleo sigue a su desempeño en el rol de vicepresidente económico en la cúpula del régimen venezolano. Sobre él pesan acusaciones de facilitar envíos de narcóticos desde Venezuela, incluyendo el control de aviones que partieron de una base aérea allí y rutas de drogas a través de los puertos de ese país sudamericano.

A fines de marzo de 2020, Estados Unidos acusó a Nicolás Maduro y a otros 14 altos funcionarios de su gobierno de convertir a Venezuela en un estado narcoterrorista, y de liderar una megaempresa al servicio del crimen organizado que robó miles de millones a la nación.

“Durante más de 20 años, Maduro y varios aliados de alto rango supuestamente conspiraron con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia [FARC] causando que toneladas de cocaína entraran y devastaran las comunidades estadounidenses. El anuncio de hoy se centra en la erradicación de la extensa corrupción dentro del gobierno venezolano, un sistema construido y controlado para enriquecer a los más altos niveles del gobierno”, dijo el fiscal general William Barr al presentar oficialmente la acusación en Washington.

Washington ofrece por Maduro 15 millones de dólares en recompensa, mientras que la información por otros funcionarios cercanos al gobernante asciende a 10 millones.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.