Viajeros en el aeropuerto de Barcelona Foto © AENA

Un tuit de la Aduana de Cuba sobre el equipaje de mano crea confusión en viajeros

Un reciente tuit desde la cuenta oficial de la Aduana de Cuba, donde se enlaza un artículo de la publicación Preferente.com sobre una supuesta prohibición del equipaje de mano por parte de la OACI, el máximo órgano de la aviación civil mundial, ha suscitado numerosas dudas y confusiones entre viajeros y comentaristas cubanos.

La publicación enlazada asegura que, según las nuevas normas de la OACI, "la maleta de mano que se pone en la bodega de encima del asiento, en cabina, empezará a estar prohibida, ... para que los pasajeros no tengan ocasión de tener contacto físico. Por eso sólo se podrá viajar con una mochila o bolsa que quepa debajo del asiento delantero".

Muchos usuarios de las redes sociales se preguntaron si esa notificación significaba que la Aduana cubana comenzaría a prohibir todo el equipaje de mano en las terminales aeroportuarias de la isla, algo que, hasta el momento, no ha sucedido.

El origen de la información son una serie de recomendaciones de la OACI para la reapertura de los vuelos post-coronavirus, donde se lee textualmente que para "limitar la interacción a bordo" se anima a los pasajeros a viajar lo más liviano posible haciendo el check-in de todo el equipaje, excepto el equipaje de mano pequeño que cabe debajo del asiento". También se recomienda "eliminar periódicos y revistas" y se aclara que "el tamaño y la cantidad de las ventas libres de impuestos pueden estar temporalmente limitadas".

Otras medidas de anunciadas están divididas en diferentes "módulos". Entre las concernientes a la terminal aeroportuaria, se explican las normas de limpieza y desinfección de la infraestructura de la terminal y de todo el equipo, que  debe realizarse de forma regular y su frecuencia debe aumentarse según sea necesario debido al tráfico y el uso.

Varias herramientas de autoservicio aeroportuario, como los pases de abordar y las pesas de equipaje son motivo de preocupación debido a los altos niveles de contacto físico que aumentan la probabilidad de contaminación. Según la OACI, se debe alentar el uso de estos dispositivos para reducir las interacciones personales, pero con especial atención a la gestión del flujo de pasajeros y al mantenimiento de dichos dispositivos de manera adecuada y constante.

"Siempre que sea posible, se debe alentar a los pasajeros a completar los procesos de check-in antes de llegar al aeropuerto. El check-in en línea, la tarjeta de embarque en el dispositivo móvil, el etiquetado fuera del aeropuerto y otras iniciativas contribuirán a reducir la cantidad de contacto con el personal y la infraestructura del aeropuerto. Por lo tanto, se recomienda que los gobiernos eliminen cualquier obstáculo reglamentario para permitir este tipo de procesos fuera del aeropuerto.

"Siempre que sea posible, el aeropuerto y otras partes interesadas deben usar procesos y tecnología sin contacto, incluida la biometría sin contacto, como el reconocimiento facial o de iris)... durante el acceso a varias colas, puertas de embarque y puntos de venta minoristas y libres de impuestos. Esto eliminará o reducirá en gran medida la necesidad de contacto con documentos de viaje entre el personal y los pasajeros. También puede acelerar varios procesos, lo que resulta en una mejor protección de la salud, colas reducidas y otros procesos eficientes", asegura el ente regulador.

Otras instrucciones de la OACI establecen la obligatoriedad de llevar mascarillas en todos los vuelos y aeropuertos (algo que ya se está implementando en las terminales aéreas de EE.UU.) y mantener las distancias de seguridad (un metro mínimo) en las tiendas libres de impuestos y durante los embarques.

También se dictan instrucciones para el uso de los baños a bordo, y se establece un reservado en exclusiva para los tripulantes del avión, sometidos a un mayor riesgo.

Las instrucciones internacionales de la OACI tienen que ser convertidas en normas de exigencia legal por los países asociados y las aerolíneas de cada país.

A finales de mayo, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ya lanzó una serie de propuestas para garantizar la seguridad en el transporte aéreo ante la pandemia de coronavirus, y manifestó su apoyo a la creación de un ‘pasaporte de inmunidad’ avalado por pruebas médicas.

Las medidas, propuestas con carácter temporal, están destinadas a proporcionar la confianza que los gobiernos necesitarán para reabrir las fronteras a los viajes de pasajeros, además de la confianza que los viajeros necesitarán para volver a volar.

Entre ellas, se preveía ya una limitación del equipaje de mano.

También, se restringía el acceso al edificio de las terminales disponible exclusivamente a trabajadores y pasajeros, con excepción de acompañantes de personas con discapacidad o menores, y que se realicen controles de temperatura a la hora de acceder a las instalaciones.

Habrá que esperar para ver cuáles de esas medidas y recomendaciones, que por el momento no afectarían los tratamientos aduanales de los equipajes, acaban por implementarse en los aeropuertos de la isla, cuyas fronteras permanecen cerradas desde el pasado 20 de marzo por causa de la pandemia de coronavirus.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985