Collage Foto © Marcelino Vázquez- Granma / CiberCuba

Estudio: Gobierno de Cuba se embolsa el 74% de cada dólar enviado en remesas

El gobierno cubano gana el 74,3 por ciento de cada dólar que llega en remesas al país desde el exterior, un negocio que ha aportado $46,800 millones a la economía nacional desde 1993, reveló un estudio presentado este miércoles en Miami.

"Este es un negocio multimillonario y bien hilvanado en manos de los militares cubanos, y que le ha servido al gobierno para recibir ingresos que su propia economía no ha podido producir por los últimos 27 años", dijo el economista Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group (THCG) durante la presentación del informe "Sanciones a FINCIMEX, objetivos e impacto".

Las estadísticas divulgadas por Morales están basadas en un estudio de la consultora THCG, presentado en el Riviera Country Club Golf, en Coral Gables. El reporte se centra en las operaciones de FINCIMEX, el brazo financiero de la corporación CIMEX bajo el mando de las Fuerzas Armadas Cubanas.

Constituida en Panamá como sociedad privada cubana en 1984, la financiera es subsidiaria de CIMEX y está bajo la sombrilla del Grupo de Administración de Empresas (GAESA), controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). 

FINCIMEX fue incluida la pasada semana en la la lista negra de entidades cubanas que tienen prohibido negociar con ciudadanos y compañías de Estados Unidos. La regulación anunciada por el Departamento de Estado afecta el envío de remesas a Cuba a través de Western Union, que tiene un acuerdo establecido con FINCIMEX para el procesamiento y la entrega del dinero a los residentes de la isla.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicará las regulaciones que regirán la sanción impuesta a FINCIMEX el próximo 12 de junio, lo que permitirá conocer el alcance e impacto que la medida tendrá para Western Union y alrededor de 20 entidades que tienen contrato con la financiera cubana.

Morales explicó que a través de FINCIMEX se han recibido en Cuba un total de $18,871 millones de dólares desde 1993, fecha en que el régimen de Fidel Castro decidió la despenalización del dólar y abrió las puertas al envío de divisas desde el exterior. Desde entonces otros $27,900 millones han entrado al país por vías informales.

El estudio desglosa las ganancias obtenidas por el gobierno cubano y las empresas estatales bajo el manto de CIMEX. La consultora estima en 3,716 millones los ingresos en remesas que recibió el país el pasado año, distribuidos mediante recargas telefónicas, operaciones bancarias, transacciones de FINCIMEX y envíos por la empresa Correos de Cuba.

Morales expuso que por cada $100 dólares que un residente en el exterior envía a sus familiares en Cuba, $74.33 son embolsados como ganancia del gobierno, repartidos entre los $12.92 dólares por concepto del impuesto establecido del 10 % más $61.41 dólares por las ventas de productos en las tiendas dolarizadas, que comercian mercancías con un gravamen del 240 % por encima de su precio real de costo.

"El dinero que envía en divisas la diáspora cubana a sus familiares en la isla nunca llega a sus destinatarios en la moneda que fue enviado... Ese multimillonario capital queda depositado en bancos fuera de Cuba, generando la gran interrogante sobre en qué y cómo es utilizado por los militares cubanos", dijo el experto, que fue jefe de planeación estratégica de mercadotecnia en CIMEX.

A una pregunta de CiberCuba sobre el impacto de la apertura de 77 tiendas de equipos electrodomésticos para recaudar divisas el pasado octubre, Morales dijo que fue "un fallo estratégico".

"Quisieron hacer descarrilar a las 'mulas' y captar dólares, y lo que ocurrió fue que el cambio del dólar en la calle con respecto al CUC [peso convertible] comenzó a subir y llegó hasta dos dólares en diciembre pasado", comentó Morales.

Según el estudio, la casi tototalidad de las remesas que llegan al país por las vías formales (51.3 %) lo hacen a través de empresas controladas por las fuerzas armadas. Pero hay un 48.4 % que se introduce por vías informales o alternativas, sin la supervisión oficial, aunque el dinero termina circulando en las tiendas y establecimientos gubernamentales.

Morales agregó que el Banco Central de Cuba (BCC) nunca ha publicado un reporte de remesas en los 27 años que lleva funcionando el negocio de envío de dinero a la isla.

"Esto demuestra la total falta de transparencia de este negocio del gobierno cubano", afirmó el analista. "Todos, absolutamente todos los bancos del mundo emiten regularmente un reporte de las remesas provenientes del exterior".

En la exposición, Morales también abundó las diferencias de las operaciones de remesas que conduce FINCIMEX con relación al escenario latinoamericano.

"En ningún país de América Latina las empresas que controlan y canalizan el negocio de ,los envíos de remesas pertenecen a las fuerzas armadas", dijo. "Además, solo en Cuba las remesas se entregan a sus destinatarios en una moneda que no tiene ningún valor fuera del país: el CUC".

Además, Cuba es el  único país en el mundo donde el sector privado no participa en el negocio de las remesas.

Morales insistió en que las sanciones contra FINCIMEX no buscan eliminar las remesas como afirman el gobierno cubano y sus voceros oficiales, sino sacar a los militares del rentable negocio del control de los envíos de dinero.

"Una vez anunciados los procedimientos de cómo se va a implementar esta sanción, el equipo legal de Western Union tendrá que evaluar los procedimientos y ver si afectan los parámetros de operaciones establecidos en el contrato firmado con Cuba", consideró. "A partir de esta evaluación, Western Union decidirá si lo más conveniente: es quedarse operando en la isla o abandonar el negocio".

También el gobierno cubano tendrá que decidir si el negocio de las remesas se queda en manos de los militares o se traspasa a otra institución estatal que no sea parte de las Fuerzas Armadas.

Si las sanciones a FINCIMEX terminan por afectar los envíos de remesas a través de Western Union, Morales cree que la consecuencia pudiera ser un aumento de los envíos por la vía informal y también a través de terceros países, lo cual elevaría los costos de las operaciones.

Pero dijo que ve poco probable que el gobierno cubano le permita al mercado privado entrar oficialmente en la distribución de remesas dentro de la isla. 

"Sería algo novedoso y estimulante para la economía del país", acotó el experto.

Interrogado sobre las opciones de Cuba para salir de la crisis actual, marcada por la falta de liquidez, Morales opinó que la única salida del gobierno que encabeza Miguel Díaz-Canel es liberar las fuerzas productivas.

"No hay otra vía... La base de todo no es el limón, sino la libertad económica, dejar crecer la empresa privada con la gestión de la gente", dijo el economista en alusión a una reciente declaración del gobernante cubano sobre la necesidad de producir limonada y que provocó una ola de burlas dentro y fuera de la isla.

La presentación del informe de THCG fue auspiciada por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, con sede en Miami.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985