Sucursal de Western Union en La Habana. Foto © CiberCuba

EE.UU sanciona a FINCIMEX, la empresa que entrega las remesas de Western Union en Cuba

La administración de Donald Trump añadió este miércoles a la financiera FINCIMEX en la lista negra de entidades cubanas que tienen prohibido negociar con compañías de Estados Unidos, lo que se convierte en un serio obstáculo para el procesamiento de las remesas de Western Union a Cuba.

La sanción contra FINCIMEX fue anunciada por el Secretario de Estado, Mike Pompeo, como parte de siete nuevas incorporaciones a la Lista de Entidades Cubanas Restringidas (CRL) del Departamento de Estado, que incluyen además a tres hoteles, dos centros de buceo y un parque marítimo bajo control de las fuerzas militares.

"Estas siete subentidades benefician desproporcionadamente a la dictadura de Castro, un régimen que utiliza las ganancias de estos negocios para oprimir al pueblo cubano y financiar su interferencia en Venezuela, a expensas del pueblo cubano o de la empresa privada en Cuba", indicó Pompeo en un comunicado.

La declaración indica que, en particular, la adición de la institución financiera FINCIMEX a la CRL "ayudará a abordar los intentos del régimen de controlar el flujo de divisas que pertenece al pueblo cubano".

"El pueblo [cubano] debe tener la libertad de decidir qué hacer con su propio dinero", señaló Pompeo.

La medida abre una interrogante sobre las operaciones de Western Union en Cuba, pues FINCIMEX es la entidad designada para el procesamiento de  las remesas a los residentes en la isla. Constituida en Panamá como una sociedad privada cubana en 1984, la financiera es subsidiaria de CIMEX y está bajo la sombrilla del Grupo de Administración de Empresas (GAESA), controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

FiNCIMEX es también la única institución bancaria que procesa todas las tarjetas electrónicas en el país, incluyendo las transacciones de tarjetas de crédito (Visa y Mastercard) expedidas en el extranjero, lo que ha sido un factor de cuestionamiento por parte de funcionarios de la administración Trump. 

No está claro si Western Union tendrá que cambiar su acuerdo con FINCIMEX y los términos en que tendrá que realizar sus operaciones a partir de ahora. Western Union cuenta con autorización del Departamento del Tesoro para operar en Cuba desde 1999, un argumento que la compañía puede esgrimir como parte de un servicio humanitario al pueblo cubano.

Contactada por CiberCuba, Western Union dijo que se encuentra analizando el anuncio y hará una declaración próximamente.

De hecho  el verdadero alcance de la restricción sobre FINCIMEX no se conocerá hasta que el Departamento del Tesoro publique las regulaciones para implementar la medida, el próximo 12 de junio. Incluso, la CRL del Departamento de Estado no había sido acualizada la noche de este miércoles.

Además de FINCIMEX, las entidades sancionadas este miércoles son el Hotel Marqués de Cárdenas de Montehermoso y el Hotel Regis, en La Habana; el Hotel Playa Paraíso (antiguo Pestana Cayo Coco), en Ciego de Avila; el Delfinario Cayo Naranjo, en Rafael Freyre, Holguín; y el Centro de Buceo Varadero y el Centro Internacional de Buceo Gaviota Las Molas, según confirmó a CiberCuba un vocero del Departamento de Estado.

Pero todo apunta a que el escenario de los envíos de remesas a Cuba podría cambiar radicalmente, afectando los ingresos en divisas de miles de residentes en la isla. El impacto sobre la economía cubana podría ser devastador si se tiene en cuenta la limitación de fuentes de acceso a moneda dura tras la caída del turismo por la crisis del coronavirus.

"Podría ser un golpe durísimo para la economía cubana si la sanción obliga a desligarse de FINCIMEX a todos los agentes operadores que tienen contratos establecidos, entre ellos Western Union", dijo a CiberCuba el economista Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group (THCG), con sede en Miami.

Western Union, con sede en Denver, proporciona servicios de transferencia de dinero a Cuba a través de más de 420 sucursales radicadas en 168 municipios del país. Aunque la compañía no reporta datos sobre el valor de sus transacciones, es el mayor operador de los $3,500 millones que anualmente llegan en remesas a destinatarios radicados en la isla.

La política impuesta por la administración Trump para reforzar el embargo a Cuba ha tenido en el foco tantos a los envíos de remesas como a las operaciones de Western Union. El pasado octubre el Departamento del Tesoro impuso un límite de $1.000 dólares por trimestre a los envíos que un remitente puede hacer a un ciudadano cubano en la isla, y desde febrero las operaciones de Western Union para Cuba quedaron restringidas a los envíos desde Estados Unidos, eliminando las remesas desde terceros países.

Según Morales, alrededor del 45 por ciento del dinero que llega a Cuba por concepto de remesas desde diferentes partes del mundo lo hace por vías informales. El resto de los envíos se lo reparten entre Western Union y unos 20 agentes operadores que tienen contratos firmados con American International Services (AIS), una sucursal de CIMEX radicada en Panamá desde 1988. 

El presidente registrado de AIS es el coronel Héctor Oroza Busutil, quien figura también como máxima figura de la corporación CIMEX.

Adicionalmente, la sanción afectaría a todas las empresas que presten servicios de pago empleando la tarjeta AIS.

"Todas las empresas internacionales que llevan remesas a Cuba tienen que tener contratos con AIS, incluyendo los operadores de Europa, América Latina y Canadá", dijo Morales. "Y la medida puede erosionar esos vínculos, porque tener negocios con una empresa sancionada por el Departamento de Estado tiene un efecto indiscutible".

Solo las agencias de viajes que envían remesas Cuba a través de "mulas" o viajeros encargados para entrega de dinero en efectivo no se verían afectadas por las regulaciones contra FINCIMEX.

La decisión del Departamento de Estado se produce apenas una semana después que una resolución del Banco Central de Cuba abriera la posibilidad para que residentes en el exterior, cubanos o de cualquier nacionalidad, puedan establecer cuentas en dólares en instituciones bancarias de la isla y usar el dinero para compras en el mercado minorista interno.

La designación en la CRL impide las transacciones de ciudadanos y entidades estadounidenses con empresas en propiedad o bajo el control de los servicios militares, de inteligencia y de seguridad de Cuba, de acuerdo al Departamento de Estado. 

Tanto CIMEX como GAESA están en la lista de 235 entidades cubanas restringidas del Departamento de Estado, lo que les impide vínculos comerciales con compañías y empresarios estadounidenses.

Estados Unidos no añadía entidades a la CRL desde noviembre de 2019, cuando fueron incluidos cinco hoteles ubicados en los principales polos turísticos del país.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985