Tatuaje en el brazo de Juan Pablo García Foto © CiberCuba

Un cubano de Miami lleva un tatuaje en honor a Rosita Fornés

Un cubano admirador de la vedette Rosita Fornés, quien falleció el pasado lunes en Miami a los 97 años, se tatuó en su brazo derecho unas palabras que la genial artista le dedicara en una ocasión al autografiarle una foto suya.

Se trata del joven traductor Juan Pablo García, uno de los asistentes este viernes al velorio de Rosita, que además de ser un seguidor incondicional en los últimos dos años tuvo la dicha de cultivar su amistad.

El pasado 28 de febrero, después de una breve estancia en Brasil, donde se hizo el tatuaje, García le mostró a la diva su particular homenaje grabado para siempre en su antebrazo, en el que se puede leer perfectamente la frase: ‘Para quien quiero por siempre, Juan Pablo. Rosita Fornés’.

“Lo hice por admiración y respeto, como le dije a ella de rodillas el día que fui a enseñárselo. Le dije: ‘es mi manera de homenajearte, quiero tenerte siempre en mi mente, en mi corazón y en mi piel, porque significas mucho para mí’. Y por eso lo hice. Fue linda su recepción de lo que yo había hecho”, reveló en declaraciones a CiberCuba.

“No lo publiqué antes, lo hice para mí, porque lo sentí. Es mi forma de homenajearla; a ella la han pintado, le han cantado, la han hecho todas las manifestaciones que puedan existir. Esa es la mía”, precisó.

El texto del tatuaje lo tomó García de un autógrafo que le escribió Rosita en una foto el 15 de febrero, un día después de celebrar su 97 cumpleaños.

Ese día “yo fui a llevarle una foto que ella me pidió, solamente quería que la firmara y ella me puso eso porque lo sintió, yo no le dije lo que tenía que poner”, recordó.

García está convencido de que su fallecida amiga es la más grande artista que ha dado la cultura cubana.

“Desde que tengo uso de razón, que veía ‘De la gran escena’, empecé a conocerla (…) y después la seguí porque siempre la admire, era mi ídolo”, rememoró.

“Llego a Miami en 2016 y en el año 2018 tuve la dicha, a través de la actriz Luisa María Jiménez, que es mi amiga personal y de Miguel Ginarte, conocer a Irene López y a Rosita. Desde ese día se creó una amistad, un vínculo. La disfruté y me duele mucho todo esto, porque tuve la dicha de poderla visitar, prácticamente todas las semanas iba a visitarla. (…) Estoy muy agradecido de su familia, de la posibilidad que me dieron de estar cerca…”, detalló.

Este viernes familiares, amigos y admiradores le dieron el último adiós a la cantante, actriz y bailarina en la Funeraria Auxiliadora Nacional, situada en el suroeste de Miami, la ciudad donde fijó su residencia permanente en 2019.

Tras una misa privada para familiares y seres más allegados, el salón se abrió a decenas de personas con mascarillas que acudieron a presentar sus respetos. El ataúd permaneció todo el tiempo tapado y rodeado de varias ofrendas florales.

A la entrada de la funeraria estaba desplegada una pantalla gigante que exhibió momentos de su carrera musical y cinematográfica de la artista. En el vestíbulo se colocó un retrato suyo junto a un arreglo con flores blancas y rosadas, con una dedicatoria de sus nietos.

Los restos de Rosita Fornés serán trasladados a Cuba, cumpliendo su última voluntad. Serán depositados en el Cementerio de Colón, en el panteón familiar donde está enterrada su madre, Guadalupe Bonavia, y su segundo esposo, el actor Armando Bianchi.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985