Restaurante en Miami Foto © CiberCuba

Autoridades de Miami descartan un nuevo confinamiento por aumento de casos de coronavirus

Los alcaldes de Miami, Francis Suárez, y de Miami Beach, Dan Gelber, descartaron un regreso al confinamiento, aunque advirtieron el lunes del riesgo de disminuir las medidas de prevención contra el coronavirus.

Pese al aumento de casos de coronavirus en los últimos días, Suárez dijo que indicar a los residentes que permanezcan en casa sería el "último recurso", y recordó que ello tendría un "efecto dramático" en la economía del condado de Miami-Dade, que está muy dañada y que alcanza la cifra de 400 mil desempleados.

Tras reunirse con el departamento de salud, los alcaldes de Miami y Miami Beach coincidieron con del condado Miami-Dade Carlos Gimenez, y anunciaron que no habrá una nueva orden de confinamiento, pero tampoco se entrará en la tercera fase de apertura debido al aumento de casos de coronavirus de los últimos días.

"No estamos listos para la fase número tres, pero no estamos revisando ninguna ninguna de las aperturas que hemos hecho en esta semana", dijo Suárez en conferencia de prensa.

Eso implica, según el alcalde, que no abrirán en la ciudad de Miami por ahora discotecas, cines, bares y clubes nocturnos, ni tampoco se celebrarán eventos deportivos ni de otro tipo que impliquen grandes concentraciones de personas.

La aparición de más casos, según Suárez, se debe en parte a que se están haciendo una mayor cantidad de test que en la fase inicial de la pandemia, pero también a que la gente se está relajando en el seguimiento de las medidas de prevención.

Entre sábado, domingo y lunes se registraron en Florida más de 6 mil nuevos casos, y la cifra acumulada desde el 1 de marzo supera los 77 mil. El condado de Miami-Dade continúa siendo el foco principal, con más de 21 mil casos y 826 muertes.

Aunque Miami-Dade, Broward y Palm Beach son los territorios más afectados, el aumento de los nuevos casos no se circunscribe a esos tres condados, como indican las cifras oficiales.

Suárez dijo que están estudiando con cuidado el volumen de hospitalizaciones para reaccionar en caso de que la capacidad de atención a enfermos de COVID-19 baje a un nivel que ponga en peligro el nivel de respuesta en los hospitales.

La ocupación actual está entre el 62 y el 66 %, lo que entra dentro de lo "saludable", según Suárez. Recordó que en Miami-Dade llegó a haber 500 casos diarios, y que ahora oscilan entre 200 y 300, lo que calificó de "giro positivo".

Los alcaldes insistieron en el cumplimiento de las directrices de las autoridades sanitarias, como llevar mascarilla y mantener la distancia de seguridad. Se pide a los ciudadanos que se comporten de forma responsable para evitar la adopción de medidas drásticas.

La reapertura "no es una luz verde para hacer todo lo que uno quiere", subrayó el alcalde de Miami Beach, que recibió una donación de 10 mil mascarillas para su ciudad de un filántropo y empresario local, que donó otras 50 mil mascarillas a Miami.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985