José Daniel Ferrer en una imagen de archivo. Foto © Facebook / Unión Patriótica de Cuba

Ex espía cubano critica en Granma medalla Truman-Reagan a José Daniel Ferrer

El ex espía cubano Raúl Antonio Capote, quien confesó ser el agente "Daniel" de la Seguridad del Estado, volvió a utilizar el periódico oficialista Granma como "periodista" para atacar al opositor José Daniel Ferrer García tras recibir la Medalla Truman-Reagan a la Libertad que otorga Estados Unidos.

Para Capote el coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) es un "personajillo" al servicio de "la agresividad de los gobiernos de Estados Unidos contra la Isla"lo metió entre los supuestos "delincuentes comunes o traidores tarifados", grupo en que el gobierno cubano califica a cualquier persona que critique su sistema político. 

El agente de la Seguridad del Estado dice que Ferrer es un "desenmascarado delincuente" y recuerda las escenas divulgadas por la televisión estatal para desprestigiar a ese opositor político. "Sí, el mismo que provocó risas cuando se daba de bruces contra una mesa, para fingir los golpes, o el que instruía cuchillo en mano a varios encapuchados, resultó galardonado con una medallita que, con solo el nombre, Truman-Reagan, dice suficiente de qué va el asunto".

Según Capote, a Ferrer y los opositores al Gobierno cubano solo llegan "migajas" de los millones de dólares que destina cada año el Gobierno estadounidense a promover la libertad y la democracia en la Isla.   

"Está demostrado que solo una pequeña parte de esas cuantías llegan a las manos de los grupúsculos mercenarios, y que el verdadero «premio gordo» se lo quedan los dueños del negocio de la contrarrevolución, quienes año tras año viven de las designaciones gubernamentales; una especie de cuantioso Potosí que justifican con las migajas que tiran a los pies de los Ferrer y compañía", escribió.

Raúl Antonio Capote omite, como suele hacer el aparato propagandístico de Cuba, que el dinero destinado a la isla y a otros países se puede ver en páginas oficiales del gobierno de Estados Unidos e incluso a quiénes está destinado cada centavo.

Las ofensas también llegan a los senadores cubanoamericanos Marco Rubio y Bob Menéndez a quienes califica como "figurines de cuello y corbata".

Hasta el momento los medios estatales, después de su campaña de desprestigio contra Ferrer, no informan de la puesta en libertad del activista, quien cumple arresto domiciliario en su casa y está bajo asedio constante de la policía política.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985