El sueño y la Realidad, historias de la emigración del béisbol cubano Foto © Twitter / Rialta A. C

La emigración de peloteros cubanos, resumida en un libro imprescindible

"A mí siempre me motivó la idea de escribir un libro sobre la historia de todos los jugadores que se habían ido de Cuba, incluyendo tanto a los que llegaron a Grandes Ligas como a los que no lograron su objetivo", confiesa Francys Romero, autor del libro recién presentado El sueño y la realidad. Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018).

Nacido en Cuba en 1986, el joven investigador apunta que en torno a este asunto "había algunos textos importantes como El Orgullo de La Habana de Roberto González Hechavarría, Cuenta Completa de Milton Jamail, y Desertores del Béisbol Cubano de Peter Bjarkman. Todos ellos me sirvieron como base, pero ninguno intentaba agrupar a todos y cada uno de los jugadores que abandonaban la Isla".

El volumen, publicado por la Editorial Rialta en alianza con la revista El Estornudo, recorre casi 60 años de historia en el éxodo de peloteros cubanos rumbo a Estados Unidos, e incluye  más de 400 páginas que ofrecen fichas de los más de mil peloteros de distintas categorías que decidieron irse de la pelota cubana para buscar nuevos horizontes deportivo-económicos..

Licenciado en Letras, Romero relata que "para poder describir lo sucedido en cada década desde la erradicación del profesionalismo en Cuba me reuní con numerosos atletas estelares que me dieron luces al respecto, como son los casos de Camilo Pascual, Tony Oliva o Luis Tiant, entre otros, y comprobé que cada uno de esos hombres se vieron obligados a quedarse en Cuba y ser instructores de béisbol, o abandonar el país y perder sus propiedades.

"En el libro -añade- hay también varias historias singulares como la de Ramón Tamayo (que se subió a una lancha equivocadamente, porque al que habían ido a buscar era a Alain Tamayo), la de William Arcaya (quien fue abandonado por un inversionista y tuvo que dormir tres meses en un auto en República Dominicana), la de Dayron Varona (el cual pudo volver a jugar en Cuba cuando el partido contra el Tampa Bay), y la de Yunesky Maya, el recogedor de pelotas que logró jugar en el mejor béisbol del mundo".

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985