Michael G. Kozak Foto © White House

Michael Kozak: "Los ataques contra nuestros diplomáticos no pueden compensar la grave incompetencia del régimen cubano"

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael G. Kozak, salió este sábado en defensa de la Encargada de Negocios de EE.UU. en La Habana, Mara Tekach y aseguró que la funcionaria no hacía más que implementar la política de su país hacia Cuba.

"Sus acciones y palabras son las de los Estados Unidos", dijo Kozak en un mensaje de su cuenta de Twitter. "Apoyamos voces independientes, como @jdanielferrer-- que todavía está bajo un injusto arresto domiciliario".

"Los ataques contra nuestros diplomáticos no pueden compensar la grave incompetencia del régimen [cubano]", añadió.

La cancillería cubana entregó este viernes una nota de protesta a la Encargada de Negocios de Estados Unidos en la isla, donde le reclama por una carta enviada al líder opositor José Daniel Ferrer.

El mensaje, suscrito por Yuri Gala López, director de Temas Bilaterales para EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), afirma que el gobierno cubano expresa "el más enérgico rechazo por la carta que remitió esa diplomática en complicidad con el delincuente común José Daniel Ferrer".

El funcionario señaló que "el comportamiento de la Embajada y, en particular de la Encargada de Negocios, no sorprenden".

El gobierno de la isla también acusó a Tekach de entremeterse en los asuntos internos de Cuba, al mantener comunicación con un conocido activista de la oposición al régimen.

"La conducta de la Embajada y de su Encargada de Negocios representa una clara intromisión provocadora en los asuntos internos del país y constituye una flagrante violación de las normas del Derecho Internacional y las relaciones diplomáticas entre Estados", expresa la nota oficial.

Tekach incomodó al régimen cubano el pasado sábado cuando envió una carta a Ferrer para informarle que el Senado estadounidense había aprobado una resolución reconociendo su labor en la promoción de los Derechos Humanos y la democracia en Cuba, y demandado al gobierno de la isla su libertad inmediata.

La iniciativa de la diplomática ocurrió un día después de que el Departamento de Estado entregara a Ferrer la Medalla de la Libertad Truman-Reagan, y exhortara al gobierno cubano a dictar la libertad inmediata del opositor, que cumple una sanción de cuatro años y medio de prisión domiciliaria.

El documento -firmado por el secretario de Estado, Mike Pompeo- argumenta que el activista "ha pasado gran parte de su vida de adulto encarcelado por intentar hacer que Cuba sea una nación libre".

Además, afirma que Ferrer "ha trabajado incansablemente para que todos los cubanos puedan opinar sobre los asuntos de su propio país".

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985