En febrero de 2020, Trump recibió a Guaidó en la Casa Blanca. Foto © Reuters / Kevin Lamarque

Trump sigue confiando en Guaidó, dice la Casa Blanca

La Casa Blanca comunicó que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, sigue confiando en el opositor y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a quien sigue reconociendo como líder legítimo del país sudamericano.

Estas aclaraciones se producen horas después de que Trump dijera durante una entrevista con el medio digital Axios, que consideraba reunirse con Nicolás Maduro para discutir su salida del poder, algo que no fue bien recibido por los detractores del castrochavismo.

"Nada ha cambiado. Sigue reconociendo a Juan Guaidó como líder de Venezuela", sostuvo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. "No ha perdido la confianza para nada" en el opositor, agregó, de acuerdo con un despacho de Reuters.

En horas más tempranas, Trump se retractó de sus comentarios sobre la valoración de reunirse con Maduro, lo cual insinuaba hasta cierto punto una atenuación en la línea política y discursiva que Washington ha sostenido contra el régimen venezolano, si bien el presidente de EE.UU. aseguró que sólo se vería con el líder chavista para discutir su salida del poder.

“A diferencia de la izquierda radical, SIEMPRE estaré en contra del socialismo y con el pueblo de Venezuela. ¡Mi administración siempre se ha puesto del lado de la LIBERTAD y la LIBERTAD y en contra del opresivo régimen de Maduro! Solo me reuniría con Maduro para discutir una cosa: ¡una salida pacífica del poder!”, sostuvo Trump en Twitter este lunes.

Antes había manifestado dudas respecto del liderazgo opositor de Juan Guaidó, quien fuera proclamado presidente interino de Venezuela, una condición reconocida por casi 60 países en el mundo, incluyendo Estados Unidos.

“Me lo podría plantear… A Maduro le gustaría que nos viéramos. Yo nunca me opongo a reunirme. Sabes, casi nunca me opongo a reunirme”, dijo Trump sobre la posibilidad de un encuentro con el gobernante venezolano. “Siempre digo que uno no pierde nada por reunirse. Aunque de momento lo he rechazado”, enfatizó en diálogo con el periodista Jonathan Swann.

En otro momento dijo que no depositaba mucha confianza en Guaidó que, a un año y medio de proclamarse presidente encargado de Venezuela, no mostraba avances en consolidar la expulsión de Maduro del poder.

“Creo que yo no estaba necesariamente a favor; a alguna gente le gustaba, a otra no. A mí me parecía bien. No creo que fuera muy significativo de cualquier manera”, expuso Trump.

En febrero de 2020, el presidente estadounidense y Guaidó se encontraron en la entrada del pórtico sur de la Casa Blanca, con el protocolo completo de la Marina de Estados Unidos, un trato que reciben los mandatarios extranjeros que visitan la nación norteamericana.

“En nombre de miles de venezolanos que seguimos de pie y luchando: gracias, presidente; gracias, pueblo de Estados Unidos”, expresó en su cuenta de Twitter el líder opositor. Ciertamente, la administración Trump, y en particular el secretario de Estado, Mike Pompeo, han dedicado grandes esfuerzos a la defensa de Guaidó.

Por otro lado, un sector que respalda la gestión de Trump y que podría contribuir a su relección en los venideros comicios presidenciales de noviembre de 2020, se caracteriza por su rechazo a la figura de Maduro, considerado un dictador por muchos.

En marzo pasado, Estados Unidos acusó a Maduro y a otros 14 altos funcionarios de la cúpula chavista de convertir a Venezuela en un estado narcoterrorista, y de liderar, asimismo, una megaempresa al servicio del crimen organizado que robó miles de millones al país sudamericano.

Por tal causa, el Departamento de Estado promovió una atractiva recompensa de hasta $15 millones de dólares por información que lleve al arresto o procesamiento del gobernante venezolano.

“Durante más de 20 años, Maduro y varios aliados de alto rango supuestamente conspiraron con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia [FARC] causando que toneladas de cocaína entraran y devastaran las comunidades estadounidenses. El anuncio de hoy se centra en la erradicación de la extensa corrupción dentro del gobierno venezolano, un sistema construido y controlado para enriquecer a los más altos niveles del gobierno”, expuso el fiscal general William Barr al presentar oficialmente la acusación en Washington.

Venezuela atraviesa una seria crisis económica que ahora se une al contexto adverso del nuevo coronavirus. Desde este lunes, la administración de Maduro decidió aplicar limitaciones mayores para intentar contener la propagación de la enfermedad, entre ellas, determinó la suspensión de todo el transporte público.

Las exportaciones petroleras de Venezuela cayeron casi un 28% en la primera mitad de junio, en camino a su nivel más bajo en más de 70 años.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985