Miami-Dade Foto © Captura de video / CNN

Miami y Hialeah imponen uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos

Varias ciudades de Miami-Dade, entre ellas Miami y Hialeah, impusieron este lunes el uso obligatorio de mascarillas en los espacios públicos para revertir la creciente curva de contagios de coronavirus en el condado. 

El alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, se reunió en horas de la tarde con 8 de sus pares de la Liga de Ciudades de Miami-Dade, con quienes determinó la obligatoriedad del uso del nasobuco en sus localidades. 

Además de Miami y Hialeah, se sumarán a esta medida Miami Beach, Miami Gardens, Aventura, Key Biscayne y Miami Shores, dijeron los alcaldes reunidos y aclararon que la orden es de cumplimiento inmediato.

Suárez confirmó que quienes incumplan con la disposición podrían ser multados. 

"Todos tendrán que usar máscaras en público. En este momento, el requisito de máscara es solo para cuando estás dentro, cuando estás en parques pero no haces ejercicio, pero ahora será un requisito público", subrayó.

"Sin lugar a dudas, la aplicación de la ley será un desafío, pero al igual que cuando emitimos una orden de estadía en el hogar, una de las cosas que queríamos hacer era que nuestros residentes entendieran cuál era la mejor manera de protegerse", expresó. 

Entre otras disposiciones, mencionó que las ciudades representadas en el encuentro no avanzarán hacia una tercera fase de reapertura económica hasta que los datos del Departamento de Salud muestren una tendencia descendente significativa.

"Decidimos la semana pasada, y probablemente vamos a mantener, que no vamos a la fase 3. Y la fase 3 significa que no estamos abriendo clubes nocturnos, no estamos abriendo grandes lugares donde pueda tener cualquier tipo de gran congregación de personas, ya sea un evento deportivo, ya sea un rally, por lo que ninguno de esos tipos de cosas no están abiertas en la ciudad y no lo estarán", comentó.

Al respecto, dijo que no sabe cuándo volverán a abrir bares y discotecas e insinuó que tampoco se celebrarán mítines políticos.

Suárez y el resto de los alcaldes reunidos este lunes también afirmaron que junto con otros líderes de la ciudad, van a estar sancionando a las empresas y restaurantes que no cumplen con las medidas de la fase 2.

Sobre las cifras de infectados con COVID-19, aseguraron estar alarmados y temerosos de que estas se salgan de control, cuando el estado alcanzó este lunes la cifra de 100 217 infectados por la enfermedad. En Miami-Dade el acumulado es de 26 239 casos.

De no controlar esta oleada los resultados podrían ser catastróficos, subrayó Suárez, para quien las cifras de las últimas semanas "muestran una tendencia cada vez más preocupante de casos que han seguido aumentando".

Señaló que los mayores índices de infección se han localizado en jóvenes de 18 a 35 años y que, aunque el número de hospitalizaciones se ha multiplicado "todavía" no hay un aumento en la necesidad de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y ventiladores.

Carlos Hernández, el alcalde de Hialeah, aseguró que aunque las ciudades no están en un momento crítico, la situación podría complicarse.

"No queremos cerrar negocios y dar multas, pero si hay que hacerlo se hará", afirmó.

"Hemos visto un pico y necesitamos detenerlo y revertirlo. Ahora no es el momento de entrar en pánico, pero es el momento de asegurarse de que las personas actúen de manera responsable y utilicen una higiene excelente", comentó por su parte el alcalde de la villa de Pinecrest, Joseph Corradino, al canal CBS News.

De igual modo, el alcalde de Doral, Juan Carlos Bermúdez, dijo que la crisis sanitaria no ha terminado.

"Hoy estamos aquí para exigir que las empresas sigan las reglas y estamos aquí para recordarles a todos que aplicaremos las reglas", expresó.

Sobre las medidas acordadas mencionó que no habrá diferencias entre las ciudades para pedir a los ciudadanos que cumplan las normas, a fin de evitar la propagación de coronavirus.

“Las ciudades somos más del 50 % de la población del condado Miami-Dade, pero estamos comprometidos en que necesitamos que nuestros residentes, negocios y visitantes sigan las reglas”, enfatizó.

Para el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, "está muy claro y no hay argumentos cuando se trata de casos positivos. La única forma de vencer esto es decidir vencer esto. Creo que le debemos a la comunidad hacer todo lo posible para evitar un cierre".

Además, confirmó que hay niños de menos de 15 años hospitalizados luego de contagiarse con el virus.

"Debemos hacer cumplir los códigos y los policías van a estar para eso. No queremos cerrar negocios ya que han sufrido mucho por la crisis económica, pero tienen que usar las máscaras", expresó.

El alcalde de Miami Gardens, Oliver Gilbert, anunció en la conferencia de prensa que había asistido al funeral de un paciente de COVID-19, y recordó que "hay consecuencias de no seguir las reglas y es que muere más gente.

"No nos gusta usar máscaras en público, pero lo estamos haciendo para poder avanzar y vivir como comunidad", comentó.

Florida sobrepasó este lunes los 100 000 casos de coronavirus luego de una racha en la última semana en la que ha reportado más de 3000 casos diarios durante varias jornadas consecutivas, situación que ha alarmado a las autoridades.  

Ahora el número total de infectados asciende a 100 217, luego de que el domingo se contabilizaran 2926 nuevos positivos y 12 fallecimientos en el estado. 

El condado más afectado continúa siendo Miami-Dade, con un acumulado de 26 239 casos y Broward que tiene 11 327.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985