Cartel pidiendo libertad para Keilylli / Keilylli de la Mora Valle Foto © Facebook Zaqueo Báez Guerrero / Facebook Keilylli de la Mora

Opositora cubana Keilylli de la Mora en celda de aislamiento por sospecha de coronavirus

Keilylli de la Mora Valle es prisionera política en Cuba. Actualmente se encuentra en aislamiento por sospecha de coronavirus. Cumple sentencia en la prisión de mujeres de Sabana Miguel en la provincia de Cienfuegos.

Un dato que puede estar relacionado con el aislamiento que sufre Keilylli actualmente es que la pasada semana estuvo hospitalizada dos días por la huelga de hambre que inició el 4 de junio, en protesta por su encarcelamiento.

Tras su paso por el hospital provincial la joven fue trasladada el sábado 12 de junio al centro penitenciario de Sabana Miguel, en Cienfuegos. La familia fue informada de que está bien y que había abandonado el ayuno voluntario que deterioró su salud. Sin embargo, no pudieron hablar con ella.

Sobre la situación epidemiológica en las prisiones cubanas el Dr. Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública aseguró que las cárceles cubanas están libres de coronavirus.

"En Cuba podemos afirmar categóricamente que no hemos tenido ni brote ni casos confirmados en ninguna de las prisiones del país", indicó el galeno.

Durán explicó que se mantienen aislados durante 15 días a los prisioneros que ingresan nuevos a los centros penitenciarios, y que en todos los puntos de acceso a ellos hay desinfección de manos "con soluciones alcohólicas o cloradas".

La joven de 27 años es activista prodemocrática, defensora de los derechos humanos, miembro de la Unión Nacional Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotora de la iniciativa CubaDecide.

Se encuentra cumpliendo sentencia de un año y seis meses de privación de libertad por los presuntos delitos de propagación de epidemias, desacato, resistencia y desobediencia.

En abril el gobierno cubano, como medida de contención ante la propagación del coronavirus, ordenó la liberación de 6579 presos.

El juicio contra Keilylli se realizó el 7 de mayo del 2020 en un proceso sumarísimo en el que no tuvo ningún testigo a su favor. La sentencia indica que el cargo de propagación de epidemias se basa en que la joven no usaba el nasobuco cuando fue detenida por la policía.

Los agentes alegaron en su contra que mantiene una conducta antisocial y que acostumbra a alterar el orden público. Sin embargo, la activista negó todos los argumentos en su contra y asegura que lo que no soporta el régimen cubano es el activismo pacífico que ella realiza.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985