Municipio Mayarí (Imagen referencial) Foto © Radio Mayarí/ Facebook

Vacunarán a más de 4 800 perros y gatos en Mayarí tras la muerte de tres personas por rabia

Las autoridades sanitarias de la provincia de Holguín vacunarán a más de 4800 perros y gatos en el municipio de Mayarí, donde el pasado mes de mayo ocurrió un brote de rabia que causó la muerte de tres miembros de una familia.

La acción tiene como objetivo prevenir nuevos casos de la enfermedad en los residentes de esa localidad, luego de que tres vecinos del consejo popular El Naranjal (un hombre, su hermana y el esposo de esta) se contagiaran a través de un gato callejero infectado con el virus rábico.

Yanelis Calviño, jefa del puesto de mando de la Dirección Provincial de Salud Pública, reveló a la Agencia Cubana de Noticias que en este momento se atienden en instituciones sanitarias unas 40 personas que han sido mordidas por animales, las cuales recibieron tratamiento inmediato y evolucionan de forma satisfactoria.

También continúa la recogida de animales callejeros, así como las labores de capacitación del personal médico para enfrentar esta enfermedad y de la población en general, a la que se le explican los síntomas de la enfermedad y la importancia de ir rápidamente a un facultativo en caso de sufrir una mordedura.

Además, se efectúan labores de desmangostización (recogida de hurones) en la zona, debido a que estos mamíferos son transmisores de la rabia y pueden infectar a los caballos y a otros animales grandes.

A finales de mayo pasado las autoridades de Mayarí informaron que recogerían a los animales que estuvieran en las calles y que aquellos que no fueran reclamados por sus dueños serían sacrificados en 72 horas.

La noticia causó alarma entre los activistas de todo el país.

"Lamentablemente no hay un movimiento protector en Mayarí, sólo dos protectoras han sido identificadas y tienen muchos animales. Por tanto, no hay quien saque los perros a las 72 horas, especialmente porque no hay transporte de Holguín a Mayarí para apoyar", explicó entonces un representante del grupo defensor de los animales BAC Holguín.

Los activistas trataron de conciliar con la Dirección Municipal de Higiene y Epidemiología del territorio que tras pasar los tres días fijados, los animales se dejasen en observación por 10 días más, sin eliminarlos.

"Si al cabo de los 10 días no presentan signos de rabia -es lo establecido en el Programa Nacional contra la Rabia para decidir si hay o no peligro de contagio- que sean vacunados y se espere, para que levanten anticuerpos en sangre... Eso sería lo correcto: lo ético y humano. De esa forma ni se viola el programa de lucha contra la rabia, ni se sacrifican con estricnina animales sin rabia", subrayaron.

A finales de mayo la Dirección Provincial de Salud de Holguín alertó a la ciudadanía de un evento epidemiológico de sospecha de rabia humana en una familia del lugar.

Esta alerta se emitió dos días después de que la policía arrestara al médico que divulgó en sus redes sociales la muerte de las tres personas.

A Ramón Zamora Rodríguez, quien también es activista político, los agentes lo amenazaron con ir a prisión por “hacer publicaciones falsas contra el gobierno”, debido a que había compartido en su muro de Facebook una nota de la Dirección Provincial de Salud de Holguín en la que reportaba el trágico evento.

El episodio ocurrió cuando un gato callejero que había sido llevado a una casa empezó a ponerse enfermo y al tratar de medicarlo, arañó a un hombre y mordió a su hermana.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985