Vacuna / Soldados chinos Foto © Pixabay creative commons / Times Asi/Flickr

Ejército chino probará en sus soldados la primera vacuna contra el coronavirus

El Gobierno de China no esperará a la tercera etapa de ensayos clínicos para probar la vacuna contra el coronavirus en humanos. Se adelantará a otras naciones inoculando el medicamento en sus soldados.

El proyecto de vacuna Ad5-nCoV está desarrollado por la farmacéutica CanSino Biologics Inc. que desde abril ocupa las primeras posiciones entre los laboratorios con estudios más avanzados para enfrentar esta enfermedad en el mundo.

«La vacuna Ad5-nCoV está actualmente limitada solo a usos militares y no se puede expandir a un rango mayor sin la aprobación del Departamento de Apoyo Logístico», anunció la firma CanSino.

Este prototipo de vacuna está registrado como un estudio intervencionista. Se encuentra en la fase 2 y se prevé que termine esta etapa el 30 diciembre del 2020, aunque el fin del estudio tiene marcado como fecha límite el 20 de diciembre del 2022.

Su objetivo es evaluar la seguridad, la reactogenicidad y la inmunogenicidad de la nueva vacuna recombinante de coronavirus (vector de adenovirus tipo 5). Ciento ocho sujetos se inscribirán en una de las tres cohortes para recibir una inyección intramuscular (IM) de esta vacuna experimental.

La compañía CanSino Biologics Inc. pertenece al Instituto de Biotecnología de la Academia de Ciencias Médicas Militares, de Beijing, China.

Según ABC la Comisión Militar Central de China aprobó el uso de esta vacuna durante un año.

Hasta abril la Organización Mundial de la Salud declaraba más de 70 proyectos de vacunas en todo el mundo. En la actualidad ya hay 12 proyectos que han iniciado las pruebas en humanos.

Estos procesos son sumamente complejos y requieren que pase tiempo para demostrar su efectividad y que no sean nocivos para la salud de las personas. La vacuna efectiva aún puede tardar varios meses en estar lista para el acceso a la ciudadanía.

La decisión de probar en sus soldados el proyecto de vacuna es la estrategia de Pekín para adelantarse en la carrera por conseguir primero el medicamento.

“La vacuna COVID-19 vectorizada con Ad5 es tolerable e inmunogénica a los 28 días posteriores a la vacunación. Las respuestas humorales contra el SARS-CoV-2 alcanzaron su punto máximo en el día 28 después de la vacunación en adultos sanos, y se observaron respuestas rápidas específicas de células T a partir del día 14 después de la vacunación”, indicaron los desarrolladores del fármaco a The Lancet.

CanSino asegura que sus hallazgos sugieren que la vacuna vectorizada Ad5 COVID-19 justifica una mayor investigación.

El COVID-19, enfermedad generada por el SARS-CoV-2 ya se ha diagnosticado en más de 10 millones de personas en el mundo. Ha dejado desde sus orígenes más de medio millón de fallecidos aunque se cree que la cifra puede ser mucho mayor por la irregularidad de los datos estadístico en todos los países.

Los ciudadanos del mundo esperan con ansias la aprobación que una vacuna que les devuelva la posibilidad de retomar la vida con normalidad.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985