Carga de sacos de harina Foto © ACN

MININT desactiva red de desvío y comercio de harina de trigo en Pinar del Río

Un nuevo episodio del "plan de enfrentamiento al delito" pudo verse ayer por el noticiero nacional de la TV cubana. En esta ocasión, se detalló un reciente operativo del Ministerio del Interior (MININT) encargado de desactivar una presunta "cadena de desvío de recursos y alimentos en Pinar del Río".

Tras verificar la sustracción de harina de trigo del Almacén Central de la Unidad Básica de la Empresa Provincial de la Industria Alimentaria en Pinar del Río, agentes del MININT detectaron que el modus operandi del jefe del citado almacén consistía en la utilización de dos tubos plásticos con los que perforaba los sacos de harina.

Con estos tubos extraía el producto, que embolsaba y luego vendía a un "receptador" en 600 pesos.

Los 500 kg extraídos de la unidad equivalen a 8 097 panes con destino a la canasta básica, precisó el reportaje.

Todos los implicados en la cadena delictiva han sido detenidos, están confesos y han sido puestos a disposición de la justicia para precisar el grado de participación de cada uno en el delito.

El reportaje televisivo mostró también las declaraciones de arrepentimiento de uno de los choferes implicados, cuya esposa, aseguró, está a punto de dar a luz.

Según la periodista, en el curso de la investigación se comprobaron varias violaciones en las medidas de seguridad y protección de los locales (debilidades en la seguridad del perímetro, mala iluminación...) así como irregularidades en el mecanismo de control de la mercancía.

Tampoco se cumplía el registro de la documentación de control interno, según las autoridades.

Aunque se ocupó la totalidad de la materia prima presuntamente robada, el noticiero cubano insistió en el costo social de estos actos de corrupción e instó a aumentar el control interno según los procedimientos establecidos.

En los últimos meses, los noticieros han aumentado la exposición de estos casos de corrupción o desvío de recursos en poder del estado.

La lista es casi interminable: decomisos en un almacén de Sancti Spíritus; animales y alimentos decomisados en un almacén ilegal en Artemisa; un operativo que detectó el desvío de más de 17 toneladas de maíz en Cienfuegos; toneladas de fertilizantes robados en la Isla de la Juventud; el decomiso de 48 toneladas de ajo a un campesino....

A raíz de la epidemia de coronavirus se han intensificado los operativos policiales, muchos de los cuales se transmiten en la televisión para que sirvan de escarmiento y disuadan a la población de imitar actitudes similares, en medio de una severa escasez de productos de primera necesidad que obliga a los ciudadanos a acudir al mercado negro.

Pero si bien es cierto que no debe haber espacio para ilegalidad, muchos saben que a los cubanos muchas veces no les ha quedado otro remedio que robar para subsistir, ya que el gobierno no ha sido capaz de garantizar el abastecimiento de los centros de comercio.

El escritor cubano, Leonardo Padura, declaró recientemente que el problema de Cuba tiene 60 años y es nada más y nada menos que la comida: "En Cuba hay un problema que ha sido el que más nos ha afectado durante este período de confinamiento, que es un problema que tiene 60 años y que no ha hecho más que hacerse muy evidente en estos momentos: comida", dijo.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985