Felipe VI durante su visita a Sevilla Foto © Twitter / Casa de S.M. el Rey

Rey Felipe VI viste guayabera en Sevilla y se disparan las ventas de esa prenda

Una visita de los Reyes de España a Sevilla, donde S. M. el Rey Felipe VI se mostró enfundado en una elegante guayabera azul de la marca local Álvaro Moreno, ha disparado la ventas de esa prenda en la península.

Así lo confirmó al diario La Voz de Cádiz la marca sevillana, en cuyas tiendas y a través de la página web ha habido un incremento del 45% de la demanda de la famosa prenda, que en España se conoce como "camisa cubana" o simplemente "cubana".

Fuentes de la compañía indicaron que el aumento ha sido general y en todas las tallas, pero con mayor incidencia en las de tonos celeste y tejido de lino. De ese modelo en concreto, el más parecido al que llevaba el Rey, se ha vendido desde el lunes un 185% más. También en Huelva, coincidiendo con las jornadas posteriores a la visita real, ha subido la venta de guayaberas.

El sastre sevillano Javier Sobrino dice haber notado esta semana cierto aumento en las ventas de la prenda, y un mayor interés de nuevos clientes por este artículo, que, señala, "ha dejado de estar restringido a un público mayor y empiezan a adquirirla hombres más jóvenes.

La guayabera está considerada una prenda emblemática de la tradición cubana. Confeccionada casi siempre en hilo o algodón, generalmente de color blanco o tonos claros, es realmente una pieza muy fresca, cómoda y elegante.

Su origen es incierto. Se cuenta que un campesino de la zona de Sancti Spíritus le pidió a su esposa que le hiciera una camisa cómoda para trabajar en el campo. La señora cumplió el encargo sin imaginar que su novedoso diseño iba a popularizarse, primero entre los moradores de esa región, y luego mundialmente.

La primera denominación de esta peculiar camisa fue “yayabera”, porque solía usarse en la zona del río Yayabo. Pero se dice que los labriegos espirituanos acostumbraban a acopiar guayabas y a guardarlas en los bolsillos de la "yayabera". De ahí que ésta cambiara muy pronto su nombre por el actual.

Otras versiones hablan de un inmigrante español que en el siglo XVIII montó una sastrería en la villa de Sancti Spíritus, donde vendía camisas largas con bolsillos cómodos para guardar tabacos.

De todas formas, sea una invención de aquella campesina espirituana o del supuesto sastre ibérico asentado en la isla, la guayabera alcanzó rápidamente gran popularidad, al punto de que en 1880 el Ayuntamiento de Sancti Spíritus autorizó su uso en actos oficiales donde hasta entonces sólo estaba permitido presentarse de cuello y corbata.

Hacia mediados del siglo XX, los políticos cubanos comenzaron a usarla en sus recorridos electorales y la consagraron como vestimenta política en la década de los 50.

Esta camisa de faldones grandes que se usa por fuera del pantalón puede ser de mangas largas o cortas. Por lo general, tiene cuatro bolsillos al frente, dos hileras de alforzas en el pecho y tres en la espalda, rematadas por pequeños botones.

La elección de vestuario de Felipe VI para los actos en la capital andaluza, que se llevaron a cabo en el Polígono Sur, el Alcázar y la Catedral el pasado 29 de junio sorprendió a algunos.

Un día en que los termómetros de la capital hispalense alcanzaron los 38º, don Felipe se desprendió de la habitual chaqueta para lucir un atuendo semejante al que llevó en el viaje de estado que realizó junto a la Reina Letizia a Cuba el pasado mes de noviembre.

En redes sociales se llegó incluso a criticar la supuesta "relajación" de la vestimenta formal del Rey, desconociendo que la guayabera se considera una prenda de etiqueta en numerosos países latinoamericanos.

Antes de su visita del año pasado a la isla, el Rey ya la había usado durante la Cumbre Iberoamericana de Veracruz junto al resto de los jefes de estado de la región.

También su padre y predecesor, el rey don Juan Carlos, la vistió en público en un par de ocasiones, aunque siempre durante sus giras por América Latina. 

Se trata de la primera vez que el look del monarca acapara más la atención que el de su esposa, que eligió un sencillo vestido veraniego de la marca Adolfo Domínguez, combinado con unas sandalias de esparto, en la misma línea de lo que ha lucido durante esta gira por varias ciudades españolas para promocionar el turismo.

Por lo visto, la guayabera como prenda veraniega y apta para ceremonias oficiales se ha colado de forma definitiva en el armario del jefe de Estado español.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985