Insurrecto Foto © Instagram del artista

Insurrecto sobre la tiradera con Al2 El Aldeano: "Lo que hice con él fue una humillación total"

El reguetonero cubano Leandro Medina Fellové –quien ahora lleva por nombre artístico Insuchavia, pero mejor conocido en la farándula cubana como Insurrecto– concedió una entrevista al presentador Alex Otaola en la que habló de la 'tiradera' con Al2 El Aldeano, de sus duros momentos en Las Vegas y de sus nuevos proyectos musicales.

"Ya con Al2 no hay ninguna bronca porque lo que hice con él fue una humillación total", dijo sobre la tiradera que ha mantenido en las últimas semanas con el rapero Al2 El Aldeano.

"No sentí ninguna presión", afirmó acerca de los temas que intercambiaron. "Yo pensé otra cosa de un rapero de esa índole, visto como uno de los mejores MC y exponentes de este género en Latinoamérica, sinceramente me decepcionó".

"Yo le descargaba antes, incluso más que a El B", aseguró el artista, cuya polémica con Al2 vino a raíz del enfrentamiento de este con Osmani García.

Además, contó que hace tiempo él le propuso a Al2 hacer una colaboración y "él a mí me subestimó totalmente".

"(Al2 y Silvito) se han venido metiendo con los reguetoneros y están cayendo en esa chapucería, conmigo se jamó tremendo cable", argumentó.

Insurrecto vivió el año pasado una dura experiencia en Las Vegas, donde estuvo semanas sin casa y donde, además, fue agredido físicamente al salir de una presentación en una fiesta privada.

"Dormí en mi carro por un tiempo aproximado de dos meses, yo no tenía dónde estar. De hecho aquí solo tengo un primo y nos comunicamos poco. Gracias a Dios que me ha puesto en el camino a personas buenas a las cuales les agradezco el tiempo que me ayudaron", confesó el artista, que aún continúa indocumentado en Estados Unidos.

"La experiencia en Las Vegas fue difícil y en cuanto a trabajo fue un fracaso total", relató el reguetonero, que ahora vive en Miami. "En la Florida dominan los cubanos, uno tiene las puertas abiertas y puede hacer conciertos más seguido".

El Insurrecto dijo estar ahora muy enfocado en su música y dejó claro que no ve necesidad de hablar en sus canciones acerca de la realidad de Cuba porque "si no lo hice allá, no lo voy a hacer aquí".

"Si no hablo de eso, ¿para qué voy a cantarlo?. Sinceramente yo no pienso en eso. Yo vine para el lado de acá y pasé lo que pasé. En Cuba, por lo menos, cuando se te acaba el azúcar tú puedes tocar a la puerta de al lado y pedirle al vecino, aquí no, aquí no hay puertas ni esperanzas en ese aspecto", señaló.

"La gente aquí se concentra en sus cosas y te deja bota'o en la calle. Si alguien te recoge a los tres días ya te botó. Aquí son pocos los que te echan la mano", lamentó.

Al respecto de la cuestionada decisión de cambiarse el nombre artístico de Insurrecto a Insuchavia, el reguetonero explicó que lo había hecho como homenaje a un amigo que había muerto.

"Yo me puse el chavia por un amigo mío que falleció el año pasado, lo mataron, y le estoy haciendo homenaje con este nombre, porque en el dialecto abakuá es un rango dentro de la religión", explicó. 

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985