Lorenzo Rodríguez, de 83 años, el anciano cubano en Florida. Foto © Captura de pantalla de Univisión

Anciano cubano de Florida venció la muerte tras 75 días hospitalizado por COVID-19

Un anciano cubano residente en Florida superó la enfermedad causada por la pandemia del coronavirus tras 75 días en los cuales los médicos dijeron a la familia que se preparara para lo peor, informa el programa Aquí y Ahora de la cadena Univisión.

"No saben cómo yo me he recuperado tan pronto. La mujer mía dice que yo cogí el teléfono y la llamé y le dije 'me van a entubar, pero yo sé que me voy a morir', dice ella que yo dije, pero en realidad te miento si yo sé algo de eso", contó Lorenzo Rodríguez, de 83 años, al citado medio.

"Fue increíble porque nunca en mi vida pensé que iba a oír esas palabras y mucho menos de él. Me lo dijo en palabras muy rotas porque casi no podía hablar, ya no tenía casi aire", señala Esther Rodríguez, hija del cubano, sobre el momento cuando recibió la llamada de despedida de su padre.

Pese a que este cubano fue inducido a un coma en dos ocasiones en el Baptist Homestead Hospital y perdió la conciencia por más de 60 días, se recuperó tras recibir un tratamiento a partir de un donante de plasma, entonces le dieron fisioterapia para recuperar la movilidad y ya se encuentra en su casa junto a su familia. 

Este anciano salió de Cuba a finales de los sesenta rumbo a España y luego a Florida, Estados Unidos, donde a su historia de inmigrante se unió ahora superar el COVID-19. Cuando salió del hospital fue aplaudido por todo el personal y los presentes porque su victoria era esperanzadora para quienes llevan desde marzo atendiendo a pacientes de coronavirus. 

El cubano detalla que un médico lo quería desconectar en dos ocasiones y gracias a una sobrina médico y a su hija sigue vivo. En sus peores momento llegó a tener un cuadro grave con líquido en los pulmones y neumonía, entonces recibió transfusiones de sangre, cuenta la fuente. 

"Cada vez que Esther llamaba para verlo por video yo le decía 'yo no quiero verlo' porque yo quería recordarlo como era él. Y yo decía 'no, él no se va a morir'", confiesa su esposa Celia Rodríguez, quien también estuvo ingresada 12 días en el hospital por esta enfermedad. 

Sobre la sangre que le salvó la vida, Lorenzo apunta que "hubo un hombre que no sabemos quién es, que prestó allá por Orlando el plasma y dice que tan pronto me inyectaron el plasma, como a las cuatro horas ya yo meneaba la cabeza".

"Todo el mundo alegre, tiene vida. Cuando el doctor nos llamaba y nos decía, nosotros era fiesta la que hacíamos", recordó Celia. 

Su hija comenta que un día después del tratamiento el cubano abrió los ojos y movió una mano, algo que lo tomó como un símbolo de su lucha por vivir.  

Desde hace semanas se registran cifras récords de nuevos casos de coronavirus en Florida, donde el acumulado total ya supera los 200 mil pacientes, de los cuales lamentablemente fallecieron más de 3800 personas, según los datos publicados este domingo por el Departamento de Salud local.

La historia del cubano Lorenzo Rodríguez, de 83 años, trasciende cuando los casos de coronavirus en Estados Unidos son más de dos millones 888 mil y 129 947 fallecidos, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins hasta el cierre de esta noticia.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.