Enfermeras de Mayarí (Imagen referencial) Foto © Radio Mayarí/ Facebook

Nuevo episodio de rabia en Holguín mantiene a dos cubanos bajo vigilancia

Un evento de rabia fue detectado esta semana en Mayarí, Holguín, por el cual se mantienen bajo vigilancia dos personas que tuvieron contacto con un gato infectado con el virus.

Según una información publicada en la página web de la emisora Radio Mayarí, la dirección de salud pública del municipio trabaja para controlar el nuevo brote de la enfermedad, surgido a menos de dos meses de la muerte por rabia de tres personas –un matrimonio y el hermano de la mujer–, tras ser mordidos y arañados por un gato callejero que habían recogido.

El caso que en este momento mantiene en alerta a las autoridades sanitarias ocurrió el pasado 10 de junio, cuando una familia del barrio de Guayabo acudió al médico por lesiones provocadas por un gato, el cual posteriormente dio positivo a la rabia al hacérsele los análisis de laboratorios correspondientes.

Al conocerse el hecho se activó el protocolo establecido, el cual incluye la vacunación antirrábica a los afectados y su puesta en observación permanente.

Hasta el pasado jueves ambos pacientes, de quienes no se han ofrecido más datos, evolucionan de forma satisfactoria, de acuerdo a la información aportada por Yanet Tamayo Laurencio, directora de higiene y epidemiología en Mayarí.

Se afirma que en la zona de Guayabo hay abundante presencia del virus de la rabia en murciélagos y mangostas, lo cual es un factor de riesgo para la población.

La nota de Radio Mayarí reporta otro suceso acaecido en la comunidad de Guanina, donde un felino agredió a dos niñas y a su abuela y les causó heridas a las tres, un hecho del que no se brindaron más detalles.

El municipio holguinero desarrolla una campaña de vacunación de perros y gatos, para lo cual ha recibido 10.000 dosis de vacunas antirrábicas enviadas por el Ministerio de Salud Pública.

En junio pasado las autoridades sanitarias anunciaron la inmunización de más de 4.800 perros y gatos en el territorio, como vía de prevención de nuevos casos de la enfermedad, justo cuando recibían atención médica alrededor de 40 personas que habían sido mordidas por animales.

Apenas un mes antes, se tomó la decisión de sacrificar a todos los animales callejeros, como parte de una campaña de saneamiento en las calles con la que se pretendía evitar nuevos brotes de rabia. La noticia generó gran preocupación entre los activistas defensores de los animales en toda la isla.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985