Crisis económica y roces entre militares y civiles complican la travesía de Díaz-Canel

Funcionarios achacan a tensiones constantes el mal desempeño de Díaz-Canel ante el Consejo de Ministros.

Collage CiberCuba
Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y Luis Alberto Rodríguez López-Calleja (Imagen de archivo) Foto © Collage CiberCuba

Este artículo es de hace 1 año

"Díaz-Canel no está bravo, sino cansado por la tensión en la que vive desde que llegó al cargo, y los roces entre militares y civiles", dijo a CiberCuba una fuente cercana al presidente cubano, que exigió el anonimato.

La fuente aseguró desconocer si el General de Brigada y presidente de GAESA, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja ha pasado parte del encierro obligatorio debido al coronavirus en "un hotel de lujo de Varadero, adonde acudía el primer ministro Manuel Marrero para despachar con su jefe y amigo", como aseguró una trabajadora de ese polo turístico.

"Me extrañaría mucho porque me consta que Raúl (Castro) ha pedido a todos estar en La Habana y al pie del cañón porque la situación es muy tensa por nuestros problemas económicos y el recrudecimiento de las sanciones norteamericanas; y más después del coronel en la playa, que encabronó a todo el mundo aquí", añadió.

Una fuente de la televisión cubana aseguró que el "compañero coronel Molina fue degradado y enviado a casa, sin jubilación", pero CiberCuba no ha podido contrastar datos que permitan identificar mejor y sobre la situación del militar al que aludió una niña en una directa de Pau Massola en Facebook Live, que se hizo viral.

"Díaz-Canel no ha tenido respiro desde que llegó al cargo y los roces entre militares y civiles por temas de corrupción y el egoísmo de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja con la asignación de recursos para comprar alimentos ha generado más de una bronca", reconoció.

"Lo de la vicepresidenta de CIMEX provocó otra bronca porque parece que el jefe de GAESA no controla a toda su gente y ha habido otro caso de corrupción en Transgaviota", informó la fuente, que se negó a dar detalles sobre los hechos aunque concedió que hay "al menos, una funcionaria presa".

"Yo no se si Alejandro (Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía) tiene una paladar en La Habana, pero si la tuviera, supongo que cumpla con la legalidad vigente", dijo la fuente que lamentó la "constante difusión de rumores o falsas noticias para dañar a la revolución y sus dirigentes".

"El presidente no quiso burlarse de nadie, cuando dijo que solo hablaban del dólar y no de las otras medidas porque no las conocían; Díaz-Canel quiere cambiar muchas cosas, entre ellas la comunicación", apuntó.

"El jueves (16 de junio) fue un día de locura, como reflejó Granma anunciando una comparecencia de Díaz-Canel en la Mesa Redonda, donde Alejandro (Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación) fue el que peor estuvo, Rodriguito (Malmierca Díaz, ministro de Comercio Exterior y para la Inversión Extranjera) hizo un buen papel y el vicepresidente Salvador Valdés Mesa, asumió las riendas porque las supuestas dificultades técnicas descolocaron a Randy Alonso", recordó.

La crisis económica de Cuba, agravada por el impacto del coronavirus sobre el turismo y las remesas monetarias y recargas telefónicas desde la emigración, ha permitido a Malmierca Díaz asumir un mayor protagonismo político, pese a los rumores de que "hace seis meses iba a ser destituido".

La designación de la "embajadora vitalicia" Ana Teresita González Fraga como viceministra primera del Ministerio de Comercio Exterior y para la Inversión Extranjera, en enero pasado, fue interpretada como un síntoma de que "Rodriguito había caído en desgracia con Raúl", pero Díaz-Canel "lo ha reforzado, dándole un mayor peso político", dijo una fuente próxima a Malmierca Díaz.

"Mucha gente creyó que el enfado de Díaz-Canel era porque, en la práctica, había que desautorizar al Comandante en Jefe, quitando el gravamen del 10% al dólar, pero eso tampoco es verdad porque fue una decisión tomada en el Buró Político y justificada por la crisis, que es innegable", explicó.

"Yo no sé porque el primer ministro no estuvo en esa Mesa Redonda, habría que preguntárselo al compañero Marrero; lo que sí te puedo decir es que fue el presidente quien decidió la participación del presidente de CIMEX en esa comparecencia", detalló.

El coronel Héctor Oroza Busutil, preside CIMEX desde 2010 y proviene de las Tropas Especiales de las FAR, donde se formó como uno de los cien Instructores integrales que tiene Cuba, con asesoría de militares vietnamitas, tras la caída de la Unión Soviética y durante la "Mesa Redonda" del jueves 16 mantuvo un bajo perfil, concediendo el protagonismo a la directiva de "Tiendas Caribe", Ana María Ortega.

Un funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) evitó valorar la "Mesa Redonda" del jueves 16, "para no contribuir a la confusión en la que ustedes están instalados", pero admitió que "Fidel ya no está y Raúl es un defensor del liderazgo colectivo".

"Lo que le pasa a ustedes, los contrarrevolucionarios... no sé si debo hablar así... es que no leen a nuestros dirigentes. Raúl advirtió que Fidel es insustituible, salvo que lo sustituyamos entre todos, pero ustedes nunca tuvieron en cuenta sus palabras; y sí, discrepancias siempre ha habido, las hay y las habrá, pero aquí no nos vamos a suicidar para que ustedes cojan esto de jamón", avisó.

"Ah, bueno, sí, tampoco es que esto sea jamón porque nosotros somos conscientes de los problemas que tenemos y queremos resolverlos, mientras que ustedes creen que lo van a solucionar todo privatizando y mandando trabajadores al desempleo, como ocurría antes de la revolución", matizó.

"Un déficit nuestro es que las personas no conocen a Díaz-Canel, quizá porque le ha tocado sustituir a dos gigantes, como Fidel y Raúl, pero el presidente sabe lo que debe hacer y un día malo lo tiene cualquiera, más cuando se trabaja con tantas tensiones", indicó.

"La responsabilidad en el incumplimiento de los acuerdos del congreso (VII del gobernante partido comunista) es del Buró Político... sí, eso se comenta, que Gaute (Víctor) va a sustituir a Machado Ventura; ya se sabrá", concluyó.

Las tensiones gubernamentales, evidenciadas en la "Mesa Redonda" del 16 de julio, siguen a trifulcas anteriores por la asignación de recursos para comprar alimentos, primero entre Ricardo Cabrisas Ruiz y Luis Alberto Rodríguez López-Calleja; desencuentro que llevó al presidente Díaz-Canel a ordenar a su ministro de Economía que cogiera dinero para comprar pollo y "no consultes".

En mayo, el sector militar llamado del "arroz con frijoles" se enfrentó al bloque liderado por Rodríguez López-Calleja, que controla la economía dolarizada, porque la crisis económica y el coronavirus concedieron mayor protagonismo al consumo interno que al turismo.

Pero el presidente de GAESA no cedió en su control absoluto y el General de División Rubén Martínez Puente, jefe de la Agropecuaria de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), llevó la protesta al Buró Político, adonde acudió invitado por Díaz-Canel para exponer los planes y situación de su empresa.

Un diplomático de la Unión Europea en La Habana consideró que los roces entre altos cargos cubanos son "típicos de una situación de pre transición, como corresponde a la jubilación de Raúl Castro, a la que cada grupo querrá llegar con la mayor cuota de poder posible".

Para Yaxys Cires Dib, director de Estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, "las trifulcas internas no son novedad en el castrismo, pero estas ocurren en el peor momento por la incertidumbre que generan la combinación de pobreza estructural y problemas de liderazgo".

"La dolarización es una perversión económica, fruto del desastre acumulado en 61 años de experimentos; pero las autoridades no han consensuado sus decisiones ni siquiera con el espectro de organizaciones afines porque lo que no era posible asumir en febrero, en julio es circunstancia vital", lamentó.

Aunque la mayoría de los economistas coinciden en que la redolarización implica una vuelta a la política económica cubana de los años 1993-1994, recuerdan que hace solo cuatro meses, las autoridades ratificaron el gravamen del diez por ciento al dólar.

La crisis económica de los años noventa provocó el "Maleconazo", que desembocó en la última ola migratoria desde Cuba hacia Estados Unidos, que ya ha advertido al Palacio de la Revolución que cualquier intento parecido será leído en la Casa Blanca y el Pentágono como "un acto de guerra".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba