Raúl Castro y su ex yerno Luis Alberto Rodríguez López-Calleja Foto © CiberCuba

Parálisis económica cruje a Cuba y el bloque militar se parte en dos

El zar económico del tardocastrismo,  general de brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, se ha pasado de frenada y ha provocado la escisión del bloque militar en dos facciones, reconocieron a CiberCuba una fuente cercana a la presidencia y un ex ministro, que hablaron bajo condición de anonimato.

Un reparto de poder previo, había establecido que el presidente ejecutivo de GAESA y su gente controlara la economía dolarizada y otros jefes militares asumieran el negocio de la distribución de alimentos y bienes de consumo en pesos cubanos; a este bloque lo llaman del arroz con frijoles, en clara alusión a la dieta más habitual de la empobrecida población.

Los militares del arroz con frijoles se han hartado del "egoísmo" de Rodríguez López-Calleja que "está poniendo en peligro la estabilidad social" y se quejaron directamente a su ministro Leopoldo "Polo" Cintras Frías, que se puso de perfil por "veterano y prudente"; y los antiguos cadetes y camilitos hablaron entonces con el jefe de Estado Mayor, general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, que prometió "transmitirlo", dijeron las fuentes consultadas.

El economista Elías Amor cree que las "mejores oportunidades" estarán ahora en "producir para el consumo interno e ir consolidando la producción nacional también para el turismo, si llega a recuperarse"; pero lamentó que la doctrina comunista siga "machacando en viejos esquemas y no aborde el problema de la propiedad de la tierra" que sigue siendo tabú en Cuba, como demostró la Mesa Redonda del lunes 4 de mayo.

La novedad no es la bronquitis aguda entre tecnócratas verde oliva y burócratas civiles, sino el choque de trenes entre militares que manejan dólares y los gestores en pesos cubanos, subrayó el ex ministro, que "lamenta" no poder contar con Fidel Castro en las actuales circunstancias.

"El jefe (Fidel Castro) siempre daba la cara y tomaba decisiones, aunque yo no sé si ahora incluso podría hacer de árbitro porque la gente de Díaz-Canel está "sensible" y se ve reflejada en los casos de Lage (Carlos) y Pérez Roque (Felipe) y, para complicar más el juego, ministros, generales y coroneles jóvenes se han acercado al comandante Ramiro Valdés", aseguró.

Lage se "comió enterito el desgaste del período especial y sufrió aquello de que cada vez que sale el calvo en la televisión, es para jodernos" y luego fue apartado por Raúl Castro para imponer a su gente, recordó.

"Raúl (Castro) tiene otro perfil, hizo cosas importantes, pero quizá se quedó sin tiempo y tiene casi 89 años", recordó la fuente próxima a la presidencia de la República de Cuba, que rechazó comentar si el primer secretario del comité central del PCC sintió miedo ante el embullo Obama y aplazó las reformas.

Un funcionario del aparato del PCC reconoció a CiberCuba haber "oído algo de la incomodidad" de los militares que se ocupan de la economía interna, pero cree que la sangre no llegará al Almendares porque "tenemos a Trump enfrente y todos compartimos un mismo ideal de patria".

En "algunas reuniones y comentarios de pasillos" afloran dos puntos de vista: Quienes abogan por un escenario inmediato de reformas estructurales y los que sugieren ganar tiempo "hasta noviembre" y ver que pasa en las elecciones norteamericanas, comentó.

El inesperado frente abierto por Rodríguez López Calleja ocurre en el peor momento y se suma al pulso que venía manteniendo con los burócratas del PCC y con Díaz-Canel, que "es consciente de la necesidad de reformas, pero no cree en que el putinismo sea la vía más adecuada", apuntó.

No tenemos una varita mágica ni somos adivinos, pero todos los análisis debían tener en cuenta que "han confluido la crisis económica por culpa del bloqueo (norteamericano), el coronavirus, las elecciones en Estados Unidos y la jubilación de Raúl (Castro)", apuntó.

El funcionario se negó a valorar la posible jubilación de Machado Ventura, que mantiene un férreo control sobre el aparato partidista; "Raúl invitó a la generación histórica a irse con él, pero aquí no se habla de jubilaciones; lo que no quiere decir que no se vayan a producir, aunque queda casi un año", subrayó.

Las previsiones para el primer semestre de 2020 del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez eran subir el salario mínimo y las pensiones, eliminar la libreta de racionamiento, vender una canasta básica familiar mensual a precio de mercado, eliminar el CUC y fijar una tasa de cambio de 50 pesos cubanos por un dólar norteamericano; pero la crisis económica ha modificado "completamente las prioridades", reconocieron las fuentes.

La crisis económica de Cuba, que arreciará a partir de junio, provocará "un reequilibrio de poder" porque ahora "será vital" controlar el consumo interno y López-Calleja, actuando con "su prepotencia habitual" soltó ese lastre a una parte de sus compañeros de armas, creyéndose que con "turismo y sus socios franceses" tendría garantizada la travesía hacia "su encumbramiento y riqueza personal", sostuvo la fuente próxima a la presidencia.

El veterano Ricardo Cabrisas Ruiz fue el primero que enfrentó al  presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial (GAESA) del ejército cubano y se negó a seguir despachando regularmente por su negativa a contribuir al presupuesto nacional con recursos extras y seguir manteniendo un férreo control de sus dineros, como informó CiberCuba, en octubre de 2019.

Díaz-Canel está intentando evitar que la bronca trascienda más de lo debido, y "ha movido sus peones con acierto, incluso usando a un hombre de Machado Ventura, como (Roberto Morales) Ojeda y a Tapia (Jorge Luis), que es un hombre suyo" para gestionar la crisis económica, que "aún no ha entrado en su fase aguda", subrayó la persona cercana a presidencia.

En todo este lío entre uniformados, la incógnita pasa por conocer la "postura de Gandarilla (ministro del Interior) y de los tres jefes de ejércitos", pero en ambos casos "creo que no apoyarán, al menos abiertamente, a López Calleja porque ellos saben que la escasez de alimentos es un polvorín y lo justo es que GAESA sea solidaria con su país y su pueblo", aseveró.

Vicealmirante Gandarilla Bermejo / Foto: Cubadefensa

El ministro de Interior, vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo, promovió el cese del coronel Alejandro Castro Espín, a raíz del escándalo de los ataques sónicos a diplomáticos de Estados Unidos y Canadá en La Habana, recordó.

"No tengo constancia de que Díaz-Canel haya hablado con Lage en estos días, eso sería una bomba, chico (...) no creo que desaire así a Raúl; es el presidente y aspirante a dirigir el partido, pero Ramiro si tiene cojones para eso; aunque a mi me llega que Lage no quiere líos, y es una pena que no se consulte con quienes fuimos dirigentes durante el período especial", sostuvo el ex ministro del gobierno cubano.

Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez

"Díaz-Canel tiene equipo y reservas buenas como Chapman (Inés María, viceprimera ministra) que sale bien en las encuestas que hacen regularmente (...) date cuenta que todos esos muchachos han trabajado desde la base y conocen los problemas de la gente porque ellos también lo sufrieron, no como Gallito ronco (López-Callejas) que siempre fue un bitonguito", añadió.

La imposición de Manuel Marrero Cruz como primer ministro sentó mal a Díaz-Canel y su equipo, conocedores de la mediocridad y guataquería manifiesta del pupilo de López-Calleja, formado por la empresa española Meliá; pero que arruinó el turismo en Cuba.

"Quizá Gallito ronco quiere reeditar con Marrero el esquema del que formó parte con Julio (Casas Regueiro) y Pérez Róspide (general Luis); pero ni el es Julio ni Marrero es el, que es un hombre inteligente y ambicioso", dijo la fuente cercana a presidencia.

Marrero Cruz fue quien pidió a los cubanos "unirnos por encima de diferencias" ideológicas y religiosas, en la Mesa Redonda del 20 de marzo, recordó el ex ministro que no duda de un posible cambio de lealtades del primer ministro, "si aprecia que su padrino cae en desgracia".

"¿Ustedes (CiberCuba) no se han puesto a pensar que, a lo mejor, la decisión de mantener el país abierto al turismo fue otra imposición de López-Calleja no compartida por Díaz-Canell el gobierno ni el Partido Comunista?", cuestionó.

Hace poco, "Tapia puso el dao malo en una reunión, cuestionando los datos y algunos planteamientos de los cuadros que estaban preparados para intervenir y fueron los guardias invitados, todos del sector arroz con frijoles, los que más aplaudieron", contó la persona cercana a la presidencia.

Viceprimer ministro Jorge luis Tapia Fonseca / Foto: Cubadebate

"Ah, coño, y tu pretendes que eso salga en la prensa nuestra; no chico, eso es imposible, por ahora; los muchachos del gobierno, tu di que hay gente valiosa ahí y que se sienten agredidos, saben que los cubanos ya se informan por muchas vías, que Raúl rompió el monopolio de la prensa estatal con la Internet, pero lo que tu pretendes es contrarrevolución, no me jodas, compadre", afirmó el ex ministro, que aseguró desconocer los detalles de la referida asamblea.

Ustedes se quejan de que no le damos bola, es posible que tengan razón en parte, pero la prensa que se hace sobre Cuba, fuera de aquí, salvo excepciones, solo refleja los "aspectos negativos" y no siempre atiende a "señales claras, como la aparición de Rodriguito (Malmierca) hablando de economía interna en la Mesa Redonda; a veces soltamos datos y ustedes no los valoran adecuadamente", apostilló la fuente cercana a Díaz-Canel.

"Todo este lío sería preferible que Raúl lo dejara solucionado de aquí al congreso del partido (abril 2021, según calendario oficial), pero igual tiene que hacerlo antes porque la situación es muy compleja y ellos saben que una Primavera Árabe sería la descojonazón vigueta; perdóname, yo no si se podrán decir malas palabras en los periódicos...", concluyó el ex ministro.

"Quizá no sea una situación tan grave, como apuntan tus fuentes, el presidente sabe que se juega su prestigio, pero se siente respaldado por sus compañeros, por todos sin excepción, aunque es lógico que en la gestión de gobierno -más aún en tiempos de crisis- afloren discrepancias", matizó la fuente próxima a Díaz-Canel.

El peso de los militares en el gobierno es mínimo, en comparación con el gabinete anterior; pero "admito que mientras los militares controlen la economía, tendrán mucho poder sobre el presidente y el partido"; reconoció.

Recuerda que en Cuba "nos hemos equivocado todos y solo unidos podremos salvar a nuestro país"; como dijo el propio Raúl, el comandante en jefe es insustituible, salvo que lo sustituyamos entre todos; quizá esa sea la "fórmula más cómoda" para Díaz-Canel, aunque hay "ministros, como los de Transportes y Economía, que ya han frenado a algunos militares empresarios y al propio López-Calleja", concluyó.

Archivado en:

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985