Cuba, Imagen de Archivo Foto © CiberCuba

El abismo financiero y los cuentapropistas

El gobierno cubano ha pedido al sector privado cofinanciar el déficit financiero porque la nómina de la burocracia política no le permite hacer frente a sus gastos.

¿Por qué creció la deuda?

El Estado elevó progresivamente los gastos públicos no sociales y los subsidios a las empresas y no quedó otro remedio que pedir dinero a instituciones especializadas como el "Club de París" y los bancos nacionales para financiarlos.
 

¿Quién debe tanto dinero?

Fundamentalmente, el 75% la administración pública junto a las organizaciones políticas y de masas, que anualmente reciben dinero del presupuesto estatal. El 100% es deuda del estado, es decir, deuda pública, ya que los privados en Cuba no tienen  deuda.

¿Cómo pretenden eliminar la deuda?

La tenemos que pagar entre todos los cubanos que trabajamos y asciende a ocho mil noventa y un pesos (8.091), según cifras oficiales. Teniendo en cuenta que los cálculos de deuda dejan fuera a quienes no tienen ingresos, la deuda se reparte entre cuatro millones 482 mil 700 cubanos con empleo. 

Habría que incluir también en el cálculo a los pensionistas porque obtienen renta. Hay 1.670.502 pensionistas que cobran una pensión media de 303 pesos mes, según datos de hace dos años-

El cálculo es sencillo, dividiendo la cifra total del déficit del Estado entre seis millones 153 mil 202 cubanos, toca a  mil 314 pesos con 92 centavos cubanos (1.314, 92) por cada persona con ingresos en la isla, donde el salario medio es de 879 pesos mensuales, según cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Por tanto, un trabajador con salario medio, que suma 10 mil 548 pesos al año, tendría que dedicar el 17% de un salario anual a pagar la deuda del estado. Impensable por razones obvias y por las "carencias técnicas" del sistema financiero que, además debe lidiar con la natural desconfianza de muchos cubanos hacia las propuestas oficiales, especialmente los mejores posicionados económicamente.

En el caso de los jubilados la desproporción es mayor porque la pensión media anual suma tres mil 636 pesos cubanos, tendría que dedicar el 36% de sus ingresos en un año para cofinanciar el déficit público. Imposible.

La falta de liquidez obliga al gobierno a pedir los pequeños y medianos empresarios privados a que compren deuda pública para aumentar el consumo en el comercio local a través de un elevado proceso inflacionario.

La situación beneficia al gobierno, pues la deuda se paga más fácil porque el dinero vale mucho menos, y las quejas de los “malvados empresarios capitalistas” no valen nada.

La política es devolver la deuda con inflación porque así no se negocia nada, pero seguir imprimiendo dinero para pagar las deudas nacionales es una patada a los emprendedores.

La estrategia financiera del régimen pretende abaratar los recursos humanos, distraer con billetes de alta denominación a los inversores nacionales e impulsar al comercio electrónico para disminuir el costo de la circulación monetaria y bancarizar las divisas que entren a Cuba.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Playlist de videos en CiberCuba

Ángel M. Rodríguez Pita

Ángel M. Rodríguez Pita (La Habana, 1989). Estudioso del emprendimiento y la economía cubanos.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985