La primera ministra de Nueva Zelanda, Foto © YouTube/screenhot-nzherald.co.nz

Nueva Zelanda vuelve a reportar casos de coronavirus 102 días después

Apenas dos días después de haber cumplido 100 jornadas sin nuevos casos de coronavirus, las autoridades de Nueva Zelanda han confirmado que cuatro miembros de una familia están infectados en la ciudad de Auckland.

Las autoridades investigan la posibilidad de que esos primeros casos de COVID-19 en más de tres meses, fueran importados a través de transporte de alimentos congelados.

La primera ministra, Jacinda Ardern, ha vuelto a imponer rápidamente restricciones en la ciudad y medidas de distanciamiento social en todo el país.

Los residentes en Auckland -donde viven alrededor de 1.7 millones de personas- dispusieron de unas horas para prepararse para el regreso a las restricciones de nivel 3 este miércoles, lo que requiere que las personas se queden en casa a menos que sea para viajes esenciales.

"Ir duro, ir temprano con bloqueo sigue siendo la mejor respuesta", dijo Ardern. "Nuestra respuesta al virus hasta ahora ha funcionado. Sabemos cómo vencer esto", añadió.

El resto del país fue colocado nuevamente en restricciones de nivel 2, que es ligeramente más flexible. Las restricciones permanecerán vigentes hasta este viernes, aunque Ardern dijo que su gabinete decidirá ese día sobre los próximos pasos.

La policía instaló barricadas para evitar un éxodo masivo de Auckland, los supermercados racionaron la venta de algunos productos básicos, y se formaron largas colas en los centros de pruebas de COVID-19 en la ciudad.

El origen del brote

"Estamos trabajando duro para armar las piezas del rompecabezas sobre cómo se infectó esta familia”, dijo la directora general de Salud Ashley Bloomfield, pues la fuente del brote ha desconcertado a los funcionarios de salud.

Las investigaciones se centran en la posibilidad de que el virus se importara por flete. Bloomfield dijo que se estaban realizando pruebas en una tienda de alimentos de Auckland, donde trabajaba un hombre de la familia infectada.

"Sabemos que el virus puede sobrevivir en ambientes refrigerados durante bastante tiempo", dijo Bloomfield durante una conferencia de prensa.

La unidad neozelandesa de Atlanta, con sede en EE. UU., Americold Realty Trust, especialista en almacenamiento refrigerado, se identificó como el propietario de la tienda refrigerada donde trabaja uno de los pacientes.

El director gerente de Americold dijo al periódico NZ Herald que el hombre infectado había estado de baja por enfermedad durante varios días, y que todos los empleados habían sido enviados a casa para hacerse pruebas.

Envasado de alimentos

China también ha informado de varios casos de detección del coronavirus en el empaque de productos del mar congelados, importados en las últimas semanas.

La Organización Mundial de la Salud indica que no hay ningún caso confirmado de COVID-19 transmitido a través de alimentos o envases de alimentos. Sin embargo, también señala que los estudios han demostrado que el virus puede sobrevivir hasta 72 horas en plástico.

Dos miembros de la familia infectada habían visitado lugares turísticos en la ciudad de Rotorua, a unas tres horas en coche al sur de Auckland, mientras estaban sintomáticos, y un tercero había ido a trabajar a una empresa financiera, también cuando tenía síntomas.

De momento, cuatro personas que tuvieron contacto con la familia se consideran casos probables, y más de 200 personas han sido identificadas como contactos de la familia.

Cien días sin coronavirus

 Nueva Zelanda cumplió 100 días el pasado 9 de agosto sin registrar nuevos casos de coronavirus en su territorio por eventos de transmisión local. El último caso se había detectado el 1 de mayo, tras haber iniciado su etapa de desescalada y comenzar a flexibilizar las medidas que habían puesto en marcha al principio de la pandemia.

Entre las acciones más efectivas de su estrategia estuvo un cierre temprano, estrictas restricciones en sus fronteras y un estricto programa de prueba y rastreo de casos.

Desde el comienzo de la crisis, el gobierno neozelandés suspendió vuelos y actividades económicas. Además cerró escuelas, oficinas, parques, centros comerciales y playas, cuando todavía tenían muy pocos casos. 

Nueva Zelanda declaró en abril que el coronavirus había sido "eliminado" en el país, luego de una semana con casos de un solo dígito.

Con alrededor de 1.500 casos confirmados y 22 muertes, la exposición de Nueva Zelanda al virus sigue estando muy por debajo de muchas otras naciones desarrolladas.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985