Familia protege animales Foto © La Cobija/Facebook

Familia cubana cuida a más de 40 animales rescatados de las calles en La Habana

Una familia cubana que reside en San Miguel del Padrón ha rescatado a más de 40 animales en las calles de La Habana.

Desde hace varios años Noris, Ricardo y su hija Daynoris, se dedican a proteger y brindar techo y cuidados a animales callejeros.

"Empezamos hace 7 años, con un perro que mi mamá rescató que tenía moquillo. Siempre hemos tenido animales, pero ese perrito fue nuestro primer rescatado. Le pusimos Negrito, logramos curarlo y aún lo tenemos. Después rescatamos a La Niña, que era de un vecino que estaba preso, y no la alimentaban, así que mi mamá la acogió en casa", relató Daynoris al grupo de acogida de animales callejeros La Cobija.

"Poco a poco fuimos rescatando más animalitos de la calle. Nos inclinábamos más por los enfermos, con sarna, atropellados, con heridas, casos que sabíamos que pocas personas aceptarían. Así fue creciendo el número de animales acogidos. Entonces mis padres decidieron cercar la azotea, poner tejas y hacerle casitas a los perros, con ayuda de amigos de la familia. Sin darnos cuenta ya hoy tenemos 37 perros y muchos gatos que alimentamos. Así nació la casa de acogida Los Protegidos", agregó.

"Mi mamá siempre me inculcó el amor a los animales, no importa cuales sean. No nos gusta ni que los gatos se coman las lagartijas, ni a los pajaritos. Aquí todos participamos en el cuidado de los rescatados. Mi mamá es la que más tiempo está con ellos, ya que yo estudio y mi papá trabaja. Ella es la que siempre está en casa y se encarga de darles la comida, yo los baño y curo junto a mi papá, también los vacuno y los desparasito. Hasta he aprendido a ponerles sueros, gracias a una veterinaria que me los atiende y me ha enseñado bastante sobre las enfermedades de perros y gatos. Para nosotros son parte de nuestra familia", indicó.

Esta semana recibieron la visita de otros activistas y protectores de animales. "La experiencia que tuvimos en casa de Dorys fue algo increíble. Conocimos a una familia maravillosa. La limpieza del lugar, la salud y el bienestar de los animales, todo allí es impecable. Se respira amor y armonía. Son un ejemplo y una referencia para las casas de protección animal. Vamos a colaborar con esta familia, porque lo necesitan y lo merecen", dijo una de las personas que visitó la casa.

A falta de leyes que regulen el respeto y cuidado hacia los animales y la falta de atención de estos por las autoridades de la Isla, en Cuba cada vez son más las personas amantes de los animales que se suman a la causa animalista para exigir sus derechos.

El pasado mes de julio una mujer y su hijo fueron a una unidad de Policía para denunciar un caso de maltrato animal y los agentes le respondieron que eso era cosa del primer mundo. 

Se trató de un hombre que pasó por el frente de la casa de la mujer con dos perros de pelea y los atojó para que atacaran a un gatico que estaba parado en la puerta. Sin embargo, los policías respondieron ante la queja: "Aquí en Cuba somos un país del tercer mundo, que en qué estaba pensando porque eso solo era para los países del primer mundo".

Ese mismo mes el gobierno cubano anunció que aprobará en noviembre una política de bienestar animal, pero indicó que se posterga el debate sobre un decreto-ley por el que abogan los activistas.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985