Ayuda humanitaria de Estados Unidos Foto © Facebook

"No importa de dónde venga la ayuda, nuestro pueblo la necesita", asegura religioso cubano en Miami

El cubano Ignacio Estrada, miembro de la comunidad cristiana en Miami, se mostró a favor de la ayuda humanitaria que desde el sur de la Florida se envió a Cuba y que según sus organizadores llegó esta semana a la isla.

"Cada uno de los esfuerzos realizados en este momento son válidos para calmar el hambre, la necesidad y la carencia de nuestro pueblo, de esa gente que no tiene acceso absolutamente a nada y muchas veces hace largas colas para adquirir un pedacito de pollo o comprar un artículo de aseo personal", manifestó el religioso cubano en declaraciones exclusivas a CiberCuba.

El cubano colaboró de manera desinteresada en esta ayuda y por tanto se siente identificado con lo que está pasando. "Lo hice con amor", confiesa, mientras manifiesta sus inconformidades con todo lo que está pasando a ambos lados de la isla, politizando un tema que en el fondo lleva una gran dosis de altruismo y amor al prójimo.

"Como iglesia creo que no es hora de hacernos a un lado o al otro de la política, creo que es hora de ponernos al lado del que sufre, del que está abandonado, de esa madre que no tiene la leche para llevarle a sus hijos, de ese anciano que no tiene la proteína, pero también de esa persona encamada que no tiene con qué bañarse", manifestó el cubano a este medio.

También señaló que los tiempos que corren, en medio de la crisis mundial del nuevo coronavirus y las recesiones económicas que ha provocado en grandes potencias como Europa o Estados Unidos, invitan a brindar amor "en medio de nuestros propios desiertos".

"Creo que no importa de donde venga la ayuda ni quien la recaudó lo importante es que la ayuda existe y que nuestra gente nuestro pueblo si la necesita", aseguró Estrada.

En su diálogo con CiberCuba, criticó a los líderes cristianos que se oponen, desde el oficialismo y la simpatía con el régimen cubano a que la ayuda sea distribuida en al menos 15 mil familias, necesitadas, de alimentos y otros insumos que desde la buena fe se recogieron con el esfuerzo de la comunidad de exiliados en el sur de la Florida.

"Quienes obstaculizan esa ayuda en estos momento están siendo partícipes y cómplices de todo lo que el pueblo cubano vive. No es hora de juzgar y mucho menos de usar nuestros púlpitos o confesiones para acrecentar el odio ni la división es hora de dar alivio y confianza a nuestra gente y de creer que un mañana mejor es posible", finalizó.

Sus palabras tienen lugar luego que el Consejo de Iglesias de Cuba se mostrara en contra de esta ayuda y calificara de "ofensa al pueblo" el envío de diferentes insumos acopiados por la comunidad de cubanos que vive en el exilio.

En días recientes, líderes luteranos en Cuba y congraciados con el régimen de La Habana se mostraron en contra de la ayuda y cuestionaron las intenciones de la iniciativa que impulsó la Fundación para la Democracia Panamericana y la Plataforma Cuba Decide, que lidera Rosa María Payá.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.