Christian Manuel Castellano Rangel rompiendo las latas de cerveza Foto © Captura de video de YouTube de CMGL Radio Sancti Spiritus

Cubano implanta récord Guinness escachando latas con su espalda

El joven cubano Christian Manuel Castellano Rangel impuso un récord Guinness al aplastar 84 latas de cerveza en un minuto con sus escápulas.

El suceso ocurrió en el Hotel Don Florencio, en su Sancti Spíritus natal, donde se colocaron 91 latas en dos mesas situadas de forma paralela, además de unos 20 celulares utilizados para grabar el momento.

Según la información del diario Juventud Rebelde, entre las dos filas caminaban él y un amigo encargado de ponerle las latas en su espalda. Cuando el pitazo del árbitro dio por concluida la competencia, a Christian Manuel solo le faltaron siete latas por romperse.

“Muchos me habían dicho que no sería fácil porque tenía como antecedente la marca del estadounidense Fabrizio Milito, quien logró escachar 69 latas en igual tiempo”, dijo.

“Estuve entrenando fuertemente, siempre cuidando que no se me lastime la espalda. Corro, hago planchas y abdominales. Soy capaz de doblar los hombros, las rodillas, los dedos de las manos y los pies hasta posiciones insospechadas y no siento dolor”, detalló.

El conocido popularmente como el escachalatas tiene 21 años y es un atleta autodidacta.

Comenzó en esta actividad por embullo de sus compañeros en la secundaria, cuando descubrió la fuerza de sus escápulas, una condición que se debe a la hipermovilidad de sus articulaciones y ligamentos.

“Agradezco mucho a todas las personas que confiaron, sobre todo a mis amigos Yandy y Damián, que es como mi hermano.  Esto empieza ahora: esperen más de mí”, aseguró emocionado.

El año pasado Christian Manuel realizó una demostración pública en el Don Florencio, en la que consiguió aplastar 20 latas con sus escápulas en apenas 59.46 segundos.

Esa presentación sirvió como primer paso para que un equipo de expertos analizara la evidencia y valorara si podía optar por el certificado de Récord Oficial Guinness.

El joven ha dicho que cuando era niño quiso ser ciclista o practicar atletismo, pero que nunca tuvo la oportunidad.

Cuando empezó a escachar latas al ver se hacía heridas muy dolorosas. “Pero ya hoy no siento nada”, comentó en una ocasión.

“Una vez a la semana escacho 20 latas como parte del entrenamiento. El resto de los días hago menos, pero hago, para ir manteniendo la forma”, precisó.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985