Cubano en municipio Regla. (imagen de archivo) Foto © CiberCuba

Brote de coronavirus en Regla por reunión de trabajadores de una empresa para ver partido de fútbol

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, analizó este jueves el último evento de transmisión local de coronavirus en la capital cubana, ocurrido en el municipio de Regla cuando trabajadores de la empresa Los Molinos se reunieron en el comedor del centro para ver un partido de fútbol.

En el espacio oficialista de la Mesa Redonda, el funcionario afirmó que "el incumplimiento de las medidas y la indisciplina de algunas personas e instituciones han contribuido a los brotes activos en la capital del país".

"Algunos no actuaron consecuentemente con las medidas adoptadas para frenar la pandemia", expresó.

Especialmente se refirió al evento de transmisión ocurrido en Los Molinos de Regla, donde un grupo de trabajadores se reunió en el comedor de la empresa para ver un partido de fútbol, lo cual abrió un evento de contagio de COVID-19 que se amplió a la comunidad, originando 10 casos positivos a la enfermedad y que 86 contactos se mantengan actualmente en aislamiento.

"Fue irresponsabilidad de los directivos que permitieron la reunión, de los 10 casos, 9 personas vieron el juego de fútbol", dijo García Zapata, y aseguró que se mantienen en vigilancia los 15 municipios de la ciudad por este suceso. 

El brote se expandió por los municipios Regla, Habana del Este y Guanabacoa, que ahora enfrentan medidas de aislamiento, incremento de pesquisas y otras acciones de control, subrayó.

Los responsables de este evento enfrentarán medidas severas por propagación de pandemia, indicó el funcionario.

Dijo que este accionar de instituciones y ciudadanos llevaron a La Habana a retroceder a la fase de transmisión autóctona de la pandemia, y han obligado a detener el proceso de reapertura económica en la capital. 

Desde el 24 de junio se han registrado 10 eventos institucionales en la ciudad con impacto en los 15 municipios habaneros y 197 casos positivos. 

Al respecto, mencionó el evento de la Constructora Militar, Villa Mégano, La Castellana, que tuvieron un impacto en eventos comunitarios a partir de la transmisión y la movilidad de las personas. 

"El caso de la Constructora de 1ra y 70, en Playa, acumula 40 casos e involucra a 5 instituciones, ha tenido impacto en 9 municipios de la capital", detalló el gobernador. 

En Villa Mégano hubo un brote que ya acumula 27 casos en Guanabo y hubo que aislar a toda la comunidad; mientras que el evento de Tarará, con 12 casos, implicó a varias áreas de salud de Alamar, dijo.

También se refirió al evento de la Séptima Unidad de la PNR en La Lisa, que tuvo 22 casos e impactó en el área de Salud del Balcón Arimao, con 7 manzanas afectadas. 

Por su parte, el originado en el Bar Q´Bolá, en el municipio Playa, acumula 20 casos en La Lisa, 27 en Habana del Este y 22 en Plaza de la Revolución. Un evento en Mantilla inició en el centro psicopedagógico La Castellana, Arroyo Naranjo. 

Por último, García Zapata reconoció que las medidas adoptadas están siendo insuficientes, y llamó irresponsables e indisciplinados a los directivos de varios centros de trabajo y a las personas que han organizado fiestas causando la expansión de la pandemia. 

El primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz informó este jueves que se incrementarán las medidas restrictivas en La Habana para contener la propagación del coronavirus, a través de "nuevas orientaciones que sean lo suficientemente fuertes" como para erradicar el brote actual.

Entre ellas, anunció que se potenciará el teletrabajo y el trabajo a distancia, se controlará la movilidad, y se incrementarán las medidas disciplinarias contra quienes violen lo establecido.

Este jueves el sistema de salud pública cubano informó 47 nuevos casos de COVID-19 en el territorio nacional, para un acumulado de 3806 personas infectadas.

La provincia de La Habana tiene la mayor tasa de incidencias de Cuba, con un 23,04%; seguida de Artemisa con 13,79% y Pinar del Río con 5,48%.

Ante la reiterada presencia de los brotes, el pasado martes el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel también pidió "arreciar" las medidas en la capital para controlar la propagación de la enfermedad.

Muchas de estas medidas han sido criticadas por la población porque otorgan un poder desmesurado a las fuerzas policiales, que multan y apresan a la población que incumple con las normas de protección bajo el cargo de propagación de pandemia, pero que también es usado para detener a activistas que se oponen al régimen. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985