Armados y con esposas, policías vestidos de civil controlan colas en La Habana

Los agentes recogen los carnés de identidad de quienes están en la cola, para evitar que las personas compren más de una vez.

Policías de civil trabajan como anticoleros en La Habana Foto © Cortesía de un lector de CiberCuba

Varias fotos enviadas a la redacción de CiberCuba revelan quiénes integran las brigadas de anticoleros, el nuevo invento del régimen para controlar las colas en las tiendas y evitar la presencia de revendedores y acaparadores.

Tal como muestran las imágenes, se trata de policías vestidos de civil que en sus pantalones portan la pistola y las esposas, no del todo a la vista, pero tampoco completamente ocultas. De manera que cualquiera con ojo observador puede percatarse de lo que llevan encima.

Anticolero recoge los carnés de identidad de las personas en la cola.

En una de las fotografías se ve que el agente tiene en la mano los carnés de identidad de las personas que están en la cola, la forma que emplean para controlar que nadie entre a la tienda más de una vez.

Anticolero con los carnés de identidad.

En medio de la grave escasez de alimentos y otros productos de primera necesidad que padece la población, el gobierno creó la figura del anticolero como vía para enfrentar a quienes se dedican a la venta de turnos para entrar a los comercios, o compran grandes cantidades de artículos para revenderlas a precios más caros.

Anticolero recoge los carnés de identidad de las personas en la cola.

En lugar de liberar las fuerzas productivas y quitar restricciones a la gestión privada para levantar la depauperada economía, la solución del régimen ha sido reforzar la represión, aupado por la prensa oficialista, que en varias ocasiones ha acusado a los coleros de influir “en el desabastecimiento de los comercios”.

En algunas provincias, incluso, las autoridades han abanderado a esta especie de milicia en actos de graduación del más alto nivel. Así sucedió en Holguín, donde los anticoleros recibieron una preparación especial para combatir “el flagelo de los coleros”.

Los grupos están integrados por oficiales de la policía y el ejército, así como por dirigentes del Partido, la Central de Trabajadores de Cuba, los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas.

Desde abril pasado, cuando llegó la pandemia de coronavirus al país, hasta la fecha, en territorios como La Habana se han radicado numerosos procesos penales contra coleros, acaparadores, revendedores y traficantes ilegales de divisas, cuyas principales conductas fueron la venta de turnos en las colas, la sobreventa de productos y la tenencia de productos de procedencia desconocida, presuntamente para revender, según informó Yojanier Sierra Infante, presidente del Tribunal Provincial Popular.

En los últimos días, debido al aumento de contagios de coronavirus en la capital, el gobierno implementó nuevas medidas de aislamiento social que se han acompañado de más acciones represivas.

Solo el 1ro de septiembre, cuando entraron en vigor estas disposiciones, se aplicaron 651 multas a los infractores. De ellas, 428 fueron por no usar el nasobuco, y tuvieron un valor de 2 000 pesos; otras cuatro multas, por valor de 3 000 pesos, se impusieron a instituciones que no habilitaron alfombrillas con hipoclorito a la entrada de áreas comunes, y otras cuatro fueron para personas que jugaban en la vía pública.

En las redes sociales ya comenzaron a denunciarse situaciones de abuso policial, como sucedió en los primeros meses de la pandemia. Este viernes una cubana mostró el caso de un amigo suyo, retirado por problemas de salud, al que la policía de la ciudad multó con 2 000 pesos solo porque se bajó el nasobuco para fumar.

Según la denunciante, el hombre está operado de una aneurisma cerebral, sufrió un infarto y está mutilado del lado izquierdo. Para vivir recibe una pensión mensual de apenas 240 pesos. “Y aun así no tuvieron la más mínima consideración”, subrayó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba