Abogado Jesús Novo, de Gallardo Law, de Miami. Foto © CiberCuba

Abogado Jesús Novo: "Si el Departamento de Estado no cumple, el juez será generoso"

El juez Amit P. Mehta, del Tribunal del Distrito de Columbia, dejó la puerta abierta este 30 de septiembre a que los ganadores de la Lotería de Visas DV-2020 pudieran renovar sus visados vencidos o solicitar el visado por primera vez pese al fin del año fiscal. CiberCuba ha hablado sobre el tema con el abogado Jesús Novo, del bufete Gallardo Law, de Miami, y él ha enviado un mensaje de esperanza: "Si el Departamento de Estado no cumple, el juez será generoso", dijo.

El letrado, con 20 años de experiencia, ha comentado además el panorama que le espera a los ganadores de la DV-2021; ha hablado sobre la localización de balseros desaparecidos; el proceso que deben seguir ahora quienes no han podido viajar a Estados Unidos pese a culminar con éxito el trámite migratorio del Programa Parole de Reunificación Familiar y ha enviado un consejo a los cubanos que en estos momentos están de camino a Estados Unidos vía México.

CiberCuba: El juez Mehta ha dicho que si el Departamento de Estado no renueva los visados expirados de los ganadores de la Lotería de Visas DV-2020, que no han podido viajar a EE.UU. por la COVID-19, los demandantes podrán regresar a Corte y él decidirá. ¿Qué cree que pasará?

Jesús Novo: La Ley dice que se tienen que dar las visas antes del 30 de septiembre, o sea, antes de que se acabe el año fiscal. Sin embargo, se ha puesto una demanda, porque en abril el presidente, Donald Trump, pidió que se pararan este tipo de procesamiento de las visas y entonces hubo un atraso en la concesión de visados. Después vino todo el COVID, muchos países no permitieron que la gente saliera y se cerraron además las fronteras de los EE.UU.. 

Estas personas van a tener serios problemas a la hora de hacer sus entrevistas y tratar de que les den su visa. Esta demanda que se ha puesto en la Corte, ahora les ha dado un poco de esperanza pero ya no es lo ideal.

Es interesante la decisión del juez Mehta. Básicamente le pasa la bola al Departamento de Estado. Sin embargo, le dice a los aplicantes: "Si ellos no hacen lo que yo me imagino que debe ser lo correcto, pues entonces regresen a las Cortes y yo les voy a tomar su caso y vamos a ventilarlo a ver lo que se puede hacer".

Lo interesante de esto es que el 4 de septiembre este mismo juez emitió una orden y el Departamento de Estado la ignoró totalmente. En aquel momento quedaban 26 días para que se venciera el año fiscal. Sin embargo, el Departamento de Estado no hizo nada. Y eso, me parece a mí, es la razón por la cual el juez ha dicho ahora: "Ah, bueno, ustedes tienen la opción de tomar acción, pero si no la toman yo voy a escuchar a los demandantes y vamos a ver qué es lo que hacemos en ese momento, entonces".

Por su experiencia: ¿qué va a pasar?

Yo pienso que el Departamento de Estado va a seguir con su política. No pienso que ellos vayan a cambiar. Son las directrices que les ha dado el presidente, obviamente con esta técnica de tratar de aplacar a su base electoral, que es totalmente antiinmigrante. El Departamento de Estado va a continuar en las mismas. Van a ir o muy lentos o no van a hacer nada. Y, por supuesto, esto va a volver a la Corte y el juez Mehta tiene que tomar una decisión al final.

Entendemos que esto va para largo entonces ¿no?

Sí. Esto no es una cosa que no se va a resolver enseguida. Hay muchas esperanzas porque el juez, aparentemente, a pesar de que no ha dado todo lo que querían los demandantes, les ha dado un poquitico de alivio. Pero ha visto su problema. Ha visto lo que les está pasando.

A mí me parece que ha sido bastante justo en cuanto ha analizado las dos partes. Ha visto que el Departamento de Estado se ha visto un poco limitado por el problema del COVID y en su propia decisión lo menciona. Esto no es un año normal. Él dice que los demandantes piden que tomemos esto como si fuera un año normal, pero en realidad no lo es. Esto es un año extraordinario. El COVID nos ha tirado una curva y hemos tenido que reaccionar, que es algo a lo cual no estábamos acostumbrados.

O sea, les da un poquito de oxígeno y no les quita las esperanzas a quienes se les ha vencido la visa. Pero ¿qué escenario tenemos para los ganadores de la Lotería de Visas DV 2020 que no llegaron a la entrevista de la visa en Guyana?

Para ellos hay una cantidad exacta de visas que se han separado. O sea, el juez ha dicho que se tienen que separar (esas visas) porque, por supuesto, eso no era culpa de ellos. Ahí no hay nada más que esa directriz del presidente (Proclamación Presidencial 10014). Esos sí van a poder aplicar para sus visas a pesar de que se ha pasado el tiempo. Ellos sí tienen un beneficio inmediato. Ellos van a poder hacerlo en cuanto Cuba abra.

Tengo entendido, aunque con Cuba casi nada se sabe, que Cuba ha abierto de pronto, sin entrar en fases, como se ha hecho en otros países, en Estados Unidos, en España con fase 1, fase 2... Cuba de pronto ha dicho: "Bueno, ya, se acabó todo esto y el que quiera salir puede salir y el que quiera entrar, puede entrar". Es lo que tengo entendido, pero, de nuevo, con Cuba nunca se sabe. Lo recibo de buena fuente, pero en realidad no es oficial y no me atrevo a decir qué es lo que va a pasar.

El juez ha hecho una reserva de 9 095 visas pero no es solo para los cubanos. Esto es para todos los que han ganado la Lotería de Visas DV-2020. ¿Es así?

Correcto. De las 30 000 personas que habían ganado el derecho a aplicar para su visa, no todas van a poder aplicar a pesar de que haya sido por el problema de la directriz del presidente Trump. Solamente 9 095 podrán hacer su trámite para que les den su visa, para que les den su entrevista. Y, de nuevo, el juez ha venido a decir que le están pidiendo que haga una cosa normal  y que les dé 30 000, pero "no les puedo dar 30 000 porque si esto hubiera sido normal; si el presidente no hubiera dado esa directriz de que no se podían tramitar las visas porque hay un problema con el mercado de trabajo en Estados Unidos, de todos modos el Departamento de Estado no hubiera podido procesar las 30 000".

O sea, lo que él calcula es que solamente un tercio de esas visas se hubieran podido procesar, por lo tanto, lo deja en 9095.

¿Esas 9 095 es sólo para los ganadores de la DV 2020 que han presentado demanda o es otra lotería?

Obviamente los que han presentado demanda, los que están dentro de la clase, van a estar protegidos. Pero no son sólo ellos porque no hay 9 095 en la clase.  A todo el que haya sido afectado por la directriz del presidente desde abril le van a conceder la visa. Pero claro, hay que apurarse. Son 9 095 visas y como te decía, son 30 mil personas que podían hacerlo y sin embargo, solamente 9 095 van a poder aplicar.

Recapitulando: ¿El fallo del juez Mehta es firme?

Es firme en cuanto al mandato que se le ha dado al Departamento de Estado. Si el Departamento de Estado no cumple con ese mandato tal y como no cumplió con el mandato del 4 de septiembre, pues entonces el juez les ha dado (a los afectados) la oportunidad de que regresen a Corte y que planteen de nuevo su caso a ver qué es lo que él puede decidir.

A mí me parece que si el Departamento de Estado y, de nuevo, es mi opinión, no cumple con esta orden y empieza a procesar esos visados, a mí me parece que el juez va a ser mucho más generoso en el futuro, por una cuestión no sólo de castigar al Departamento de Estado sino porque va a ver que, en realidad, las personas tienen derecho a eso y se les está negando por algo que no tiene una base racional, no está basado en nada. Esta idea de que el mercado laboral de los EE.UU. se va a ver afectado, en realidad todos sabemos que no es real; no va a pasar y, además, va a ser una cantidad muy pequeña de personas que pueden entrar a los Estados Unidos.

En mi opinión, si el Departamento de Estado no cumple con esta nueva ordenanza del juez Mehta, me parece que en la próxima audiencia que se pueda tener, el juez va a ser mucho más generoso y posiblemente tengan mejores beneficios para los demandantes.

Y para los que están a la espera de hacer la entrevista en Guyana: ¿les recomienda que en cuanto abra Cuba salgan corriendo?

Yo, definitivamente les aconsejo, como le he estado aconsejando a todos mis clientes, que llamen al Consulado americano en Guyana, pregunten cuáles van a ser sus métodos para hacer estos visados, para hacer estas entrevistas y que estén al tanto, sencillamente. Es importante estar informados. La información les va a dar tranquilidad y la incertidumbre que tienen se las va a quitar momentáneamente. A lo mejor la respuesta que les da el Consulado no les gusta, pero definitivamente van a tener una resolución a sus problemas.

Definitivamente, en cuanto Cuba abra, que salgan y vayan al Consulado en Guyana y si Cuba no ha abierto, que llamen y traten de contactarles porque ahí hay respuestas.

Vamos a pasar ahora a los cubanos que están paralizados en Cuba aunque terminaron con éxito el proceso migratorio de la Reagrupación Familiar. ¿Qué va a pasar con ellos? ¿Tienen que hacer todo el proceso de nuevo?

Eso es algo que está todavía por verse. Mi consejo ha sido, cada vez que hemos tenido un caso así y alguien nos ha llamado, "llamen al Consulado en Guyana" porque hay otra decisión que ha dicho que cada consulado va a tomar las cosas por su cuenta. Cada uno va a tener, de acuerdo a la situación que enfrentan en el país, que tomar decisiones que no tienen que ser exactamente iguales a las que puede tomar otro consulado.

Mi consejo es: todas estas personas que ya tienen su visa, que podían viajar, que los habían admitido, pero no se la han puesto en su pasaporte, que pregunten a los consulados. En el caso de los cubanos, que contacten al Consulado de Guyana y pregunten cómo es que están manejando ellos este tipo de situación porque cada consulado lo está haciendo de forma diferente.

¿Cabría la posibilidad de que a todas las personas que ya tenían el visado se les renueve de alguna manera sin tener que ir a Guyana?

Yo no creo. Creo que van a tener que ir a Guyana de todos modos porque ahí es donde les van a tener que emitir su visa. Obviamente, lo ideal sería que reabrieran la Embajada de La Habana, pero esto no creo que vaya a pasar en mucho rato. Pero a la larga las personas van a tener que volver a viajar a Guyana y van a tener que volver a recibir su visa estampada en su pasaporte.

Tenemos otra resolución judicial que abre la puerta a desbloquear los visados de trabajo y que afecta a profesionales altamente cualificados, fichajes, en su mayoría de las grandes compañías tecnológicas. ¿Afecta esto a los cubanos?

Esto en realidad afecta muy poco a los cubanos. Esto afecta a países con universidades donde tienen muchos graduados en tecnología: Japón, China, Corea, algunos países de Hispanoamérica, algunos países de Europa, como Alemania. En Cuba, en realidad esto no es una cosa muy común. Aunque hay algunos casos de personas. Tenemos clientes que han llegado con visas de tecnología a los EE.UU. y, como todos sabemos, el cubano una vez que entra en los Estados Unidos, entonces al año y un día tiene la opción de aplicar para la Ley de Ajuste y eso es algo que también muchas veces frena un poco al Departamento de Estado a la hora de darle visa a este tipo de casos.

Pero sí, afecta de alguna forma menor, no tan extensa como podría afectar a los japoneses, a los chinos y a los coreanos. Definitivamente también va a afectar un poquitico a los cubanos. Les da un respiro también aunque a la larga tienen que ir a Guyana y hacer el mismo trámite y tratar de salir de Cuba que, en estos momentos, como te decía, puede que estén abiertos y puede que no, pero hasta hace unos días estaban completamente cerrados.

Los ganadores de la Lotería de Visas 2021 al ver lo que ha pasado con los de la DV 2020 tienen que estar temblando. ¿Podría pasarles lo mismo o no?

No sabemos qué curso va a tomar esta pandemia. Hay un sube-y-baja, un cachumbambé. Un día empiezan a bajar drásticamente (los casos) y por otro lado surge otro nuevo brote. Ahora tenemos el mismo presidente infectado. Pero pensamos que no, que para el año que viene no habrá problemas. El año fiscal se vence el 30 de septiembre. Yo pienso que las personas del año que viene van a tener un poquitico más de espacio, no van a tener tanta preocupación por lo que les pueda pasar.

También, obviamente, depende mucho de qué va a pasar en las elecciones de los Estados Unidos, qué va a pasar ahora en noviembre. Son muchos factores que están en el aire y no sabemos qué va a suceder.

¿A ellos les afectaría la Proclamación Presidencial 10014?

Puede que les afecte si se extiende, de lo contrario nada más se aplicaría para este año. Como sabemos es hasta el 31 de diciembre y más allá no tendría impacto, aunque ya se puede empezar a tramitar ese tipo de visas, pero no creo que tenga un gran impacto para ellos.

Como te decía, va a haber un gran espacio, de enero a septiembre, donde las personas van a poder aplicar, van a poder tramitar sus visas. No va a haber un gran impacto para estas personas de 2021.

Cambiando de tema, ¿qué pasa con los cubanos residentes en Estados Unidos que han quedado atrapados en Cuba y no pueden salir por equis motivo?

El Departamento de Estado entiende que muchos países no están permitiendo salir a nadie. Cuba es uno de estos países. Como está pasando con las personas que tenían visas de turismo y que les valía seis meses o hasta las personas que tenían ESTA y que supuestamente las ESTA no son renovables... Sin embargo, como no pudieron volar en el momento, dentro del tiempo que tenían para permanecer dentro de Estados Unidos, les dieron extensiones.

Y eso me parece que es lo mismo que va a pasar. O sea, un residente de los Estados Unidos, que no es ciudadano y ha estado en Cuba más de seis meses, normalmente perdería su residencia o estaría expuesto a una multa. Pero ahora, estoy seguro que el Departamento de Estado va a tener en cuenta que Cuba estuvo cerrada por mucho tiempo y que los Estados Unidos también estuvo cerrado. 

Estas cosas se van a tomar en cuenta. Hay mucha flexibilidad este año por el tema de la pandemia. No es como otros años en que era bastante estricto. Este año se está viendo mucha flexibilidad y es lo normal. Sabemos que éste no es un año normal. No es un año igual que otros. Hay que tener cierta flexibilidad porque las circunstancias son completamente diferentes.

Pese a la que está cayendo, hay muchos cubanos que siguen haciendo el trayecto migratorio hacia Estados Unidos. ¿Qué pasa en los centros de detención? ¿Qué pasa en la frontera? ¿En esta situación, qué aconseja usted?

A no ser que esté en una situación precaria y tenga una persecución muy clara y muy obvia, yo nunca le aconsejo a nadie que trate de entrar por frontera. Yo sé que la gente va a decir: "Para usted es fácil porque usted está en Estados Unidos, está a salvo", pero al tratar de cruzar la frontera uno se expone a tantos peligros, sobre todo, cuando las personas vienen con niños. Tenemos mujeres embarazadas que han sido detenidas. Son víctimas de coyotes, de otras personas sin escrúpulos y yo nunca se los aconsejo. 

Pero lo que está pasando en estos momentos es muy sencillo. Las personas entran a las fronteras y si les consideran que tienen el miedo creíble, pues entonces les van a dar una cita para que planteen su petición de asilo, pero los regresan a México y tienen que esperar esa cita en México.

Es una situación increíblemente precaria la que están pasando estas personas en Tijuana, en Ciudad Juárez y en el resto de lugares donde los están mandando a regresar. Mi consejo siempre es que no intenten esto. Hay otras vías. Yo sé que no es fácil. Sé que la separación lleva a la gente a hacer cosas, pero mi consejo es que traten de hacerlo siempre por vías más convencionales.

Pongámonos en el peor de los escenarios. No le han hecho caso y se han plantado en la frontera con México. ¿Qué tiempo tienen que estar esperando allí a que les entrevisten?

Hay personas que han estado esperando tres o cuatro meses y se desesperan y entonces eso es otra cosa que está pasando. He tenido casos de personas que han cruzado la frontera, han entrado al centro; las han detenido; han hecho su entrevista de miedo creíble. Han determinado que hay miedo creíble, les dan cita para que se presenten a su entrevista y las envían de regreso a Ciudad Juárez, a Tijuana o adonde sea. 

Después estas personas están dos o tres meses en Tijuana o Ciudad Juárez o en otros puntos de México y se desesperan porque quieren estar con sus familias y la situación es muy difícil donde están. Entonces vuelven a entrar en el país. Cruzan de nuevo la frontera, no los detienen y esas personas casi no tienen derechos cuando entran así a los Estados Unidos.

Hasta ahora nosotros no sabemos qué hacer con este tipo de personas. Mi consejo es que se presenten a Emigración. Casi nadie lo hace porque tienen miedo y saben que los van a poner en detención. Pero tienen una oportunidad de plantear su caso de asilo y si es fuerte y tiene mérito tienen una oportunidad.

En realidad se les aconseja esperar. Lo mejor es esperar, sacrificarse. Ya han hecho un sacrificio saliendo de Cuba, cruzando fronteras y atravesando otros países. Me parece que tienen que esperar un poco para, a la larga, tomar un beneficio y que valga la pena. Yo pienso que tienen que hacerlo así.

Una preguntilla más. Tenemos a familiares de balseros que no saben si están vivos o están muertos. No saben si han llegado a Estados Unidos o si están en Bahamas o en cualquier otro lugar. ¿Qué tienen que hacer?

Esto es una situación bastante desesperante. Personas que se tiran y por meses la familia no sabe nada de ellos. Si los detienen en Bahamas, Bahamas casi nunca da información. Muchas veces tiene que intervenir un político cubanoamericano o un senador o un representante para que cualquiera de estos países, donde muchos cubanos van a parar, den información.

Si los familiares llaman, ellos no quieren tener responsabilidad sobre estas personas y no les quieren dar información. Es una incertidumbre tan grande... De nuevo, me parece que es una locura hacer esto en estos momentos. Hubo un momento en que era factible y las personas que llegaban a los Estados Unidos tenían la Ley de Pies Secos, Pies Mojados.  Si entrabas a los EE.UU. y podías tocar tierra, sabías inmediatamente que al año y un día podías tramitar tu residencia; pero ahora todo cambia. 

Las personas llegan a Bahamas los detienen por muchísimo tiempo y después, a la larga, los devuelven a Cuba. Eso es algo que es terrible. Tengo el caso de familiares que no saben si los suyos se han ahogado; si están detenidos o presos en alguna parte y es increíble por lo que están pasando.

¿Y ustedes los abogados pueden hacer algo?

Desafortunadamente no podemos hacer nada. Esto es jurisdiccional esté en Bahamas o en cualquier otro país. No tenemos jurisdicción. Lo que sí podemos hacer es contactar a los políticos cubanoamericanos, que pongan un poco de presión sobre estos gobiernos y a veces nos dan información y podemos comunicar a las familias qué es lo que está pasando.

Pero muchas veces, ni siquiera así nos dan información o sencillamente dicen que no tienen nada. Y siempre es muy difícil probar un negativo. ¿Cómo tú sabes que esa persona está en Bahamas o en Turks and Caicos o está en Panamá. Si ellos no dicen "estamos aquí", nosotros en realidad no sabemos dónde pueden estar.

A veces estas personas salen y les dicen a los familiares. Vamos a intentar llegar a Bahamas primero, después cruzar a Miami de cualquier forma, en un barco, con un cubano que esté allí, en un barco, pero en realidad no sabemos si de verdad llegaron a las costas. Sabemos que esa travesía es bastante precaria, bastante difícil. En realidad no sabemos. Es una opción que en estos momentos es definitivamente nula y me parece que no debe tomarla nadie.

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985