Médicos cubanos al regresar de una misión "internacionalista" en Bolivia Foto © Cubadebate / Abel Padrón Padilla

Archivo Cuba cuestiona nominación de brigadas médicas al Premio Nobel: “Son peones de una dictadura militar”

La organización Archivo Cuba cuestionó la propuesta de nominación al Premio Nobel de la Paz de las brigadas médicas enviadas por el régimen de La Habana al exterior para combatir el coronavirus.

En una carta dirigida al Comité del Premio Nobel en Noruega, la ONG recalca las condiciones en que los galenos trabajan fuera de la isla. “A pesar de la encomiable asistencia sanitaria que los trabajadores médicos cubanos proporcionan alrededor del mundo, la verdad es que son peones, 'productos básicos exportables', de una dictadura militar”, dice la misiva emitida por la entidad no gubernamental, con sede en Miami.

La nominación al premio se sustenta en el desempeño del Contingente Henry Reeve, especialmente por su desempeno ante la crisos del COVID-19, sobre el cual la organización destaca su naturaleza.

“Estamos obligados a informarles de las abundantes y convincentes pruebas que hacen de este cuerpo médico una parte intrínseca de una trata de personas por parte del Estado cubano, en flagrante violación del derecho internacional”, apunta el documento.

Según el texto, Archivo Cuba ha investigado y documentado desde 2009 los servicios de exportación de Cuba de trabajadores temporales, principalmente en el campo de la medicina.

“Decenas de 'internacionalistas' de Cuba, en su mayoría médicos, nos han informado de los atroces abusos laborales y de los derechos humanos a los que son sistemáticamente sometidos”, dice.

“El estado policial cubano, que priva sistemáticamente a los ciudadanos de sus derechos fundamentales y comete atrocidades contra los derechos humanos explota a estos trabajadores médicos para avanzar en su desarrollo económico, político y geoestratégico”, explica.

Para la organización, la pandemia ha constituido una oportunidad que el régimen ha aprovechado con el despliegue de sus médicos. Asimismo, destaca que no es solo una posibilidad de obtener ganancias, sino de expandir su “influencia, asegurando lealtades y alianzas políticas, procurando asistencia económica, préstamos y mercados, generando simpatías internacionales, y promoviendo la idea de que Cuba es una potencia médica y ejemplo humanitario para el mundo”.

De igual modo, recuerda que el régimen solo paga a los profesionales de la salud entre el 5 y el 20 por ciento de lo que devengan realmente. “Fuentes de inteligencia y del gobierno de Colombia, Bolivia y Ecuador han informado que Cuba envió agentes de inteligencia entrenados con sus misiones médicas para recoger información y/o ayudar a avanzar en las agendas políticas y subversivas”, subraya.

“En América Latina y el Caribe, Cuba ha utilizado las misiones como una importante herramienta geoestratégica para socavar la democracia. En ninguna parte es esto más evidente que en Venezuela, donde han ayudado a avanzar en la radicalidad política, económica y social, la agenda de integración del 'socialismo del siglo XXI', una modalidad de comunismo liderada por Cuba y Venezuela”, explica.

“La definición de servidumbre es 'la condición de dependencia de una persona obligada ilegalmente o coaccionado para prestar cualquier servicio y que no tiene otra alternativa razonable que realizarlo'”, señala.

“Para mantener a sus trabajadores de la salud en servidumbre, Cuba controla estrictamente su capacidad para salir del país incluso por poco tiempo a visitas al extranjero, les impide obtener copias de sus títulos y credenciales, y en las misiones en el extranjero, restringe sus movimientos, los mantiene bajo constante vigilancia, los retiene a numerosas restricciones arbitrarias, y castiga el abandono de la misión con el exilio forzoso y la separación familiar por largos años”, detalla.

El trabajo forzado ha sido condenado por la comunidad internacional como una práctica similar a la esclavitud; se acepta universalmente como un "crimen contra la humanidad" cuando es cometido por funcionarios públicos.

“El apoyo internacional a la nominación al Nobel de la brigada médica de Cuba oculta su verdadera naturaleza y distrae la atención de sus múltiples beneficios para su régimen dictatorial”, afirma el documento.

El gobierno cubano ha ensalzado constantemente la nominación de la Brigada al distinguido galardón a través de los canales oficialistas. Recientemente, el periódico Granma destacó que más de 100 mil firmas desde Grecia avalaron la propuesta de los galenos cubanos al Nobel.

Según un comité del país helénico, la “Henry Reeve” contribuye a “visibilizar la verdadera cara de Cuba, solidaria y tan humana, que demuestra con cada acción suya, al brindar sus servicios a lo largo y ancho del planeta, enviando médicos, profesores y no bombas, a los países más pobres, sobre todo, pero también a los que lo soliciten”.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985