Imagen referencial Foto © CiberCuba

Más de 300 fiestas en viviendas de La Habana el fin de semana que levantaron el toque de queda

El Consejo de Defensa Provincial (CDP) en La Habana informó en su reunión de ayer lunes que en la capital se habían celebrado más de 300 fiestas en el primer fin de semana después del levantamiento del toque de queda.

El periódico Tribuna de La Habana precisa que “ocurrieron 345 llamadas o denuncias de la ciudadanía por fiesta en los hogares”. 

Según la información de este diario, “aunque de manera general (estas fiestas) se desarrollaban según las normas, algunas incumplían regulaciones relacionadas con la música alta y por violación de horario, solo permisible hasta las 12 de la noche, por lo cual se impusieron 37 multas”.

Asimismo, el grupo de Inspección “informó que el fin de semana, en visitas realizadas, comprobaron muy poco afluencia de bañistas a las playas del este y el oeste de la ciudad. Además, recorrieron 31 piscinas y solo 19 prestaban servicio, todas por debajo del 30% de la capacidad permitida”.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en La Habana llamó -¡cómo no!- “a nunca bajar la guardia ni descuidar nada, menos ahora al flexibilizar algunas medidas. Por eso hay que mantener elevada la percepción de peligro y ser serios en el seguimiento de los controles de focos”. Alguno habrá habido este fin de semana que haya visto doble el peligro, aunque algo desenfocado.

Desde el pasado jueves 1 de octubre las autoridades anunciaron nuevas medidas para la capital, entre ellas elimina el toque de queda impuesto entre las 7 de la noche y las 5 de la mañana, la autorización para la libre circulación de vehículos y se eliminó la restricción de traslados entre municipios de las personas que ejercen la actividad de vendedor ambulante particular.

Otras de las medidas que quedaron sin vigor fue la prohibición de realizar compras fuera de las tiendas del municipio de residencia. El transporte público también se restableció desde este sábado 3 de octubre al 80% de la capacidad.

Por otra parte, serán restablecidas en la capital las actividades comerciales, los servicios estatales y privados, utilizando el 50% de las capacidades, exceptuando los bares, discotecas, fiestas públicas y fiestas privadas que por la concentración de personas no garanticen el distanciamiento físico.

Con la recuperación de cierta normalidad en la capital, los habaneros han aprovechado para celebrar fiestas y reuniones que las nuevas medidas habían imposibilitado desde mediados de agosto. Desde que empezaron los primeros brotes en la capital, las fiestas han estado en el punto de mira de las autoridades y los medios de comunicación oficialistas.

Entre los temas tratados en la reunión que resume Tribuna de La Habana, se informó que se mantienen activos los grupos de lucha contra coleros, y que las tiendas TRD, Cimex y Caracol continúan desconcentrando mercancías para abarcar la mayor cantidad de barrios posibles.

Otra de las cuestiones tratadas fue la apertura de las oficinas de cobro de suministro eléctrico, una necesidad que señalaron directivos del sector ante las deudas acumuladas por muchos usuarios que llevan sin pagar el consumo eléctrico por más de seis meses.

Las autoridades presentes en la reunión aprovecharon para subrayar “la necesidad de respaldar a la dirección del país para poder producir, avanzar y desarrollarnos”. Lo curioso no es que lo digan las autoridades y lo publiquen los medios oficiales, sino que para ambas esferas sea normal que el desarrollo económico de un país provenga del respaldo a su dirigencia.

Ante semejante programa de gobierno, no queda otra que tomarse hasta la presión.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985