Armando “A. J.” Pérez Foto © Captura de video de YouTube de FOX 61

Cubanoamericano exjefe de Policía admite haber cometido fraude para obtener el cargo

Un cubanoamericano que hasta el mes pasado fue el jefe de la Policía de Bridgeport, en Connecticut, está muy cerca de ir a prisión tras declararse culpable de dos delitos graves relacionados con su ascenso al cargo.

Armando “A. J.” Pérez, nacido en La Habana hace 64 años, se declaró esta semana culpable de los cargos de conspiración para cometer fraude electrónico y hacer declaraciones falsas al FBI, y podría pasar hasta dos años en prisión tras conseguir un acuerdo de culpabilidad, según un reporte publicado en The Wall Street Journal.

El texto indica que el cubanoamericano podría enfrentarse a una posible deportación por los delitos que se le imputan pero esto llevaría un proceso inicial de desnaturalización. 

"Es improbable la deportación en este caso, a menos que el acusado haya cometido delitos no declarados o investigados en el período previo a su naturalización", explicó a CiberCuba Avelino González, abogado de inmigración. "Un proceso de desnaturalización no se avizora en este caso".

Pérez renunció a su trabajo después de ser arrestado el mes pasado. Había sido miembro del Departamento de Policía de Bridgeport durante casi cuatro décadas.

Junto a él fue detenido David Dunn, exdirector de personal interino de la Policía de la ciudad. Ambos fueron acusados ​​de manipular el sistema para poner a Pérez en el cargo, tras pasar varios años como jefe interino.

Según la investigación federal, en marzo de 2018 ambos hombres comenzaron a conspirar con otros dos miembros del departamento para manipular el proceso de búsqueda de un nuevo jefe de Policía, de forma que Pérez consiguiera el puesto.

De acuerdo con la denuncia, el cubanoamericano no era capaz de completar la documentación necesaria ni aprobar el examen correspondiente. Fue entonces cuando Dunn lo ayudó, filtrándole el contenido de la prueba. Además, dos policías anónimos lo ayudaron a escribir su solicitud y a redactar las respuestas.

El pasado 10 de septiembre los fiscales federales acusaron a Pérez y Dunn de defraudar a la ciudad, por manipular el examen de jefe de policía y hacer declaraciones falsas a agentes federales durante la investigación.

Durante los interrogatorios, Pérez estuvo varias horas diciendo que los cargos en su contra eran falsos, pese a las grabaciones suyas en las que se le escucha pedirles a los oficiales las respuestas del examen.

El antiguo jefe de policía compareció en la corte federal en Bridgeport, en la cual acordó pagar más de 149 000 dólares en restitución a la ciudad. La jueza ordenó que quedara libre bajo fianza hasta que se imponga  su sentencia, el próximo 1ro de enero.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985