Ismael Boris Reñí Foto © Facebook / Ismael Boris Reñí

Niegan certificado de lesiones a opositor cubano golpeado por la policía política

El personal médico que atendió al expreso político Ismael Boris Reñí le negó un certificado de lesiones, después de haber recibido una golpiza por parte de la policía política cubana el pasado 10 de octubre, según denunció en redes sociales el opositor.

Boris Reñí fue golpeado a solo metros de su vivienda, en Boyeros, La Habana. Su casa había estado bajo vigilancia policial desde la madrugada hasta por la noche. Sin embargo, cuando se decidió a salir al atardecer lo agredieron.

De acuerdo con sus declaraciones a Martí Noticias, un oficial de la Seguridad del Estado y un policía lo tiraron al suelo, lo golpearon con bastones y le partieron una ceja. Luego, los mismos represores lo condujeron hasta una posta médica, donde declararon que las lesiones habían sido provocadas al caerse y golpearse con una piedra.

El opositor contó que al día siguiente fue a buscar un certificado de lesiones, pero le fue negado por el personal médico que lo atendió. El 10 de octubre, decenas de opositores en la isla fueron víctimas de amenazas, arrestos y maltratos policiales.

Activistas, artistas y periodistas independientes que fueron detenidos de manera arbitraria durante esa fecha, en que se celebraba el inicio de las luchas por la independencia del país. Una lista elaborada por Cubalex, registraba hasta 17 cubanos víctimas del hostigamiento de la Seguridad del Estado y los afines al régimen.

Por su parte, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denunció que una decena de sus integrantes también sufrió detenciones arbitrarias. 

“En este momento la Seguridad del Estado está vigilando y acosando a varios periodistas y disidentes. Puede haber una ola de arrestos”, afirmaba en Twitter José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch.

Un grupo de personas al servicio del régimen hostigó a activistas opositores en el barrio de San Isidro, en La Habana, entonando incluso las notas del Himno de Bayamo.

Ese día, varios miembros de la sociedad civil cubana planeaban unirse en una coalición para protestar de manera pacífica contra el acoso policial y político a artistas, activistas, periodistas independientes y al pueblo de Cuba en general.

Decenas de personas redactaron una declaración conjunta para exigir que se cumpla el artículo 56 de la nueva Constitución de la República donde está escrito que “los derechos de reunión, manifestación y asociación, con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado. Queremos nuestros derechos ciudadanos”.

“Artistas, periodistas y activistas de la sociedad civil cubana decimos BASTA, estamos en contra de tanta violencia y arbitrariedad. No permitiremos que se siga normalizando la violación de los Derechos Humanos en Cuba”, expone el documento.

Sin embargo, los grupos al servicio del gobierno llegaron al punto de plantarse frente a las casas de algunos, para impedirles salir. Los incidentes fueron grabados y subidos a las redes sociales, con imágenes que dejan en evidencia claramente cómo actúa el totalitarismo cubano con quienes disienten de las normas que dicta el partido comunista.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985