Donald Trump Foto © Captura de vídeo / Noticias Telemundo

Trump defiende su estrategia ante la pandemia: "La cura no puede ser peor que la enfermedad"

El presidente estadounidense, Donald Trump, defendió su estrategia política ante la pandemia señalando que la cura del coronavirus no puede ser peor que la enfermedad.

“La cura no puede ser peor que la enfermedad. Hicimos lo correcto, se anticipaba que podíamos perder dos millones o más personas, y tenemos muchas menos”, indicó el presidente norteamericano en un intento por reafirmar que su estrategia hasta la actualidad ha sido la correcta.

Trump aprovechó el debate con la periodista Savannah Guthrie, presentadora de la cadena NBC, para recalcar este jueves en Miami que la crisis del coronavirus se trata de un virus proveniente de China, algo que en su criterio no debió permitirse.

El diálogo se inició preguntando por el estado de salud del presidente norteamericano, su posición frente al uso de las mascarillas y su estrategia para la crisis sanitaria por el coronavirus en el país.

Trump narró lo ocurrido tras ser diagnosticado con la COVID-19. En aquel momento no se sentía fuerte, tuvo un poco de fiebre, por lo que sus médicos indicaron que debía ir al hospital. Le administraron regeneron y remdesivir y aseguró que al día siguiente se sentía muy bien.

El presidente no afirmó haber tenido neumonía, en este sentido indicó que no preguntó demasiado a sus médicos. Además, dijo no recordar la fecha exacta de su primer test con resultado negativo y dejó caer en manos de los profesionales de la salud la responsabilidad de haberse presentado al debate con el candidato demócrata Joe Biden, antes de que el dictamen médico positivo por coronavirus saliera a la luz.

Pregúntele a los médicos, le darán la respuesta, yo hago mi trabajo. Yo estaba en muy buenas condiciones para el debate, fue después del debate que resulté positivo”, indicó Trump a su entrevistadora y zanjó así el controversial tema.

Guthrie le preguntó al presidente sobre el evento en el Jardín de Rosas en la Casa Blanca, tras el cual 12 personas dieron positivo al coronavirus, por saltarse el necesario distanciamiento social y el uso de mascarillas.

Trump aseguró que no tiene problemas con el uso de esta medida de protección, pero entiende que algunas personas las lleven y otras no.

“El otro día salieron con una declaración en que el 85% de las personas que usan mascarilla todavía se contagian”, indicó el presidente. Sin embargo, Guthrie refutó este dato porque citaba el estudio fuera de contexto.

“Como presidente tengo que salir a interactuar, no puedo estar en un sótano, encerrado en una habitación linda en la Casa Blanca. Tengo que reunirme con las familias de los militares caídos. Le digo a la gente que es un riesgo”, explicó Trump.

Donald Trump defendió la idea de no mantener la distancia con sus seguidores en un debate o actividades sociales en las que por su trabajo está necesariamente obligado a participar. El presidente considera que rechazar un saludo no está bien.

“Mucha gente se está contagiando con esta enfermedad que nos llegó desde China, eso no se debió haber permitido. No se está culpando a nadie. Todo el mundo está trabajando muy duro para sacar esto de nuestro país y erradicarlo en el mundo”, dijo Trump.

La periodista Savannah Guthrie no perdió la oportunidad de recordar al presidente que Estados Unidos está con una situación mucho peor que otros países en esta crisis sanitaria.

Trump es partidario de terminar con los cierres de instituciones, locales y empresas pues considera que son medidas contraproducentes frente al virus y además anticonstitucionales.

La realidad es que no se puede perpetuar esto de los cierres. (...) Nueva York es un desastre, casi 40 mil personas (fallecidas) y con un cierre sin precedente. Ahora parece una ciudad fantasma. La gente se está yendo de Nueva York por millares. Va a ser difícil reconstruir todo esto así que la cura de la que hablas no puede ser peor que la solución”, indicó Trump.

El encuentro del presidente con la periodista repasó además temas nacionales como la controversial declaración de impuestos de Trump, su simpatía con QAnon, el plan de salud Obamacare y la nominación de la jueza Amy Coney Barrett.

Este jueves fue una Jornada intensa en Miami, con redoblada presencia policial, bloqueo de autopistas y avenidas y enfrentamientos airados entre partidarios de Trump y de Biden.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985