Paloma Foto © Instagram Yaima Caballero

Piden 12 años de cárcel para la enfermera acusada por la muerte de la niña Paloma en Cuba

El juicio por la muerte de la niña Paloma Domínguez, tuvo lugar este viernes en La Habana. La madre de la pequeña, Yaima Caballero, anunció que la Fiscalía pide 12 años de prisión para la enfermera que administró la vacuna.

“Ya se le hizo el juicio a la enfermera que mató a Paloma, ella reconoció que hizo todo mal, aunque apenas dijo que estaba arrepentida y que lo sentía mucho porque se acogió al derecho a callar si lo desea... No tengo todos los detalles, esto acaba de suceder ahora mismo”, expresó Yaima en su perfil de Instagram.

“La fiscal le pide una sanción de doce años de privación de libertad por homicidio y lesiones a otros niños y su abogado apeló porque dice que de 5 a 7 años estaría bien porque ella es la mejor enfermera del mundo...", comenta Caballero en su post.

La madre de Paloma indicó que ahora deben esperar 6 días hábiles para conocer el veredicto del caso.

El 9 de octubre del 2019 falleció, en La Habana, la niña Paloma Domínguez Caballero, como consecuencia de complicaciones en su vacunación. Las otras dos niñas vinculadas a este evento se recuperaron y fueron dadas de alta hospitalaria.

El gobierno cubano anunció en un comunicado emitido en noviembre del 2019 que la causa de las reacciones severas de tres menores de edad luego de ser inyectados con vacunas PRS, fue la contaminación con una bacteria del tipo Estafilococo.

El mensaje oficial indica además que “se demostró que la causa de los eventos que presentaron las tres niñas fueron por violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado”.

Uno de los puntos del comunicado expresaba que: "El cuadro clínico presentado por las tres niñas afectadas con el evento adverso se correspondió con un Síndrome de Shock Tóxico, provocado por una bacteria (Estafilococo aureus), aislada en las investigaciones realizadas".

Paloma murió en octubre tras ser inyectada con una vacuna triple vírica en el policlínico "Enrique Betancourt Neninger", en Alamar. "¿Me la mataron y tengo que conformarme con eso?", dijo la madre en el duro momento de la pérdida y desde entonces, pide justicia por la muerte de su hija.

"Estamos muy lejos de estar conformes y mucho menos de pensar que al fin logramos que se hiciera justicia. No encuentro ningún sentido en lo que dicen porque les hicieron saber a mis familiares que el bulbo de la vacuna no ha aparecido y creo yo que en cualquier crimen hasta que no se encuentra el arma homicida, o el instrumento, no se puede llegar a ninguna conclusión", afirmó la madre en un mensaje a CiberCuba en noviembre de 2019.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985