Laura de la Uz Foto © Laura de la Uz / Facebook

Actriz Laura de la Uz pide ayuda para conseguir un medicamento que no hay en Cuba

La popular actriz cubana Laura de la Uz acudió a las redes sociales para pedir un medicamento que no hay en Cuba actualmente, y que una sobrina suya necesita con urgencia.

“Tengo una sobrina con una enfermedad degenerativa, en estos momentos está necesitando de manera URGENTE, CLOBAZAM. Este medicamento está en falta y es parte de su tratamiento diario para evitar los ataques de epilepsia. Por favor, si alguien tuviera y nos puede ayudar. Gracias”, escribió la artista en su muro de Facebook.

Facebook / Laura de la Uz

Horas después, la intérprete eliminó de su muro de Facebook el post y publicó otro en el que anunciaba que ya había conseguido la medicina y daba las gracias por la colaboración.

“A todo el cubano que se ha comunicado conmigo de cualquier forma, les envío todo mi agradecimiento. Los cubanos estamos hechos de una materia distinta y noble. No tengo palabras”, aseguró.

“Se ha comunicado conmigo una muchacha que me quería ayudar y al querer hacerlo, se dio cuenta que su sobrino toma otro medicamento y que en estos momentos tampoco lo tiene. Ya hemos conseguido el Clobazam para mi sobrina a través de dos personas que se comunicaron conmigo, pero si hay alguien que pueda ayudar a Yanet Vega Ramírez por messenger, o a Yanelis Ramírez por la misma vía, necesitan urgente Carbamazepina para su niño. ¡Gracias, muchas gracias a todos!”, agregó.

En los últimos meses han proliferado en las redes sociales las peticiones de ayuda de famosos, quienes sufren la escasez de medicinas como cualquier cubano de a pie en la Isla.

Uno de ellos fue el humorista Ulises Toirac, asmático, quien acudió a la solidaridad ajena para encontrar salbutamol porque, según dijo, en Cuba “no hay ni en los centros espirituales” y “sin salbutamol en spray soy hombre muerto”.

Su petición fue escuchada y a los pocos días publicó “un agradecimiento público, notorio y sumario” a quienes lo ayudaron.

“La publicación del spray de salbutamol movilizó a mucha gente. Unos para desearme salud, otros para brindarme los suyos (hay que tener en cuenta que ha habido una escasez muy grande en las farmacias y brindar el de uno es un acto arriesgado) (...) Obvio que resolviera casi inmediatamente y ya no tengo un spray ¡tengo tres!... ”, afirmó.

También el actor Bárbaro Marín recibió varios sprays de salbutamol gracias al gesto de personas que se solidarizaron con él, tras denunciar que llevaba cuatro meses sin conseguir el inhalador que, pese a estar regulado, “misteriosamente” se acababa nada más entrar a la farmacia.

Incluso Mailén Díaz Almaguer, la única sobreviviente del accidente aéreo de 2018 en La Habana, ha tenido que sufrir la escasez de medicinas que lacera desde hace meses la vida de los cubanos.

Hace varios días la joven holguinera se quejó de que necesita la nitrofurantoína, un antibiótico que se emplea en el tratamiento de las infecciones en las vías urinarias y que no hay en el país.

Su demanda despertó numerosas reacciones en la red.

“Que le falte un medicamento a cualquier cubano o cubana es doloroso, pero que te falte a ti precisamente, que has tenido que pasar por tanto, es sencillamente conmovedor, hiriente y lacerante hasta lo más profundo del alma”, expresó un internauta.

Por su parte, el fármaco que Laura de la Uz requiere es uno de los tantos que escasea en el país desde el año pasado por lo menos. En junio de 2029 entre 40 y 44 medicinas estaban en falta de la red de farmacias, según admitió a la prensa estatal la empresa Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma).

Rita María García, directora de la entidad, explicó que tanto el clobazam como el clonazepam, el nifedipino, el verapamilo y la cortisona, no estarían disponibles para la población, aunque estarían “arribando”, unos a finales de agosto y otros en septiembre.

La ausencia de medicamentos en Cuba existe desde hace mucho tiempo y continúa empeorando. La población debe hacer extensas colas, e incluso a menudo pasar la noche frente a las puertas de las farmacias, para tratar de adquirir el tan necesitado producto. Hay quienes han llegado a tomar medicamentos vencidos.

Los más perjudicados son los enfermos crónicos y los ancianos. Para quienes tienen acceso a Internet esta se ha convertido en una alternativa para resolver lo que el Estado no soluciona.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985