Jafet Castro y Policía de Miami Foto © Captura de video Telemundo

Familiares demandan a la Policía por violento arresto de un joven en Miami

Una familia de Miami planea demandar a la ciudad de Opa-locka y a su departamento de policía por uso excesivo de la fuerza, violación de los derechos civiles y agresión, después del violento arresto el pasado 21 de septiembre de un joven de 19 años.

El valor de la demanda asciende a 5 000 000 de dólares, según el abogado Michael Pizzi, quien representa a la familia.

La policía necesitó 9 minutos para someter al joven sospechoso, Jafet Castro, en el apartamento de su familia en York Street, a pesar de que le comunicaron que el joven parecía haber consumido drogas.

Un dramático video de la cámara corporal incluida en cada oficial de policía como método de prevención de abuso de fuerzas, muestra a varios de los oficiales tratando de reducir a Castro. Lo arrastran por la escalera y lo inmovilizan con cintas de seguridad. Pueden escucharse los sonidos de la pistola Taser y los gruñidos de Carlos mientras lucha repetidamente con los oficiales que intentan detenerlo.

“La policía fue brutal y usó fuerza excesiva sobre el joven... La policía respondió golpeándolo en la cara, golpeándolo con porras al aturdirlo, le dispararon repetidamente como si fuera una pieza de ganado y, luego, los arrastraron por un tramo de escaleras por sus pies. Lo que vi en el video fue completamente repugnante. Todos los ciudadanos estadounidenses deberían enfermarse por ello".

En respuesta a las tensiones que ha generado el incidente entre familiares, abogados y funcionarios del gobierno, el gerente Municipal y director de Seguridad Pública de la Ciudad de Opa-locka, John Pate, emitió una declaración donde aclara que la revisión administrativa de los hechos determinó que todos los policías y supervisores actuaron dentro de la política de la ley y del desempeño de sus funciones.

“Al llegar los oficiales al lugar observaron a Castro enfurecido dentro de la residencia y atado con alambre y cable de extensión. El Sr. Castro rechazó las órdenes de someterse a ser esposado por los agentes en la escena. El sospechoso se resistió violentamente y las técnicas iniciales de inmovilización fallaron, ya que exhibió una fuerza exagerada y resistencia al dolor. Los agentes pasaron al siguiente nivel de fuerza razonable para controlar al sujeto, incluido el uso del dispositivo de control electrónico (ECD), comúnmente conocido como Taser, así como golpes con la palma de la mano", dijo Pate.

“Las tácticas podrían haber sido mejores, pero la violación de las políticas y procedimientos o la fuerza excesiva, basada en las acciones del Sr. Castro, no estuvieron fuera de lugar”, agregó Pate.

La violencia policial ha sido uno de los temas más sensibles en la sociedad norteamericana durante los últimos meses, tras la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis durante un arresto. 

Archivado en:

Abel Fernández

Abel Fernández, graduado de Letras por la Universidad de La Habana, escritor y curador independiente

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985