Cuidados de un paciente de coronavirus (Imagen de referencia) Foto © Depositphotos

Estados Unidos alcanza nuevo récord de casos diarios de coronavirus

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos reportaron ayer viernes más de 85 000 nuevos casos de coronavirus en todo el país, según informa el New York Times (NYT). La cifra rompe el récord anterior, del 16 de julio pasado, cuando se alcanzaron 75 687 casos.

El nuevo récord de contagiados diarios despierta nuevos temores sobre la evolución de la situación en los meses venideros. Los expertos dan por hecho que Estados Unidos se encuentra en medio de una de las oleadas más graves del coronavirus hasta la fecha.

El aumento de casos ha sido constante e inexorable desde principios de octubre, sin una meseta a la vista. Ayer viernes fue el peor día de la pandemia, pero los expertos en salud advierten que el aumento continuará a medida que se acerca el clima frío.

Durante el último mes, el número hospitalizaciones por Covid-19 ha aumentado un 40% y, aunque el número de muertes se ha mantenido estable, los expertos alertan de que a menudo se trata de un indicador que demora en actualizarse.

Según investigaciones en bases de datos hechas por el NYT, los últimos brotes se encuentran dispersos por todo el país. Estados como Illinois y Rhode Island están experimentando un segundo repunte y otros, como Montana y Dakota del Sur, están ahora sufriendo una primera avalancha de casos.

Los datos desagregados son preocupantes. El miércoles Wisconsin tuvo su día más mortífero, con un total de 47 muertes. En la última semana, quince estados han confirmado más casos positivos de coronavirus que en cualquier otro tramo de siete días durante la pandemia. Otros seis habían establecido o empatado récords semanales de nuevas muertes.

La tendencia es “aumento tras aumento, semana tras semana”, dijo el Dr. Tom Inglesby, director del Centro Bloomberg de Seguridad Sanitaria de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins. "No se ha añadido nada a los protocolos que vaya a ralentizar las cosas".

Muchos son los que recuerdan ahora los peores momentos que vivieron de la pandemia. Raymond Embry lo vivió al frente de su pequeña clínica de Arizona. Al principio de la pandemia realizaba unas cinco pruebas de coronavirus al día. El ritmo de crecimiento aumentó por decenas en cuestión de días hasta el aumento el 16 de julio, con 4.192 personas haciendo fila frente a su clínica para realizar las pruebas de coronavirus. Ese día “fue abrumador tratar de encontrar guantes y máscaras”, recuerda ante el NYT, mientras lamenta que se les mintiera diciendo que había EPI’s suficientes para cubrir todas las necesidades de los trabajadores de la salud.

Aunque en los últimos meses hay más tests disponibles, los expertos advierten que el aumento ahora de los casos no podría explicarse simplemente como resultado de realizar más pruebas.  Estados Unidos, por lo que parece, se enfrenta a una segunda ola en la que nadie se atreve a pronosticar su alcance y gravedad.

Número de muertes por COVID-19 podría alcanzar el medio millón en los Estados Unidos en febrero, según estudio

(REUTERS) El número de muertes por COVID-19 podría alcanzar el medio millón en los Estados Unidos en febrero, a menos que casi todos los estadounidenses usen máscarillas, dijeron investigadores el viernes, un día después de que el número de nuevas infecciones reportadas en todo el país se acercó a un récord.

Un estudio del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME) estimó que la pandemia podría cobrarse más de 500.000 vidas para febrero, lo que supone un aumento respecto de la actual cifra de muertes de más de 221.000. La proyección refleja los temores de que el clima invernal más frío lleve a los estadounidenses a permanecer en lugares cerrados, donde es más probable que el virus se propague, y las preocupaciones de que no haya suficientes personas que usen máscaras, dijeron los expertos.

Los casos, hospitalizaciones y muertes se están acelerando a medida que el tiempo frío llega. En todo el país, se informó el jueves de 76.195 nuevos casos, apenas por debajo del récord de un solo día de 77.299 casos informados el 16 de julio, según un análisis de Reuters.

"Nos dirigimos a un aumento muy sustancial de otoño/invierno", dijo el director del IHME, Chris Murray, quien dirigió la investigación. "Esperamos que el aumento crezca de forma constante en los diferentes estados y en el ámbito nacional, y que siga aumentando a medida que nos dirigimos hacia altos niveles de muertes diarias a finales de diciembre y en enero".

Aun así, el número de posibles muertes podría disminuir en 130.000 si el 95% de los estadounidenses se cubre el rostro, dijo el IHME, replicando una recomendación defendida por Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y otros destacados expertos médicos.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, atribuyó el aumento de casos en todo el país al comportamiento de los individuos, diciendo que las reuniones familiares se han convertido en un "importante vector de propagación de enfermedades".

El jueves se reportaron 916 muertes en los Estados Unidos, un día después de que el país registró más de 1.200 nuevos fallecimientos por primera vez desde agosto. Las muertes por COVID-19 han aumentado un 13% respecto a la semana pasada, con un promedio de 785 por día en los últimos siete días.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985