Multa de 2000 pesos y Elier Crespo entregando denuncia en Fiscalía de La Habana. Foto © Facebook / Alianza Afro-Cubana.

Retiran sanciones a cubanos víctimas de violencia policial ante presión de la sociedad civil

Gracias a la presión de la sociedad civil, las autoridades cubanas retiraron una multa de 2000 pesos y una carta de advertencia que se les habían impuesto de manera injusta a una pareja de cubanos, tras hechos de violencia y discriminación por parte de la Policía.

Una publicación en Facebook de Alianza Afro-Cubana explica que la sanción fue retirada ante la acción de la abogada Deyni Terry Abreu, organizaciones y los reclamos en redes sociales. “Gracias a todes los que ayudaron a que se hiciera justicia en este caso de violación”, dice la página.

En la misma, se indica que una queja había sido depositada en horas más tempranas en un buzón de la Fiscalía Provincial de La Habana, ya que por las regulaciones ante la pandemia del coronavirus no hay personal que reciba y firme una copia como constancia de que fue entregada.

Según la denuncia en redes sociales, durante la madrugada del sábado 7 de noviembre, el ciudadano Elier Crespo, miembro de la Alianza Afro-Cubana y su pareja, Yasmany Licea, fueron detenidos por la policía nacional revolucionaria (PNR) en el Parque de la Fraternidad, donde esperaban un transporte para dirigirse hacia su casa.

Es entonces que un oficial se les acerca, le pide el carnet de identidad a cada uno y luego los cachean. Dentro de la mochila que llevaban, se encontraba una botella de ron ya empezada, por lo cual los acusan de infringir el Art.42 inciso (8) del Decreto Ley No. 14 del 2020, que se refiere a las infracciones contra la higiene comunal y las medidas sanitarias para la etapa de enfrentamiento a la Covid-19 en la provincia de La Habana.

Dicho decreto otorga potestad a las autoridades locales para imponer multas de hasta 3000 pesos cubanos, en un país donde el salario medio vigente es inferior a los 1000 pesos mensuales.

Los oficiales, por tanto, asumieron que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la calle sin hacer ninguna comprobación o prueba de ningún tipo. Al verificar los antecedentes, a Crespo le sale una acusación de portar arma blanca, que, en aquel momento, se comprobó que sólo era una navaja suiza, la cual utilizaba siendo cocinero gastronómico de una cafetería de un Centro Comercial del CIMEX, donde aún se encuentra trabajando.

Tampoco se le impuso sanción por esas fechas. Sin embargo, el oficial lo desestimó. Crespo refirió que no se resistieron al arresto ni a ningún procedimiento establecido para estos casos. Ambos fueron conducidos a la Estación Policial Cuba y Chacón en La Habana Vieja. Al llegar a la estación, Crespo, ejerciendo su derecho ciudadano ante el proceder incorrecto de un oficial, le toma el número de identificación (338837) y lo escribe en su móvil. Al percatarse, el oficial lo separa del resto y le recrimina llamándolo “infeliz”.

Seguidamente, a su pareja, Yasmani, lo quisieron obligar a firmar una multa de 2000 pesos por el supuesto delito, pero él se negó. En ese momento, otro oficial le ofende diciéndole: “¿Tú eres hombre o mujer? Deja la mariconería y firma”.

Alianza Afro-Cubana recuerda que la manera de conducirse del oficial, que demostró claros rasgos de homofobia, infringió el Artículo 42 de la Constitución de Cuba que expresa bajo principios de igualdad:

“Todas las personas iguales ante la ley, están sujetas a iguales deberes, reciben la misma protección y trato de las autoridades y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de sexo, género, origen étnico, color de la piel, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana. La violación de este principio está proscrita y es sancionada por la ley”.

Finalmente, le fue entregada una carta de advertencia para Yasmani Licea y una multa de 2000 pesos moneda nacional para su pareja, Elier Crespo. Tanto Crespo como Licea solicitaron luego el retiro de las sanciones, además de exigir una contravención al oficial por su proceder homofóbico.

“Cualquier tipo de violencia policial, sea verbal, física, psicológica es altamente inexcusable. Debe quedar claro que la función policial debe en todo momento observar los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad, así como la prohibición de tratos crueles o degradantes contra cualquier persona”, expresa Alianza Afro-Cubana.

“Esperamos que las autoridades correspondientes tomen medidas frente a la violaciones y abusos cometidos por agentes del orden público contra personas por motivos de su orientación sexual o color de la piel”, concluye.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985