Investigadoras cubanas trabajando en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus Foto © Mesa Redonda / Captura de pantalla

Segunda vacuna de Cuba contra el coronavirus se probó en 20 voluntarios

Soberana 02, la segunda vacuna contra la COVID-19 que desarrollan un grupo de científicos en Cuba, ha sido probada en 20 candidatos, mostrando resultados muy alentadores, según informa el medio oficialista Cubadebate.

En el caso de este candidato vacunal, destaca la intensidad de la respuesta inmune que consigue en muy breve tiempo, aseguró Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay de Vacunas, quien explicó que Soberana 02 es una vacuna conjugada en la que se combinan el antígeno del virus y el toxoide tetánico.

Este tipo de vacunas consiguen producir una potente respuesta del sistema inmunológico contra el antígeno conjugado, “así como una memoria inmune importante”. Según Cubadebate, “la intensidad de la respuesta es tan fuerte que logran funcionar incluso en lactantes pequeños, en quienes el sistema inmune está inmaduro todavía”.

A diferencia de Soberana 01, que se administraría mediante la inyección de dos dosis separadas, el segundo candidato vacunal se inocularía con un solo pinchazo. Luego de haberse estudiado en animales, la eficacia de su inmunidad pasó a probarse en un grupo de 20 voluntarios.

De acuerdo con Vérez Bencomo, este ensayo permitió a los investigadores comprobar que la vacuna provocaba una respuesta inmune muy potente desde la primera semana después de su inoculación en el paciente.

“Estos hallazgos son de tal magnitud que estamos en estos momentos construyendo una estrategia con el comité de innovación del Ministerio de Salud Pública, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos y el Centro Nacional de Ensayos Clínicos, para poder acelerar el avance en los ensayos clínicos”, aseguró el director del Instituto Finlay.

“Como esperamos una respuesta en la primera dosis a las dos semanas, se pudiera acortar los ciclos en las tomas de decisiones”, detalló. “El ciclo final llega a dos dosis a 56 días, pero si se tiene una respuesta inmune a los 14 días que permita tomar la decisión de avanzar a la fase siguiente, se puede hacer lo que han hecho la mayor parte de las multinacionales, que han ido montando una fase sobre otra, a partir de resultados parciales”.

Actualmente, los investigadores están diseñando la estrategia para avanzar a la segunda fase de pruebas, con grupos de control más grandes. En la fase 2a, los grupos estarían formados por unos cien voluntarios, mientras que en la fase 2b, estos grupos estarían integrados por entre 300 y 600 personas. Sin embargo, dada la baja incidencia de la enfermedad en el país, la tercera fase de pruebas es más complicada, ya que debe incluir alrededor de 150 mil personas.

Asimismo, el director del Instituto Finlay reiteró el compromiso de que en el primer semestre del próximo año una parte importante de la población cubana esté vacunada contra la COVID-19. Sin ofrecer cifras al respecto, Vérez afirmó que para el primer semestre de 2021 una parte de los cubanos de la isla habrán sido vacunados.

De momento, el proceso de producción de la vacuna puede garantizar el suministro para las fases de prueba. Según Vérez, Cuba está en condiciones ahora mismo de producir unas 2 mil vacunas semanales, lo cual cubre las necesidades para los ensayos.

Para enero, se espera estar en condiciones de producir unas 150 mil dosis por lote, lo cual alcanzaría para la fase tercera de ensayos clínicos. La intención, dijo Vérez, es estar en condiciones de producir unas 450 mil dosis por lote, una vez esté aprobado su uso para la población en general.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985