Arturo Rey, su esposa y el hijo de ambos, Sebastián Foto © Twitter / Arturo Mario

Joven cubano recuerda a su hijo que murió con solo 3 años por mala atención médica

El cubano Arturo Rey acusó a las autoridades médicas cubanas de ser los responsables de la muerte de su hijo Sebastián, de solo tres años y siete meses de edad, debido a las negligencias de varios especialistas en Pediatría.

"Lo perdimos tras semanas de ir a hospitales y como siempre un pésimo sistema de salud pública en Cuba impidió que hoy estemos juntos", aseguró Rey a través de Twitter para rememorar al pequeño, que hoy tendría 5 años de edad.

Relató el joven cubano que todo comenzó con un dolor de barriga y llevaron al pequeño al hospital pediátrico  William Soler, donde esperaron durante cuatro horas por ser atendidos por un médico.

El especialista diagnosticó que era una mala digestión y cuando los padres del menor de edad solicitaron un ultrasonido éste dijo que eso "era un gasto de recursos".

Aunque no quedaron convencidos, Arturo Rey y su esposa regresaron a casa pero el pequeño continuaba con los malestares -contó- pero regresaron al médico y otro especialista los atendió.

El diagnóstico continuó siendo el mismo y cuando pidieron que se hiciera un ultrasonido la excusa que le dieron a los padres del pequeño era que debían esperar hasta el lunes porque no había personal técnico para realizar ultrasonidos a esa hora en el hospital y que el especialista estaba de misión en otro país.

"Nos quedamos en las mismas", explicó.

Esa misma noche convulsionó y lo ingresaron en el hospital pediátrico de San Miguel, donde lo trataron como si tuviera un catarro y cuando finalmente le hicieron un ultrasonido se supo que tenía inflamación en algunos de sus órganos, pero "como no sabían que tenía sus tratamientos eran variados para ver con cual mejoraba".

Sin mejorar, el pequeño comenzó a recibir algunas transfusiones de sangre y colapsaron casi todos sus órganos.

Explicó el joven cubano que aunque varios especialistas intentaron dar con un diagnóstico certero, ninguno era pediatra porque en La Habana no había ninguno en ese momento ya que se habían ido del país o abandonaron la profesión para buscar mejorías económicas.

El pequeño permaneció ingresado una semana y justo el día que cumplía tres  años y siete meses falleció y dos meses después le dieron el diagnóstico oficial por el cual murió el pequeño Sebastián: síndrome hemofagocítico.

"Lamentablemente sus padres no teníamos un amigo militar y mucho menos el apellido Castro", finalizó.

El manejo debe incluir una sospecha precoz de esta condición clínica y el tratamiento adecuado de la causa subyacente, ya que de esto dependerá la evolución. La mortalidad varía de 20 a 40%, cuando se asocia a infección y aumenta a casi un 100% cuando se asocia a otras causas, especialmente patologías malignas, según un estudio publicado en la Revista Chilena de Pediatría.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985