El escritor Enrique del Risco recuerda la vigencia de El Bobo de Abela en la Cuba de hoy

El escritor cubano Enrique del Risco recordó la vigencia que tienen las caricaturas de El Bobo de Abela para la Cuba actual.

Enrique del Risco Foto © Facebook / Enrique del Risco

El escritor cubano exiliado Enrique del Risco recordó la vigencia que las caricaturas de El Bobo del pintor Eduardo Abela tienen para comentar la situación de la Cuba actual. 

Abela publicó por primera vez una caricatura de El Bobo en 1926 en la revista humorística La semana, pero rápidamente esta se popularizó hasta llegar al Diario de la Marina hasta 1934.

El personaje de Abela es un hombrecillo regordete, mofletudo, con cuatro pelos en la cabeza y con la mirada profunda, pícara o pérdida en lo lejano. El Bobo se caracterizaba por su ironía, por su comentarios sobre la política del país a través de lo que callaba, una forma de evitar la censura durante los años de la dictadura de Gerardo Machado.  

Enrique del Risco compartió en su Facebook algunas de caricaturas de esa época que revelan las similitudes con la Cuba actual, asediada por una dictadura represora y que se encuentra en pleno operativo policial para apagar el clima de protesta e inconformidad que sucedió en la isla tras los hechos de San Isidro

El escritor exiliado recordó una de estas estampas dedicada a la “libertad de expresión”, donde el ahijado del Bobo le pregunta durante una función de teatro: “¿Es verdad Padrino que al público se le permite ya expresarse?”. El Bobo le contesta: “Sí, hijito, ¡cómo no! ¡Aplaude cuanto quieras!”.

Lo que deja claro que no es verdad que exista la libertad de expresión en Cuba. Para Abela, el personaje no tenía un pelo de bobo, pues sugería los males de la sociedad cubana de la eṕoca sin llegar a nombrarlos.     

Otra de las caricaturas compartidas por Enrique del Risco fue realizada en 1933, año de la revolución contra la dictadura de Machado. En esta caricatura se ve al Bobo leyendo la prensa frente al Malecón habanero y en compañía de su ahijado y otra personaje que le dice: “Nos estamos quedando sin turistas, sin dinero, sin sosiego, sin nada. El vacío va a ser completo…”.

“No lo creas, fíjate cómo nos estamos llenando de Historia”, respondió El Bobo en 1933, mientras en 2020 Cuba ha enfrentado una de sus peores crisis económicas debido a la mala gestión del castrismo y el impacto del coronavirus en la isla. 

Sin embargo, ha sido este año cuando por primera vez se han manifestado en Cuba más de 300 personas para reclamar libertad de expresión frente al Ministerio de Cultura el pasado 27 de noviembre, lo que constituyó un hecho histórico.

En otra ocasión, alguien le dice al Bobo en medio de una manifestación en la intersección de las calles habaneras Zanja y Rayo: “¡Pero fíjate que la protesta es de los chinos contra los japoneses...!”. Este le responde: ¿Y qué más da? Algo es algo…”. Lo que habla de la necesidad de manifestarse de los cubanos y salir a la calle aunque sea en una protesta aunque no sea frontal contra el gobierno, de la necesidad de "hacer algo" por movilizar la fuerza cívica de la ciudadanía. 

En una intersección de calles habaneras, Cuba y Chacón, también comenzaron las lecturas de poesía por la liberación de Denis Solís que acabaron con el acuartelamiento y la huelga de hambre en la sede del Movimiento San Isidro. Lo que comenzó "algo" desapercibido se convirtió en una protesta que sensibilizó a una buena parte del país. 

Como sugiere del Risco, el carácter represivo de los gobiernos de la isla no ha cambiado desde los tiempos de la República, aunque el gobierno “revolucionario” se haya encargado de decir lo contrario.

Una mirada a las caricaturas de El Bobo de Eduardo Abela es la evidencia de esa continuidad dibujada por el actual gobierno cubano en temas de libertad de expresión, represión ciudadana, e inconformidad social.   

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba