Omara Ruiz Urquiola, Adrián Rubio y Anamely Ramos Foto © Facebook / Anamely Ramos

Anamely Ramos sobre encuentros con huelguistas de San Isidro: Somos una familia rara, pero familia al fin

Osmani Pardo Guerra y Adrián Rubio, miembros del Movimiento San Isidro, visitaron este 27 de diciembre a varias personas que estuvieron acuarteladas en Damas 955 durante la huelga sostenida hace un mes por activistas cubanos.

La historiadora del arte, Anamely Ramos, una de las acuarteladas en la sede del Movimiento, publicó en sus redes sociales una foto tomanda durante la visita que Adrián Rubio les hiciera a Omara Ruiz Urquiola y a ella:

“Contra viento y marea... Bueno, más bien con viento y marea a nuestro favor, nos estamos viendo. Somos una familia rara, pero familia al fin. Después de unos días, hasta el gato Chichi vino a recibirme”.

Tras el desalojo de Damas 955, Ramos ha permanecido en la residencia de Omara Ruiz Urquiola, donde han sido vigiladas por la policía política, acosadas e imposibilitadas de moverse fuera del domicilio.

Más tarde, el activista Osmani Pardo Guerra visitó a Anyell Valdés Cruz, madre de cuatro hijos, ama de casa que se unió a la protesta pacífica de los de San Isidro a pesar de no conocerlos. La propia Anamely Ramos la consideró, en su muro de Facebook, una “alegría inesperada” y “una mujer valiente”, además, la comparó con los muchos héroes y heroínas anónimas que han engrosado la Historia nacional cubana.

“El pueblo cubano es un pueblo digno, tenemos una historia enorme de heroicidad anónima. ¿Cómo si no hemos aguantado estos sesenta y un años, sin matar la alegría?”, expresó la historiadora y doctorante de la Universidad Iberoamericana (Ibero).

Pardo Guerra visitó igualmente al activista Jorge Luis Arias, el joven de 21 años que estuvo atrincherado en la sede de San Isidro junto a los huelguistas.

Las fotos que documentan los reencuentros entre los activistas han recibido muy buena acogida en las redes sociales. Varios internautas expresan sentir “orgullo de ellos” y “agradecimiento”.

Tanto los miembros del Movimiento San Isidro, como muchos de los manifestantes del 27N frente al Ministerio de Cultura, e intelectuales de diversos ámbitos de la creación como Carlos Manuel Álvarez o Tania Bruguera, han sufrido arrestos domiciliarios arbitrarios, violencia policial, acoso, amenazas e interrogatorios de largas horas sin que medie delito o proceso penal abierto que justifique alguno de esos actos, de ahí que las reuniones de los últimos días entre activistas sea una noticia alentadora.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba